Posts Tagged ‘Casimiro García Abadillo’

Titadyn, el eterno retorno (XXIV) por Rasmo

martes, marzo 8th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXIV) por Rasmo

Señalé en la anterior entrega las dos cuestiones básicas que deben dilucidarse cumplidamente en el marco de mi presente discusión (que se inició tiempo atrás con la cuestión de la nitroglicerina mencionada por Sánchez Manzano y los elementos aducidos por los conspiracionistas para creer que no fue un simple error): Por un lado, las circunstancias relativas a la alusión al Titadyn durante la reunión de la cúpula policial al mediodía del 11 de marzo de 2004, y sus implicaciones. Por otro lado, las circunstancias relativas a los primeros análisis de los Tedax sobre muestras de los focos de explosión de aquel mismo día.

Indiqué también que ambos aspectos tenían una gran relevancia contextual y teórica dentro de la narrativa conspiracionista. Ello es particularmente cierto respecto de la “hoja de ruta” que supuestamente constituye el prólogo de “Titadyn”. Por consiguiente, haré una larga exposición preliminar de dicha narrativa. El objeto de esta (sólo aparente) desviación argumental es precisamente poner de manifiesto (y en todo su impúdico esplendor) el vasto entramado de falacias a las que habrá de enfrentarse mi posterior análisis. En otras palabras, el detallado examen de los dos aspectos antes mencionados se presentará como una refutación cabal de una de esas historietas que forman parte del núcleo del argumentario conspirativo. Conviene, por tanto, prestar atención al relato que se habrá de impugnar.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXII) por Rasmo

lunes, febrero 14th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXII)

(sigue de la entrada anterior)

 

3) “Titadyn con cordón detonante” y 4) El informe desaparecido

El otro dato que se adujo para sustentar la presencia real de la sustancia a la que aludió Sánchez Manzano en la Comisión del 11-M consiste en la referencia al Titadyn en una reunión de la cúpula policial celebrada al mediodía del propio 11-M. Se trata de un episodio que tendremos ocasión de analizar con todo detalle y que está particularmente unido a la cuestión del supuesto primer informe oculto de los Tedax, por lo que, en un primer momento, haré una exposición más bien conjunta (y espero que no confusa) de ambos aspectos, antes de abordar un análisis separado.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXI) por Rasmo

viernes, febrero 4th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXI) por Rasmo

En las anteriores entregas me he detenido en el análisis prolijo de cuestiones que podríamos denominar genéricas, acerca del asunto de las declaraciones de Sánchez Manzano en la Comisión del 11-M y su infausta alusión a la nitroglicerina.

Todas esas consideraciones, examinadas con la atención que merecen, dejan muy disminuida la narrativa conspiracionista. De hecho, cabe aducir que deberían haber acallado la escandalera sobre esa sustancia aun antes de comenzar.

Sin embargo, como ya anuncié, no me contentaré con estas objeciones de principio, sino que examinaré también los datos de hecho invocados en apoyo de la argumentación según la cual, cuando el entonces Jefe de los Tedax mencionó la nitroglicerina, no podía estar equivocándose, sino que reveló un dato cierto (y crucial).

(más…)

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(3-b) EL «LAVADO» DE LAS MUESTRAS»

sábado, diciembre 25th, 2010

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(3-b) EL «LAVADO» DE LAS MUESTRAS»

Es el momento de volver atrás y recordar que Alfonso Vega había puesto sobre la mesa que la existencia de sulfato amónico y fosfato de ácido de amonio -muy solubles en agua- indicaban que la muestra 6-12-A (trozo de tela) no había sido lavada en su totalidad. Gómez Bermúdez, en todo caso, no lo había olvidado:

JUEZ GÓMEZ BERMÚDEZ: … ¿Están todos de acuerdo en que si aparece sulfato amónico no han podido ser lavadas?

PERITOS: Sí. [varios peritos, no todos].

MINISTERIO FISCAL (ZARAGOZA): ¿Están de acuerdo?

PERITO CARLOS ROMERO: Pero… pero en la única muestra, en la M1, eh? en la M1.

MINISTERIO FISCAL (ZARAGOZA): Y en la M 6-12 A.

JUEZ GÓMEZ BERMÚDEZ: Hay alguna… la pregunta.

PERITO CARLOS ROMERO: La M 6-12 A no tiene… Es que el polvo de extintor es el que tiene el sulfato amónico y el fosfato de ácido de amonio. Es decir, por tanto, es un componente de los polvos de extintor

MINISTERIO FISCAL (ZARAGOZA): ¿Y por qué aparece?

PERITO CARLOS ROMERO:… que no ha estado presente cuando se produce la explosión ¿entiende? Yo entiendo, yo personalmente, no sé si los demás compañeros lo suscriben, que cuando se produce la explosión esa muestra estaba dentro del extintor. Es decir cuando, alguien, quien sea, ve un foco encendiéndose [sic] va con el extintor y apaga…

JUEZ GÓMEZ BERMÚDEZ: Ya; pero no le está preguntando ahora eso, ahora le está preguntando sobre la 6-12- A, que es un trozo de bolsa azul del coche 241 del tren del Pozo. ¿Ahí aparece, según acaban de exponer, sulfato amónico e hidrógeno fosfato amónico, y están todos de acuerdo en que eso no ha podido ser lavado porque no aparecerían esos componentes?

PERITO CARLOS ROMERO: Hombre, si le han aplicado, efectivamente, un polvo de extintor, también para apagarlo, pues también puede ser que aparezca.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XX), por Rasmo

viernes, diciembre 17th, 2010

Titadyn, el eterno retorno (XX)

Creo haber mostrado de manera suficientemente plausible, en la entrega precedente, la evidencia sobre el tipo de Titadyn con el que contaba ETA en fechas anteriores al 11-M. Señalé las razones por las que podía asumirse que dicha organización terrorista había utilizado dinamita de dos tipos: Titadyn 30 A, fruto de un robo en Plévin en septiembre de 1999, y Titadyn 30, robado en marzo de 2001 cerca de Grenoble.

Pero, dentro de la sección 2.A), quedaba una última cuestión: ¿Qué pasa con el Titadyn de Cañaveras? Me refiero a la dinamita intervenida en una de las  dos furgonetas conducidas por los etarras Irkus Badillo y Gorka Vidal en la denominada “caravana de la muerte”, interceptada en la madrugada del 29 de febrero de 2004 cerca de Cuenca. Se trata del explosivo que los principales comentaristas tienen en mente cuando hablan de “Titadyn”. De hecho, la muestra de Titadyn examinada en la pericial del juicio procedía de esa incautación y fueron Irkus Badillo y Gorka Vidal dos de los tres etarras llamados a declarar.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XIX) por Rasmo

sábado, diciembre 11th, 2010

Titadyn, el eterno retorno (XIX) Por Rasmo

Terminé mi anterior entrega señalando cuán fácil resulta recopilar información que permita disipar ese manto de misterio incomprensible que los conspiracionistas arrojan sobre la conducta de los Tedax consistente en enviar una muestra de Goma 2 ECO para cotejar con la del explosivo hallado en la Kangoo. Espero justificar ahora que ese comportamiento no tenía nada de inexplicable.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XVIII) por Rasmo

lunes, diciembre 6th, 2010

Titadyn, el eterno retorno (XVIII) por Rasmo

Concluí la anterior entrega señalando tres de las imputaciones más rastreras que, de manera oportunista, se le volvieron a hacer a Sánchez Manzano con ocasión del embrollo de la nitroglicerina. Discutí las dos primeras y me faltaba por abordar la más importante, relacionada con la metenamina. Sobre esta sustancia ya he hablado largo y tendido, como cualquiera que me haya acompañado hasta aquí habrá podido observar. Intentaré ahora no repetirme demasiado, aunque el asunto da para tanto que no podré evitar explayarme de nuevo.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XVII) por Rasmo

miércoles, noviembre 24th, 2010

Titadyn, el eterno retorno (XVII) por Rasmo.

Seguimos con el enjundioso asunto de la palabra mágica (“nitroglicerina”) mencionada por Sánchez Manzano en la Comisión del 11-M.

Repasando las ediciones de El Mundo de aquellos momentos (11 de julio de 2006, fecha de la “revelación”, y días siguientes), y atendiendo a la evolución del discurso conspiracionista de otros allegados entonces y con posterioridad, me llama la atención la tozudez con la que se niega o desacredita la posibilidad de que esa infausta alusión del Jefe de los Tedax no fuera otra cosa que un simple error.

Las razones aducidas para la duda por los enemigos de la versión oficial me parecen tan peregrinas y autorreferentes, acompañadas de no pocas dosis de la habitual barrabasada interpretativa, como para preguntarme dónde ha quedado aparcada la cordura en todo esto. Así, por ejemplo, cuando -en respuesta a la ruidosa portada del día 11 de julio- la fiscalía se apresuró a indicar que ningún informe o documento del sumario hacía la menor alusión a la nitroglicerina (con la lógica inferencia de que la declaración verbal de Sánchez Manzano era una evidente equivocación), El Mundo despliega su refinado duende periodístico para anunciar que ello “confirma que el dato clave que dio Manzano no está en el sumario” (M. Marraco, 12.7.06). Es más (editorial, EM, 12.7.06):

La Fiscalía de la Audiencia Nacional -es decir, Olga Sánchez; es decir, Javier Zaragoza; es decir, Cándido Conde-Pumpido; es decir, el Gobierno- emitió ayer una nota supuestamente dirigida a desmentir la rigurosa información publicada por este periódico sobre las contradicciones en torno al tipo de explosivo que estalló en los trenes. Pues bien, esa nota no sólo no refuta ninguno de los datos de EL MUNDO, sino que corrobora el más esencial. Dice la Fiscalía que «no existe ningún dato, indicio o prueba, directa o indirecta, en la causa penal que avale la afirmación de que había nitroglicerina entre los restos de las explosiones que se produjeron en los trenes». Lo mismo nos llamó la atención a nosotros […].

De modo que, siguiendo una inveterada tradición autocomplaciente, la lectura de El Mundo es que…

…la nota emitida por la Fiscalía de la Audiencia Nacional puso formalmente de relieve la contradicción entre la versión del jefe de los Tedax y el contenido del sumario –confirmando lo publicado por este periódico […] (editorial, 13.7.2006)

(más…)

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(2) UNOS PRINCIPIOS MUDABLES

jueves, octubre 14th, 2010

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(2) Unos principios mudables 

Quisiera pedir disculpas por adelantado por la prolijidad y el lento avance que van a caracterizar las entradas de esta serie.

El caso es que, como pudimos comprobar en la Vista Oral, las afirmaciones de los peritos conspiracionistas –en muchos casos poco científicas, o al menos discutibles; a veces, incluso claramente malintencionadas- fueron aceptadas a priori por el Tribunal al mismo nivel de credibilidad que otras más lógicas o con mayor nivel científico; al mismo tiempo, Gómez Bermúdez evitó en todo momento que el juicio se convirtiera en un debate de Física o Química o en una polémica entre sabios acalorados (lo que por supuesto es absolutamente razonable) cortando rápidamente cualquier deriva fuera de los estrictos márgenes del Derecho y centrando todo en demostrar la culpabilidad o inocencia de los acusados. Y tras el Juicio del 11-M, las entrevistas, los artículos y el libro publicados por los medios conspiracionistas han quedado sin respuesta, quizás por hartazgo del resto de peritos o por miedo a sufrir campañas de descrédito por parte de dichos medios, como ha pasado en otras ocasiones.

Debido a esta falta de respuesta, la sensación que ha calado en la opinión pública –incluso en gente de buena formación científica- es que las opiniones de Iglesias y los suyos son tan buenas como las de los peritos oficiales. Que en la Vista Oral se llegó a una especie de empate entre dos teorías (la contaminación de las muestras y la presencia de Titadyne en los focos de explosión) más o menos con la misma carga probatoria.

Así las cosas, y dado que muchos de los potenciales lectores pueden no estar excesivamente informados sobre el juicio del 11-M, y haber olvidado la formación científica que recibieron, juzgo necesario ir a pasito de tortuga en el análisis de las declaraciones de los peritos conspiracionistas, para mostrar, desde lo más sencillo, cómo sus teorías se construyen sobre la nada: sobre falsedades, inexactitudes y, básicamente, consisten en negar lo que diga el enemigo. Vamos a ello.

(más…)

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(0) INTRODUCCIÓN

lunes, septiembre 13th, 2010

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(0) INTRODUCCIÓN. El moderno Galileo

Galileo Galilei, nacido en Pisa en 1564, murió en Florencia en 1642, cerca de cumplir los 78 años.

Es conocido por su genio científico, que ha hecho que se le considere el “padre de la Astronomía”, “padre de la Física” y, con Francis Bacon, fundador del moderno método científico.

Sin embargo, en la cultura popular es mucho más conocido debido a su famoso enfrentamiento con la Iglesia –en realidad con el Tribunal del Santo Oficio, o Inquisición- por su defensa de las teorías heliocéntricas. Galileo, que había recibido la orden de no enseñar sus ideas sobre la configuración del Sistema Solar y el Universo como hechos comprobados, sino como meras hipótesis, fue juzgado en 1633 por la publicación de “Diálogo sobre los principales sistemas del mundo«; libro que, pese a haber superado la censura, fue aprovechado por sus enemigos para atacarle y provocar su condena. Durante el proceso, Galileo fue amenazado de tortura para forzar su confesión, ya que las pruebas contra él eran demasiado endebles para lograr una condena directa. El científico -anciano, medio ciego y cansado- acepta confesar “sus errores” y abjurar, para evitar la tortura y con promesas de un trato benevolente. Según la tradición, basada en los escritos de un ilustrado italiano llamado Giuseppe Baretti, Galileo pronunció la frase “Eppur si muove” (…y sin embargo, se mueve) tras su abjuración. Sin embargo, resulta altamente improbable que esas palabras se pronunciaran realmente –al menos durante la abjuración- puesto que no se cita a ningún testigo que pudiese oírlas, si lo dijo en voz baja, y resulta muy difícil creer que Galileo se atreviese a desafiar a los inquisidores gritando tan imprudente desafío

(más…)