Titadyn, el eterno retorno (XIV) por Rasmo

Titadyn, el eterno retorno (XIV) por Rasmo

Como ya sugerí en la anterior entrega, la propia historieta del descubrimiento mediático en lo que atañe a la nitroglicerina tiene cierto interés ilustrativo de un modo de practicar el periodismo. Veámoslo.

Luis del Pino ha ofrecido de manera insistente y consistente una determinada versión de cómo se cayó en la cuenta de la ausencia de nitroglicerina en la Goma 2 ECO y su incongruencia con lo declarado por el jefe de los Tedax en la Comisión de Investigación.

Así, por ejemplo, en la conferencia de 31.1.2007 en Vigo (26:24):

Volviendo la vista atrás y discutiendo acerca del tema de los explosivos en los trenes, nos dimos cuenta de que […] Sánchez Manzano […] había declarado en la Comisión de Investigación del 11-M que en los focos de explosión de los trenes se había encontrado un componente llamado ‘nitroglicerina’. Aquello había pasado desapercibido durante 27 meses, hasta que de repente gracias a un colaborador del blog que tengo en Libertad Digital, pues nos percatamos de que la nitroglicerina es componente de muchas dinamitas, pero no de todas, y en concreto de la Goma-2 ECO no es componente. Con lo cual, si efectivamente había aparecido nitroglicerina en los focos de explosión de los trenes como había declarado el jefe de los TEDAX Sánchez Manzano, quería decir que toda la versión oficial era falsa, porque era imposible que se hubiera utilizado Goma-2 ECO en los trenes.

En su conferencia de 19.1.2007 en Torrelodones (en ventana emergente, hacia el final de este enlace):

Ese descubrimiento de cómo se había producido esa mentira vino de una manera un tanto casual a través del comentario de uno de los participantes en el blog de los enigmas del 11-M, que tengo en Libertad Digital, que llamó la atención sobre unas palabras de Sánchez Manzano, el jefe de los Tedax, que había pronunciado en la comisión de investigación del 11-M.

En su libro “11-M. Golpe de Régimen” (pp. 23-24):

A raíz de un comentario de uno de los participantes en el blog de “los enigmas del 11-M”, en Libertad Digital, todos nos dimos cuenta, repentinamente, de una contradicción fundamental, que echaba por tierra toda la versión oficial. El jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, en su comparecencia ante la Comisión del 11-M, había declarado […] que en los focos de explosión de los atentados había aparecido nitroglicerina. Esto planteaba un problema: la nitroglicerina no forma parte de la Goma-2 ECO, así que, si Sánchez Manzano dijo la verdad en la Comisión de Investigación del 11-M, entonces toda la versión oficial se venía abajo.

Y, lo que es más importante, en su artículo original al respecto, de 29 de junio de 2006 en Libertad Digital, al que aludiremos de nuevo más adelante

En cambio, Casimiro García Abadillo (en lo sucesivo, también CGA) nos ofrece una muy distinta apreciación en el Prólogo de “Titadyn”, mediante un incalificable relato de intriga con inconfundible aroma fantasioso y autorreferente. No se lo pierdan:

Sin embargo, dos años más tarde, en julio de 2006, fue precisamente un miembro de los Tedax quien me llamó la atención sobre un detalle al que nadie había prestado atención:
– ¿Tienes las actas del Congreso en las que se recogen las intervenciones durante la Comisión de Investigación del 11-M? – me preguntó.
– Sí, por supuesto – le contesté.
– Busca la comparecencia de Sánchez Manzano. Fíjate bien en qué componente menciona cuando habla del explosivo – me dijo en tono un tanto misterioso.
Esa misma tarde me llamó por teléfono (siempre utilizaba una cabina para contactar conmigo).
– Y bien: ¿qué has descubierto? – inquirió, a sabiendas de lo que iba a responderle.
– Habla de nitroglicerina en un par de ocasiones. Dice que es un componente de la dinamita – le respondí con la sensación de estar siendo sometido a un examen por mi interlocutor.
– ¿Qué fue lo que estalló en los trenes? – volvió a la carga.
– Goma 2 ECO, el explosivo que les vendió Suárez Trashorras – contesté con la misma seguridad que si me hubiese preguntado que si tras la noche viene el día.
– Ah, o sea, que Goma 2 ECO. Pues mira en los informes de la Policía que están incorporados al sumario a ver si te aparece la nitroglicerina como un compuesto de la Goma 2 ECO. Si es así te invito a lo que quieras. – y colgó.
Con la excitación propia de quien está a punto de descubrir un dato que podía dar un vuelco a la investigación me puse a revisar toda la documentación que, durante meses, había ido ordenando en mis carpetas.
Tanto en los informes de la Policía Científica como en los de la Guardia Civil existía una coincidencia absoluta en cuanto a las sustancias componentes de la Goma 2 ECO: nitrocelulosa, nitroglicol, nitrato amónico, ftalato de dibutilo (o dibutilftalato) y carbonato cálcico. En ninguno de los informes remitidos al juez instructor en el sumario 20/2004 se mencionaba la nitroglicerina como compuesto de la Goma 2 ECO.
El día 11 de julio de 2006 El Mundo publicó en su portada la contradicción entre lo declarado por Sánchez Manzano ante la Comisión de Investigación y los análisis que se realizaron en su día sobre los explosivos del atentado. Aquello fue un auténtico bombazo (perdónenme el símil).
[…]
Mi fuente, un Tedax de gran experiencia, había logrado su objetivo. No sólo nos había puesto sobre una pista que hacía tambalearse lo que hasta esa fecha era una verdad incontestable (que los terroristas habían utilizado Goma 2 ECO), sino que nos orientó hacia las inauditas circunstancias en las que se había producido la investigación sobre un elemento fundamental: el arma del delito.

Perdonen la extensión, pero es que no he podido evitarlo: cuando leo un escrito supuestamente periodístico tratando de imitar a una mala novela de espías, me abruma una mezcla de hilaridad y vergüenza ajena. Refiriendo este mismo pasaje, Manel Gozalbo (“Titadynante es poco”, Hispalibertas, 6.6.2009) hizo en su día una valoración que suscribo íntegramente:

Qué emocionante. Es que no falta nada. Deep Throats, tonos misteriosos, sensaciones de tercer grado, cuelgues de teléfono peliculeros. Hay hasta cabinas telefónicas desde donde el Tedax de Incógnito siempre se pone en contacto con CGA… siempre excepto en la página 30, que lo hace por correo electrónico («Mi amigo el Tedax, que utilizaba como correo un nombre que tiene que ver mucho con la investigación, pero que por razones obvias no puedo desvelar, dio un paso más y me sugirió por correo electrónico…»).

Como no es una mera alegación transitoria, CGA insiste en su autoría también en un artículo de El Mundo de 22.2.2010:

[F]ue Manzano el que levantó la liebre al afirmar por dos veces en su comparecencia en el Congreso ante la comisión del 11-M que en los análisis de los focos se había detectado «nitroglicerina», que no es componente de la Goma 2 ECO. Fue EL MUNDO quien puso de relieve esa contradicción, lo que, a la postre, animó a Gómez Bermúdez a ordenar una nueva pericia para determinar qué explosivo se había utilizado realmente.

Pues bien, esta disparidad de versiones sobre quién merece lucir las medallas puede ser aclarada inmediatamente con un sencillo ejercicio que será útil también a otros efectos de mayor calado. Sin ánimo de ser exhaustivo, presento aquí un amplio recorrido cronológico representativo de las opiniones vertidas en el blog del Sr. Del Pino en materia de nitroglicerina y su relación con las dinamitas, hasta el momento de la gran revelación que supuso descubrir la composición de la Goma 2 ECO y las palabras de Sánchez Manzano en la Comisión de Investigación. Ello nos ofrecerá un retrato coetáneo del estado de la cuestión y su desarrollo en el momento mismo en que se producían los acontecimientos, es decir, libre de posteriores interpretaciones retrospectivas interesadas y descontextualizadas. De este modo, aparte de la autoría del “descubrimiento”, estaremos en condiciones de juzgar con mejor criterio la realidad de los hechos y la verosimilitud de determinadas teorías que pretenden atribuir efectos casi taumatúrgicos a la omisión o expresión de ciertos componentes químicos entre los días 11 y 14 de marzo de 2004.

Situemos nuestro punto de partida poco después del segundo aniversario de la masacre. Salvo que indique otra cosa, los subrayados son míos.

El 25 de marzo de 2006, el peón negro UrbanMin comentaba:

«Titadyne» es una marca de dinamita, igual que «Goma-2 ECO» es otra marca. La dinamita es un explosivo basado en la nitroglicerina. No hay prácticamente diferencia entre ambas marcas a efectos de potencia o de peso necesario. La antediluviana y artificial polémica con ellas viene de que se sabía que ETA había robado gran cantidad de dinamita «Titadyne«.

Tres días más tarde, Lupa comenta:

Goma2 es un derivado de la dinamita (Nitroglicerina en un medio absorbente).

El 17 de abril de 2006, Barbarel ofrecía un apunte curioso que repitió en diversas ocasiones (por ejemplo, 29.4.2006, 29.5.2006 y 22.6.2006):

Cualquiera que abra una mochila con un explosivo amasado y sin envoltorio, en seguida se dá cuenta de si se trata de dinamita o no. La dinamita contiene nitroglicerina y nitroglicol que son vasodilatadores: sólo olerla o tocarla te produce un fuerte dolor de cabeza. El trancazo te indica sin dudarlo: dinamita.

[Por cierto, esta misma idea, como ya mencioné en anteriores páginas, se recogía en un escrito de la defensa de Jamal Zougam que El Mundo presentó de forma sorprendentemente acrítica en su edición de 18.1.2007 bajo el título “Un informe alternativo descarta la Goma 2”. ¿La razón? Que a ningún policía le dolió la cabeza en el escenario de los atentados.]

El 24.4.2006, Lupa dudaba incluso de que en Leganés hubiese explotado dinamita:

Yo no tengo nada claro que en Leganes explotó goma 2. La goma2 como derivado de la dinamita (nitroglicerina en un material absorbente) produce grandes cantidades de hollín y en los focos de explosión se aprecian quemaduras y manchas producidas por el humo. Si te fijas un poco en las fotos de Leganes , sobre todo en las paredes que se quedaron de pie y en los cascotes no hay nada de eso a la vista. Por eso mi fuerte sospecha que en Leganes se usó explosivo militar igual que en los trenes.

El 7.5.2006, UrbanMin, refiriéndose a los resultados de los análisis policiales de las muestras M-2 (resto hallado en la Kangoo) y M-3 (muestra de Goma 2 ECO enviada como cotejo por los Tedax), se acerca peligrosamente, sin darse cuenta, a la gran revelación:

Lupa #219: me sorprende que no aparezca la nitroglicerina entre los componentes de las muestras 2 y 3. Que yo sepa, la nitroglicerina es a la dinamita como el RDX al C4 o al Semtex y otras mezclas «militares«: ¡el componente principal!

Lupa responde ese mismo día, extrañado, pero sin reparar tampoco en la trascendencia del dato:

UrbanMin #255, nitroglicerina, formula quimica trinitrato de 1,2,3-propanotriol no aparece en el analisis para la goma2. muy bien visto… que me lo expliquen […].

Caliente, caliente, pero la cosa no llegó a mayores… Una semana más tarde, el 14.5.2006, Lupa retoma el discurso habitual:

No olvidemos que la dinamita es, vulgarmente hablando, nitroglicerina metida en un material absorbente. […]

El 18.5.2006, el luego célebre Belga197 responde a un peón que parece confuso respecto a los análisis realizados por la perito de los Tedax el mismo día 11 de marzo:

[…] No te líes. Esos son los resultados de los análisis de los focos de explosión. Y se encuentran restos de nitroglicerina, componente genérico de la dinamita. […]

Es decir, cree, sin suspicacias, que el componente innominado en el informe de la perito 17632 es la nitroglicerina, tal como señaló Sánchez Manzano en la Comisión de Investigación. Aún quedan unas semanas para su descubrimiento. Entretanto, el 15.6.2006, Trico incurre en el mismo error generalizado:

[…] Efectivamente la gelignita y la Goma-2 no son el mismo tipo de dinamita, aunque ambas se basan en la nitroglicerina. […]

Cuatro días más tarde, jose32 indica que la Goma 2 ECO se caracteriza “por su composición de nitroglicerina y nitrato amónico”. El 22.6.2006, peterpan ofrece la siguiente aclaración a uno de sus compañeros:

Para trico #116 y 117:
Por fin puedo ayudar algo. Te contesto a lo de la goma 2 «sudada«: como creo que sabrás, este tipo de explosivo, básicamente, es nitroglicerina embebida en un estabilizante, lo que le hace conservar sus propiedades y al mismo tiempo le da una seguridad incomparablemente mayor que si estuviese «sola» […].

El 24.6.2006, en vísperas del hallazgo explosivo (nunca mejor dicho), Stentor refiere la definición de la Goma 2 ECO que la wikipedia ofrecía entonces y que sólo después del revuelo mediático fue alterada para reflejar lo que ahora todo el mundo parece saber:

Goma-2 ECO. De Wikipedia:
La Goma-2 ECO es un tipo de explosivo manufacturado solo para su uso industrial (principalmente la minería) por Unión Española de Explosivos S.A. Es un explosivo gelatinoso basado en la nitroglicerina muy usado en España y exportado a otros paises. Se usó por ETA en los atentados cometidos entre 1980 y 2001. Después de eso se incrementó la seguridad en y ETA prefirió obtener los explosivos en Francia robando grandes cantidades de titadine y usándolo en numerosos coches bomba. […]

Dicho sea de paso, merece la pena subrayar que, aún en el momento de escribir estas líneas, el diccionario de la RAE sigue definiendo la dinamita como “mezcla explosiva de nitroglicerina con un cuerpo muy poroso”.

El gran día es el 27 de junio de 2006. En esa fecha, Luis del Pino publicaba una entrada más de su blog en la que se percibía la predilección por su hipótesis del momento: que en los trenes se había utilizado alguna especie de explosivo militar. Para ello, indicaba que el hecho de que en los focos de explosión aparecieran “componentes genéricos” de dinamita no demostraba que en los trenes estallara dinamita. A su juicio:

Se trata de otra falsedad, porque el hecho de que aparezcan restos de componentes genéricos de dinamita no indica, en modo alguno, que se usara dinamita. Si se utilizó algún otro explosivo que incluya entre sus componentes algún componente genérico de la dinamita, quedarían restos de ese componente genérico a pesar de no haberse usado dinamita. Y la demostración se encuentra, curiosamente, en las palabras de Sánchez-Manzano en la Comisión del 11-M. […] Sánchez-Manzano deja claro […] que lo que se encontró es nitroglicerina. La nitroglicerina no es dinamita, sino tan sólo uno de los componentes que se pueden emplear para fabricarla. Pero la nitroglicerina puede usarse para fabricar otros explosivos distintos de la dinamita. Por ejemplo, ya hemos comentado en otras ocasiones que la mezcla RDX+nitroglicerina tiene unos efectos muy similares al C4 o al Semtex, y ya ha sido usada anteriormente por grupos terroristas. Dicha mezcla, al explotar, dejaría «restos de componentes genéricos de dinamita«, concretamente nitroglicerina. […]

Recojo esta cita sólo para subrayar cuán volubles y adaptables son algunas argumentaciones. No quiero distraerme demasiado, pero no estaría de más señalar que, aplicando este mismo razonamiento, el hecho de que más tarde se descubra en la muestra M-1 nitroglicerina y DNT no debería significar necesariamente que se utilizara Titadyn… ¿no? Obsérvese que, de hecho, Luis del Pino señala que ni siquiera tiene por qué haber explotado dinamita en general (y, por tanto, mucho menos una clase concreta de dinamita, como el Titadyn). Algún lector avisado podría objetar que, en realidad, el Sr. Del Pino lo que viene diciendo no es que explotara Titadyn en los trenes, sólo que, fuera lo que fuera, no podía ser Goma 2 ECO (por ejemplo, en LD TV 27/02/2010, 1:06:38). Volveré sobre este punto en otro momento.

El caso es que, al hilo de esta entrada, Belga197 hace su primera observación crucial:

[…] Respecto del tema del explosivo,
Barbarel,
Ayer te plantee una pregunta sobre los restos de componentes genéricos de dinamita que se podrían encontrar en un foco de explosión.
Ahora que LdP nos recuerda que SM dijo en la comisión que se encontró nitroglicerina ( lo cuál se me hace raro porque de todos los componentes de la dinamita es el más inestable :- ) ) te vuelvo a preguntar si la pentrita podría dejar los mismos restos, es decir, si el hallazgo de nitroglicerina podría ser compatible con la explosión de pentrita, entre otros explosivos.
Por otra parte, no entiendo muy bien a qué se refiere SM con nitroglicerina, porque si no me acuerdo mal entre la composición de la Goma2 ECO no figura la nitroglicerina como tal.
Y en la del titadine 30 AG tampoco:
– Nitrato amónico 62-68%
– Dinitroetilenglicol o dinitrato de etilenglicol o nitroglicol 25-29%
– Nitrocelulosa.

Ya se descubrió el pastel, pero, como parece que la audiencia tardaba en reaccionar, el mismo peón negro insiste un cuarto de hora más tarde:

A ver, lo vuelvo a repetir porque igual no ha quedado claro.
Las declaraciones de SM no pueden ser tenidas en cuenta literalmente porque él no es TEDAX y en principio no tiene porque [sic] tener conocimientos de explosivos.
Si los rastros de componentes genéricos de dinamita detectados en los focos de los trenes consistían en nitroglicerina, está claro que no estalló ni goma2 ni titadine, ya que no llevan nitroglicerina en su composición.

Por cierto, me he permitido destacar el segundo párrafo para subrayar una evidente observación que, curiosamente, parece olvidada por la tropa conspiracionista. En efecto, no hay por qué tomar literalmente las declaraciones del inexperto Sánchez Manzano. Bien visto. Lástima que esa fugaz muestra de sensatez cundiera tan poco, barrida inmediatamente por la gloriosa e irresistible tentación de las portadas truculentas.

Veinte minutos más tarde, Belga197 incide nuevamente en su descubrimiento (que, por cierto, extiende igualmente al titadyn, lo que no deja de ser interesante):

[…] Respecto a la nitroglicerina no forma parte ni de la composición de la goma2 ni del titadine. […]

Obsérvese además que en la evolución aquí expuesta no se aprecia el menor elemento que permita siquiera sospechar que Belga197 esté apoyándose en soplo alguno de terceras personas, mucho menos confidentes policiales. Su razonamiento parece fluir motu proprio de manera bastante espontánea y natural. Nada que ver, de hecho, con el relato del vicedirector de El Mundo en su Prólogo de “Titadyn”.

Pues bien, el dato aportado por este peón negro no es aceptado de manera inmediata por su audiencia. Así, Rajmar responde:

Belga107: Creo que tienes un error de concepto. Todas las dinamitas, por definición, llevan nitroglicerina (ésta+sustancia estabilizadora inerte). Si la Goma2 y el Titadyne son dinamitas, deben llevarla.

A lo que el interpelado replica:

rajmar,
Infórmate. Las dinamitas antiguas llevaban nitroglicerina. Pero las gomas que hoy día se emplean han hecho cambios para manejar la estabilidad y otras propiedades. Muchas utilizan nitrato amónico y han sustituido la nitroglicerina por nitroglicol. Si no te fías la composición que dan los analisis del auto es: Nítrocelulosa, Nitroglicol, Nitrato Amónico, Ftalato de Dibutilo y Carbonato Calcico. (Metenamina aparte) ¿Dónde está la nitroglicerina?

Enseguida se produce un debate en el que interviene también nuestro compañero Viana (cuando todavía era posible encontrar alguna disidencia en el foro del Sr. Luis del Pino), que compartía la creencia generalizada de que todas las dinamitas tenían nitroglicerina. Belga197 saluda a su oponente, preguntándole “¿[…] de dónde salió la nitroglicerina si puede saberse?Viana repite que “la nitroglicerina es uno de los componentes de la dinamita.Belga197 le insta a que consulte en “Google si la nitroglicerina es componente de la Goma2 ECO.Viana insiste: “Efectivamente, belga, la Goma2 es un tipo de dinamita y, por tanto, la nitroglicerina forma parte de su composición.” Desde las propias filas de los peones, Rajmar tercia en la polémica en el mismo sentido, aportando un enlace ya inactivo en el que se describen las dinamitas como “mezclas explosivas que contienen nitroglicerina y nitroglicol coagulado”. Poco después, el mismo Rajmar añade otra referencia (ya señalada) a wikipedia, en apoyo de su afirmación, casi disculpándose por coincidir con un defensor de la versión oficial: “Belga197: No soy Viana, pero creo que las dinamitas llevan de base la nitroglicerina.Belga 197 insiste en que no es así. Lupa no lo ve claro:

No soy militar ni TEDAX ni tampoco minero de Mina Conchita. La Goma2 es un derivado de la dinamita. Significa nitroglicerina metido en un medio absorbente. […]

Y así pasan dos días, hasta que, el 29 de junio de 2006, Luis del Pino, aprovechando la revelación aportada por su lector aventajado, escribe el artículo que oficializa el hallazgo entre sus filas, “Dinamitas y dinamitas”, cuyo examen continuaré en la próxima entrega.

Tags: , , , , , , ,

3 Responses to “Titadyn, el eterno retorno (XIV) por Rasmo”

  1. […] publicar, el 11 de julio de 2006, la “exclusiva” que venimos comentando sobre las declaraciones de Sánchez Manzano y la nitroglicerina, El Mundo inició una campaña de […]

  2. Hola, elegante post, sigue escribiendo nuevos posts porque desde esta semana ya tienes un nuevo y atento visitante.

Leave a Reply