Acuse de recibo (y IV)

Querido Don Luis Del Pino:

Ya estamos en la cuarta y última parte de su particular versión de las «cartas marruecas». Comencemos. Dice usted:

Vamos a suponer que, como dice el Auto de Procesamiento, los atentados fueron cometidos por «una célula islamista local inspirada en Al Qaeda» que actuó en represalia por la Guerra de Irak y que utilizó para sus fines a la subtrama asturiana (como suministradora de explosivos) y a diversos delincuentes del mundo de la droga (en tareas de transporte y logística). Aceptémoslo y vamos a fijarnos en uno de los detalles más curiosos e inexplicables de las investigaciones.

Habría algunos reparos que hacer sobre la represalia por la Guerra de Irak, pero vale, aceptémoslo porque no es relevante para el argumento que viene.

* Sabemos, porque así nos lo dice la versión oficial, que las bombas del 11-M fueron montadas en una casa de Morata de Tajuña.
* Sabemos que esa casa es propiedad de Mohamed Nidal Acaid, que está en la cárcel desde 2001 por su relación con Al Qaeda y fue condenado hace unos meses por pertenencia a esa organización terrorista.
* Sabemos que esa casa sólo ha sido alquilada en dos ocasiones: la primera de ellas a una persona que está en la cárcel en Marruecos por su presunta relación con los atentados de Casablanca y la segunda a Jamal Ahmidan, El Chino, pocos meses antes del 11-M. Es decir, las dos únicas veces que se alquiló esa casa, los inquilinos eran sendos presuntos terroristas.
* Sabemos que, las dos veces que se alquiló la casa, los intermediarios fueron dos sirios cuyas relaciones tanto con Abu Dahdah (jefe de Al Qaeda en España) como con varios de los miembros de la trama del 11-M están constatadas.

Sin embargo (y aquí viene lo curioso), sabiendo todo esto, ni la Policía, ni la Fiscalía, ni el juez, han querido tirar de ese hilo: ni el dueño de la casa de Morata, ni los intermediarios, han sido procesados en relación con el 11-M.

Señor Del Pino: no puedo creer que nos lo haya puesto tan fácil. Su argumento es absolutamente delirante. Supongo que está de broma… O no. Con usted nunca se sabe.
Preste atención. Voy a informarle de cómo funciona el Estado de Derecho en una democracia.

Para imputar a alguien de un delito de colaboración, que es de lo que estamos hablando, se tiene que demostrar que esa persona cometió el acto a sabiendas, con-conocimiento de causa. Si no se puede demostrar esto, no se puede demostrar el delito. Si usted le presta su coche a un amigo y ese amigo lo usa para transportarse al sitio donde asesina a alguien, usted no tiene culpa ninguna, a menos que la Policía logre demostrar que usted sabía que se iba a cometer el asesinato. Cosa harto difícil, como podrá usted comprender.

Si la Policía o el juez NO pueden demostrar que la mujer –porque quiero creer que se le ha «olvidado» el dato de que la persona que alquiló al casa fue la mujer del dueño, Mohamed Needl Acaid alias «Nidal»– alquiló la casa a Ahmidan con conocimiento de que iba a preparar las bombas, ni a la mujer ni a nadie se le puede imputar nada.

¿No le parece entonces que lo más razonable (navaja de Occam) es pensar que justamente eso fue lo que pasó? Sabemos que se llamó a declarar a los intermediarios del alquiler -el hermano de Nidal y un tal Walid- y se les dejó en libertad. ¿Que es posible que esa gente supiera algo? Pues sí, es posible. ¿Que se puede demostrar? Pues no, en primer lugar porque es muy difícil, y en segundo porque si se pudiera demostrar, lo lógico es que no se les hubiera dejado en libertad.

Curiosísimo su doble rasero, señor Del Pino. Si en el «caso Zougham» se rasga las vestiduras porque supuestamente no se puede probar su participación en el atentado, aquí cambian las tornas, y una falta de imputación se vuelve «un dato curioso». Este doble rasero es por lo demás típico de ustedes los conspiracionistas.

Dicho lo cual, te planteo la pregunta: ¿se te ocurre alguna razón, querido defensor de la versión oficial, para que no hayan sido ni siquiera procesados ni el dueño de la casa de Morata de Tajuña (que es miembro de Al Qaeda), ni los que intermediaron en el alquiler sucesivo a dos presuntos terroristas?

Pues claro que se me ocurre. Ausencia de pruebas. Garantías procesales. In dubio pro reo. Vigencia del Estado de Derecho. Lo impresionante es que a usted no se le ocurra una explicación tan evidente.

Puesto que no ha sido procesado, el dueño de la casa de Morata de Tajuña no tiene, según la versión oficial, nada que ver con los atentados de Madrid. Es decir, según la versión oficial, el atentado es obra de «un grupo local inspirado en Al Qaeda», pero el que las bombas se montaran en la casa de un miembro de Al Qaeda es pura casualidad. ¿De verdad te tragas eso, querido defensor? Porque, si eres capaz de pasar por ahí, entonces es que has perdido la objetividad hace mucho tiempo.

Esto es otro error como un piano. Confunde usted «no poder probar X»•con «afirmar no (X)», una falacia tan impresionante y obvia que no alcanzo a entender cómo, utilizando este tipo de pensamiento, se tituló usted en una rama de ciencias. Todo el mundo medianamente ducho en lógica (o en Derecho) sabe que no es lo mismo, Del Pino, ser incapaz de probar que O.J. Simpson mató a su mujer que afirmar contundentemente que no lo hizo.

El sumario NO dice que el dueño de la casa no tenga nada que ver. NO dice que sea «casualidad» que las bombas se montaran en casa de un miembro de Al Qaeda. Simplemente, no se pronuncia sobre el tema porque no tiene pruebas.

Repito, esto es tan elemental y tan evidente que apenas puedo creer que haya dedicado usted un artículo entero de su bitácora para argumentar tal despropósito. No es cuestión de tragarse nada, Del Pino. Es cuestión de saber un mínimo de lógica y de funcionamiento del Estado de Derecho, qué diablos.

Déjame que te haga la pregunta de otro modo: puesto que lo que se nos ha querido vender es que los atentados son obra de musulmanes fanáticos, para los creadores de la versión oficial hubiera sido tremendamente útil procesar al dueño de la casa de Morata. Hubieran podido decir a la opinión pública: «El hecho de que las bombas se montaran en la casa de un miembro de Al Qaeda demuestra que fue Al Qaeda quien organizó los atentados». Sin embargo, a pesar de que esa baza es tremendamente potente, los creadores de la versión oficial se han visto obligados a no jugarla.

Asomando el plumerillo ¿eh? Vamos a ver, ¿cómo es eso de «para los creadores de la versión oficial»? ¿Quiénes son esos? ¿El poder judicial? ¿La policía? Usted supone sin haberlo probado la existencia de un demiurgo que desde la oscuridad ha tejido una mentira. Pero ¡si es eso precisamente lo que usted tiene que probar! ¡No puede suponer la existencia de unos supuestos «creadores de la versión oficial» para probar la existencia de la conspiración! Esto es una petitio principii, un argumento circular como una casa!

Lo mismo puede decirse de las «bazas». Usted afirma sin demostrar que la acusación inexistente contra Nidal es una «baza» de los conspiradores. ¡Pero para considerarla una «baza» tiene que probar la existencia de la conspiración! Si no hay conspiración esto no es una «baza», es simplemente lo que hemos dicho arriba, el funcionamiento normal de un Estado de Derecho. Nuevo razonamiento circular, o más bien el mismo reexpresado: intenta convencernos de que hay una conspiración… asumiendo como premisa, sin demostrarla, que hay una conspiración. Genial. Es usted un lince de la lógica.

¿Se te ocurre alguna razón para ello, querido defensor? ¿Qué puede haber tan terrible al otro lado del hilo para que renuncien a tirar de él? ¿Quién o qué hay al otro lado del hilo, además de ese miembro de Al Qaeda?

Esto ya es de traca. Como los conspiradores no cumplen con sus expectativas, tiene que haber una razón terrible para ello. Es el argumento de un niño: Como el monstruo no vino a devorarme anoche, algo terrible tiene que haberle pasado, porque si no hubiera venido seguro. Oiga, Del Pino, ¿y si el monstruo no existe? ¿Conoce usted el término «navaja de Occam»?
Otra vez, algo típico del pensamiento irracional. En vez de la explicación racional, que el monstruo no existe, intenta justificar la AUSENCIA de algo que, según su lógica, tendría que pasar, con una explicación ad hoc: Hay algo terrible al «otro lado del hilo»; se inventa un hilo y se inventa algo terrible. Sin pruebas, faltaba más. Una explicación ad hoc, por si no lo sabe, es la que, inventada sobre la marcha y solamente aplicable a un caso específico, intenta.

Nuevamente una falacia enorme cimentada en una premisa no demostrada, la existencia de la conspiración. Y nuevamente circular, porque sigue intentando convencernos, a partir de la existencia indubitada pero no argumentada del monstruo, de que el monstruo existe, lo que pasa es que no podemos verlo. ¿Se acuerda del unicornio en el garaje? Pues es esto lo que usted está haciendo.

Me dices que estás sinceramente convencido de que la versión oficial es cierta. Y yo te creo. Pero entonces, ¿a qué esperas para ayudarnos a exigir que nos expliquen por qué se ha dejado de lado el vínculo más directo con Al Qaeda?

¿O es que tú tampoco quieres saber qué es lo que hay al otro lado del hilo?

No, no. Estamos sinceramente convencidos de que el Estado de Derecho funciona en España, de que la verdad judicial será la verdad.

Déjame que me despida de ti recordándote una cosa: el día 11 de marzo, alguien asesinó a 192 españoles. Y, por el rumbo que van tomando las investigaciones oficiales, cada vez está más claro que tratarán de cerrar el tema echándole el muerto a los muertos de Leganés (no tienes más que analizar a quién han procesado y cuáles son las imputaciones contra cada uno). Es decir, piensan dejar para los misterios de la Historia tanto la identidad del «cerebro» de los atentados, como muchos detalles de la operativa de los mismos. ¿Vas a permitir que eso suceda? Si crees en la versión oficial, demuéstralo exigiendo que se extraigan todas las consecuencias de la misma. Exigiendo que se investigue la casa de Morata, exigiendo que te aclaren quién de los islamistas fue el «cerebro» del atentado, exigiendo que te expliquen quiénes (con nombre y apellidos) cometieron negligencias, exigiendo que te cuenten qué fue lo que hizo, exactamente, cada uno de los implicados.

Muy interesante. Hasta ahora no había leído una declaración tan sincera de falta de fe en el Estado de Derecho español y en particular en el Poder Judicial. Usted asume que el tribunal respaldará a Del Olmo, que el Supremo resolverá los recursos en el mismo sentido, que el Constitucional no verá motivos para invalidar las sentencias, que Estrasburgo hará lo propio.

¿Se da cuenta de la cantidad de jueces que está acusando implícitamente de prevaricación? ¿Todos van a prevaricar? ¿Del Olmo, los tres magistrados de la Sala Penal de la Audiencia Nacional, el Supremo, el Constitucional, el Tribunal de Estrasburgo, que ni siquiera es español y no tiene un interés político en el asunto? ¿Todos cómplices? ¿Todos, incluyendo los jueces nombrados durante el gobierno del PP? ¿Se da cuenta a qué nivel llega su paranoia y su falta de fe en el sistema judicial?¿Se da cuenta que usted, sin pruebas, predica a todo el que quiere oírle, de forma por demás irresponsable, que las instituciones más básicas del Estado de Derecho no funcionan? ¿Qué le distingue a usted de un anarquista o cualquier tipo de revolucionario?

Por lo demás, increíble que usted me pida que exija que se lleve el sumario hasta sus últimas consecuencias. ¡Por supuesto! Pero además de que esas consecuencias no son las que su afiebrada mente le dicta, Del Pino –ya lo hemos visto–, ¡aplíquese usted el cuento, hombre! Lleve hasta sus últimas consecuencias sus delirios. Cuente, por ejemplo, el número de implicados mínimo en la conspiración. Díganos cómo, perteneciendo a cuerpos distintos, sin mando único, se coordinan todos con una precisión de relojería, sin que sus colegas ni sus jefes sospechen nada. Díganos cómo se planifica una conspiración como ésta en ocho horas (el tiempo entre las explosiones y el hallazgo de los detonadores de la Kangoo). Dénos antecedentes de atentados similares, en los que se maneja a un Ministro del Interior y a jueces de instrucción (en plural, han sido varios) como si fueran marionetas. Explíquenos por qué nadie fuera de España cree los delirios conspiracionistas. Cuéntenos por qué ha sido incapaz de traer a la palestra el testimonio de un solo experto neutral, sobre ningún tema. Extraiga las conclusiones sobre su fábula de Leganés, incluyendo la tecnología con la que se engaña a 200 policías, una docena de ellos de un cuerpo de élite, haciéndoles creer que están vivos siete muertos. Sí, Del Pino, lleve sus delirios hasta sus últimas consecuencias. Hágalo, le emplazo.

Porque yo no sé lo que sucedió el 11-M, pero resulta que tú tampoco, más allá de vagas explicaciones sobre muchos islamistas que odiaban a Aznar y de los que no se sabe muy bien qué fue lo que hizo cada uno. ¿Qué tal si nos ayudas a pedir que nos expliquen, de una vez, la masacre, aunque sea desde el punto de vista de la versión oficial? Creo que todos los españoles nos lo merecemos. Incluido tú.

Por supuesto que nos lo merecemos. Y por ello el sumario es público cuando se cierra, los juicios orales son públicos, existen abogados defensores para impugnar la «versión oficial» (que nosotros llamamos sumario), existen garantías procesales y la posibilidad de recurrir la sentencia. No necesito pedir que me expliquen la masacre. Lo están haciendo y lo harán los tribunales. Se llama Estado de Derecho, Don Luis del Pino. Apréndase ese concepto.

22 Responses to “Acuse de recibo (y IV)”

  1. Capitan B. dice:

    Un magnífico artículo, como de costumbre.

    Yo al principio pensaba que Luis del Pino mantenía una línea argumental coherente dentro de todo el delirio conspiracionista, pero hace tiempo que me di cuenta que Luis del Pino es, en realidad, tan jeta como Casimiro García Abadillo o Múgica o Pedro Jota. Les suda conocer la verdad, su único objetivo es crear duda y desconfianza en el estado de derecho para que cuando salga la sentencia mucha gente piense que «se le está ocultando la verdad, no se ha investigado, etc.»

  2. Valdemar dice:

    He leído los últimos comentarios sobre el ácido bórico y me parece increíble que se le pueda dedicar tanto tiempo a una cuestión tan peregrina, y conste que lo digo con admiración hacia las personas que son capaces de ello. Hasta las 15:00 de hoy, la consig.. estooo, la tesis es que la importancia no está en el ácido bórico encontrado, sino en que hubiese un supuesto informe eliminado. Ruego que alguien sea tan amable de informarme si la realidad ha vuelto a cambiar, como suele ser habitual.

  3. Valdemar dice:

    Informarme de si… perdón

  4. Flashman dice:

    En otro foro un peón negro decía estar convencido de que a Del Pino le acabarían dando el Pulitzer…

    No se que droga les dan pero parece buena…

  5. Agnor dice:

    Lo mismo ha esnifado ac. bórico XD

  6. Valdemar dice:

    Si no fuese por lo que es sería hilarante. Algunos de estos señores proponen al mismo tiempo una teoría y su opuesto con una fertilidad (y pasmosa naturalidad) que haría palidecer de envidia al mismísimo Julio Verne. Todo ello sin pruebas, como es natural. Me dejaré llevar por el lado oscuro de la fuerza y, con mi proverbial ignorancia, dejo un par de cuestiones, al más puro estilo Del Pino, por si alguien tiene la bondad de aclarármelas.

    a) ¿Se cita el celebérrimo informe del instituto nacional «Los Alamos» en la bibliografía del borrador?

    b) ¿Por qué si, como sibilinamente insinúa EM, el primer informe fue manipulado, no se ha recibido ni una queja por parte de los tres peritos que lo redactaron? ¿Están en el ajo?

    Por cierto, que aún estoy a la espera de que algún alma caritativa me explique como se come el pot pourri conspiranoide con la aparición de un vídeo reivindicativo de los atentados donde salen los suicidas de Leganés y del posterior reconocimiento de la autoría por parte de Al-Qaeda de boca del mismo Ben Laden. Estoy convencido de que no me defraudarán.

  7. Ikke Leonhardt dice:

    Va cobrando fuerza la teoría de que los pelanas estaban en el ajo, después de todo. ¡Y tan buenos que parecían!

  8. Flashman:

    Es que hay un Pulitzer de Periodismo… pero también hay uno de ficción. 😉

  9. Fumanchu dice:

    La conclusion logica de que los tribunales sean prevaricadores es que posiblemente todos los presos de ETA esten acusados injustamente.

  10. Pandemonio dice:

    A las víctimas de la LOGSE y a los incultos en general conceptos como «alegoría», «simil» y «metáfora» les vienen grandes. Y no creo que Luis del Pino tenga tiempo para explicártelo. Él tiene cosas más importantes que hacer.

  11. ZP dice:

    Hay que trincar todo lo que se pueda compañeros que Amedo.. digo Trasorras esta empezando a cantar y esto se acaba.

    Yo de momento ya me he llevado la cubertería de plata de La Mareta.

  12. Name and email address are required dice:

    A las víctimas de la LOGSE y a los incultos en general conceptos como “alegoría”, “simil” …

    Símil lleva tilde, pedazo de inculto…

  13. fernando bardamu dice:

    Esto de la conspiración sociata-policiaco-marroquí contra el insigne prócer y faldero predilecto de G. W. Bush, además de despedir cierto tufo a naftalina franquista (recordemos la célebre conspiración judeo-masónico-izquierdista, con la que el invicto matarife se despidió de su público en la plaza de Oriente), empieza a ser un tema para psiquiatras, mas que para discusión política.

    Si hay que creer a los teóricos de la conspiración, los Acebes, Zaplana y demás intelectuales de la cúpula del PP, antes y después del 11-M los servicios de inteligencia, la policía, la Guardia Civil, la judicatura, el PSOE, los terroristas de ETA, narcos de medio pelo, traficantes de dinamita y varios servicios de inteligencia extranjeros, actuaron concertadamente para volar unos trenes en un momento político delicado y/o colaboraron en ocultar la autoría intelectual o material de estos hechos.

    La primera pregunta que debería plantearse cualquier defensor de esta teoría es si los responsables políticos del Gobierno del PP, defensores entusiastas de la teoría, eran tan estúpidos como para permitir que se fraguara un enredo de dimensiones galácticas ante sus propias narices sin enterarse de nada. Si la respuesta es afirmativa, quedaría acreditada la oceánica estupidez del señor Acebes, director de escena de toda esta comedia, así como de sus mandos policiales de confianza, de sus servicios secretos, etc., y podríamos pasar a discutir el tema, pero evidentemente, no con el patético señor Acebes, que sigue exhibiendo su triste papel de burlado en su escaño del Congreso y en sus conferencias de prensa como si la cosa no fuera con él, como si él no hubiera sido el jefe de todos los investigadores durante el mes y medio largo que siguió al 11-M, en el que se establecieron todos los hechos fundamentales recogidos en el sumario.

    Igual que los atentados de Londres lo fueron contra su amigo Blair, el 11-M fue la represalia de Al-Queda contra el gobierno de Jose María Aznar. Este engominado caballero, maestro de la chapuza y de la improvisación mas rastrera, por mas que su coro de lameculos mediáticos le haya fabricado una vitola de seriedad tecnocrática, cuando se creyo llegado a la cumbre de su carrera se lanzó a emular a los responsables del desastre de Annual y se metió de hoz y coz en una guerra a la que nadie le había llamado, y todo, según los malpensados, porque Jacques Chirac no le hizo las reverencias que se supone corresponden por derecho propio a un veraneante de Quintanilla de Onésimo.

    Si previamente se ha proclamado urbi et orbe la doctrina de la «guerra contra el «terrorismo»», un gobernante prudente debería haber evaluado los riesgos que toda guerra supone, empezando por el mayor de ellos: el rechazo frontal y masivo de la población a la que se va a enviar al frente. Porque el señor Aznar debe tener de la guerra la misma idea que extrajo de los tebeos patrioteros que leyó en sus tiempos de flecha en el Frente de Juventudes. Por lo visto, la idea de que el frente, en las guerras modernas, está en todas partes y la población civil está tan expuesta como los combatientes, no le debía de resultar familiar al ilustre prócer. Y tampoco parece familiarizado con la idea de que en la guerra no cabe esperar que el enemigo, y menos aún uno como Al-Queda, respete las convenciones de Ginebra y menos aún si el propio bando tampoco las respeta, como se está viendo estos dias en el parlamento y en instancias judiciales europeas.

    Pero esto no tiene importancia. Lo importante, lo esencial, es ESPAÑA, con acento en todas las sílabas. Los españoles, eso ya es materia contingente. La derecha española siempre ha sido generosa con la sangre de su pueblo, en Annual en 1921 o en Madrid en 2004. Cambiamos de fantoche pero no de vicios políticos y menos aún del mayor de ellos: la incompetencia, la falta de preparación, de planificación y de evaluación de las posibles consecuencias de nuestros actos. Si todo sale mal, la culpa es del moro asesino, no del imbécil que se presentó en su casa con el soldadito español con la bayoneta calada. E igual que en la resaca de Annual hubo que echar abajo un gobierno parlamentario para tapar las verguenzas de la derecha militarista e incompetente, pues ahora hay que echar abajo un gobierno elegido por ciudadanos cabreados con este engallado botarate y sus secuaces meapilas y hay que echarlo abajo para tapar las verguenzas del incompetente, imprudente y mentiroso señor Aznar. Esto es el fondo de la cuestión del 11-M. Lo de quien pagó a Trashorras o lo que dijo el cuñado del moro X o del chivato Z, el tippex de Pedro Jota, la goma tres, la titadyne, la mochiola de Atocha, el coño de la Bernarda, el niño de la bola, la radio de los curas….etcetcetc… bobadas para imbéciles carnaza para memos, tapaderas para el payaso que no tiene el coraje y la decencia de decir: «me equivoqué, perdonen y adios».

    Seria la primera vez que un jerifalte de la derecha española, fracasado, como todos ellos, reconociera sus estupideces.

  14. laurel dice:

    Espero que ahora sí aparezca este mensaje como el último enviado cronológicamente. Este es el segundo que envío. El anterior no lo recoge la página principal. Seré paciente.

  15. laurel dice:

    Hay dos mensajes posteriores al del 13
    Says: Septiembre 27th, 2006 at 2:14

    1. 14 Says: Septiembre 27th, 2006 at 3:20
    2. Este que estoy enviando ahora.

    ¿Por qué no se registran los posteriores al 13 en la página principal? Me pregunto.

  16. laurel dice:

    Ahora sí se ven los mensajes posteriores al 13 en la página principal. Desaparecen, pues, misterios, enigmas y laberintos. Nada que cuestinar. Sin duda.

  17. bardamu dice:

    13
    fernando bardamu Says:
    Septiembre 27th, 2006 at 2:14

    Mucho celiniano veo yo por aqui

  18. ZP dice:

    Compañeros y compañeras,
    En estos momentos en los que la ultraderecha fascista ultramontana y neonaziultraliberal y ademas mala que intenta enterarse de como hemos trincado poltrona, solo puedo agradecer a este blogger su labor a favor del mantenimiento en el poder de mi persona y de mi partido.

    Gracias, compañero Escolar, te has ganado por lo menos un estanco.

  19. Alf1882 dice:

    Llevo unos meses leyendo este foro, y quisisera expresar mi reconocimiento a los promotores del mismo por la labor desarrollada. En algunos momentos los debates suscitados me recuerdan los que existen, especialmente en Estados Unidos, entre los evolucionistas y los creacionistas, que he tenido oportunidad de seguir con atención. Es sorprendente, como ya ha sido apuntado, las similitudes argumentales entre los defensores de la Teoría de la Conspiración, y los creacionistas; en concreto, el uso reiterado de las mismas falacias lógicas.
    Quiero expresar también mi asombro ante la capacidad que tienen Luis Arean y otros para no caer en el desaliento ante el auténtico muro que han puesto frente a todo razonamiento sus oponentes. Hoy, me he encontrado la siguiente perla dejada por un forero en el blog de Luis del Pino, acerca del informe de los Servicios Secretos USA relacionando al terrorismo yihadista con el 11M

    «Este párrafo es de un informe del Departamento de Inteligencia Nacional que engloba a las 16 agencias, pero eso no quiere decir que haya 16 informes diferentes. Para mí este informe no significa nada, en ningún sitio dice que ETA no tuviera nada que ver.»

    Claro, tampoco dice que el Pájaro Loco no estuviera implicado. Ni dice que Luis del Pino esté desvinculado del atentado….pero eso no parece importarle a nuestro intrépido peón negro. Lo único es que ese informe, para él, no significa NADA.

    Lo dicho, mi admiración para todos aquellos que no se dejan desanimar por tal grado de cerrazón en sus oponentes dialécticos.

  20. Elcriticón dice:

    Al redactor,
    El Estado de Derecho permite que con unos simples indicios de criminalidad, se instruya, investigue y detenga, llegado el caso, a un ciudadano. Para eso, no hacen falta pruebas, porque no se pueden tener hasta que se instruye. Pensamiento circular (no se puede detener a alguien sin pruebas, no se puede tener pruebas sin al menos interrogarlo, luego no se puede tener pruebas nunca).
    Lo que critica Luis del Pino es que habiendo indicios racionales de criminalidad que apuntan, precisamente, hacia el foco más probable de donde pudiera venir la planificación, causación o dirección de los atentados, esto es, al terrorismo islámico, estando en fase de instrucción, donde los indicios son los guías, no en juicio oral, donde son las pruebas las reinas, pues bien pudieran haberse practicado algunas diligencias indagatorias más profundas.
    No creo que Occam se pusiera tanto de los nervios por esa opinión, como parece opinar el autor de este artículo, ni que se tambaleen las instituciones ni el Estado de Derecho porque alguno de sus miembros, un Juez de Instrucción, cometa una concreta torpeza y alguien vaya y lo señale, pasa todos los días, precisamente porque estamos en un Estado de Derecho.

  21. Pandemonio #10:

    Le agradezco que me quite tantos años. Afortunadamente no soy víctima de la LOGSE, y como dice Name, no sólo sé lo que es un símil, sino que sé acentuarlo.

    Alf1882 #19:

    Muchas gracias, de verdad. Son palabras como las suyas las que nos animan a seguir adelante, las que nos dan aliento. Por cierto, yo he participado con frecuencia en ese debate contra creacionistas, en foros de EEUU, y le doy por completo la razón. La irracionalidad es la misma, sólo cambia el objeto.

    Elcriticón #20:

    Temo que no ha entendido el artículo, ni entiende usted lo que afirma Del Pino, tanto en este artículo como en su «obra» global. El punto precisamente es que el citado señor Del Pino no basa su alegato en indicios de criminalidad, sino en la conveniencia que tendría para la «versión oficial» imputar al dueño de la casa. Un argumento que nada tiene que ver con el funcionamiento normal de un Estado de Derecho, en el que el señor Del Pino manifiestamente no confía.

  22. fernando dice:

    Simplemente magistral, una respuesta contudente con gotas de humor, curioso porque en el fonde hablamos de 192 muertos.pero es que ante lo que se están inventando, creo que es mejor reir por no llorar.

Leave a Reply