Posts Tagged ‘Manuel Escribano’

Titadyn, el eterno retorno (XLVIII) por Rasmo

domingo, octubre 13th, 2013

Titadyn, el eterno retorno (XLVIII) por Rasmo

(Sigue de la entrega anterior)

En las anteriores entregas comenté una serie de deficiencias achacadas al comportamiento de los Tedax en materia de análisis de explosivos. Hablé de los protocolos que supuestamente infringió la Unidad Central, dirigida por Sánchez Manzano, y de los defectos que pretendidamente caracterizan, en particular, la actuación de la perito 17.632 y su informe sobre los focos de explosión de los trenes. A lo largo de mi examen introduje algunas observaciones cuyo desarrollo he ido postergando: aludí, por ejemplo, a los aspectos contradictorios de la crítica alternativa según la cual se acusa unas veces a la perito de los Tedax de no poder referir los componentes hallados en sus análisis y, otras veces, o de no querer hacerlo. En relación con ese primer elemento de capacidad, en mi entrega 42 adelanté lo siguiente:

Cuando ésta es la línea argumental, se incide en los paupérrimos análisis realizados en la sede de los Tedax, en un laboratorio de la “señorita Pepis” (EM, 14.2.2007) y con técnicas “tercermundistas” (CGA, EM, 20.11.2006. Con el tiempo, haciendo uso de unas declaraciones tal vez mejorables de Sánchez Manzano, esta idea se resume en el hecho de que los análisis de los focos emanados de su unidad no fueron “científicos”, lo que frecuentemente se identifica de manera confusa con lo tratado en la anterior entrega en relación con el “valor pericial” o “valor probatorio” del informe cuestionado, ya que “se supone que los informes periciales que se remiten al juez deben tener un carácter científico” (García Abadillo y Marraco, EM, 21.1.2007).

Comienzo ahora el bloque en el que habré de dilucidar y ampliar éste y otros extremos conexos.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XL) por Rasmo

domingo, enero 29th, 2012

Titadyn, el eterno retorno (XL) por Rasmo

(Sigue de la entrada anterior)

Terminé la anterior entrega señalando que lo más preocupante no era tanto la insistencia mediática del Sr. Iglesias en una ficticia obligación de los Tedax de guardar los “líquidos” de lavado, cuanto el hecho de que declarase tal cosa ante órganos jurisdiccionales, llegando incluso a conseguir plasmar tal falacia en una sentencia.

En efecto, la resolución que desestimó la demanda de Sánchez Manzano contra El Mundo, contiene, entre sus “presupuestos fácticos”, este doloroso pasaje (p. 34):

Que siendo correcto el lavado de los restos de los focos de las explosiones con agua y acetona como técnica que permite el arrastre y disolución de algunos componentes y, por ende, su detección con el análisis posterior de las aguas del lavado, y refiriendo la perito tedax en el plenario haber llevado a cabo tal técnica, no obstante reconoció que no guardó muestra alguna de esas aguas, lo que impidió un contranálisis por los peritos designados en el plenario, como admitieron los dos que en el presente juicio testificaron […].

Esto es lo que la Sra. Juez consideró un presupuesto fáctico “constatado”, que más adelante incluyó entre las “anomalías y disfunciones de diverso signo” (p. 36) que a su entender justificaban la absolución de El Mundo. Y “los dos que en el presente juicio testificaron” no fueron otros que los peritos Iglesias y Romero Batallán, que lograron convencer (aunque no parece que necesitaran esforzarse mucho) a la juez de que, efectivamente, la perito 17632 tenía la obligación de conservar esas “aguas” y, ellos, la facultad de realizar un “contraanálisis” de su trabajo.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXXVIII), por Rasmo

viernes, enero 13th, 2012

Titadyn, el eterno retorno (XXXVIII) por Rasmo

Sigue de la entrada anterior

c) De legajos y “pilladas

El letrado de la AAV11M menciona en su querella contra Sánchez Manzano y la Inspectora 17632 un legajo de prueba donde supuestamente existe “un listado de 47 páginas relacionando numerosos atentados terroristas en los que la Unidad Central de desactivación de Explosivos ha remitido a la Policía Científica los vestigios de la explosión en un atentado terrorista para su análisis científico” (p. 24). Él mismo exhibió dicho listado en la vista del juicio del 11-M, como se encarga de recordar también en la referida querella (p. 28).

Otro tanto hace García Abadillo en el Prólogo de “Titadyn” (pp. 31-32):

Después, durante su declaración ante el tribunal, que se produjo el 14 de marzo de 2007, para justificar la no remisión a la Policía Científica de los elementos esenciales para conocer el explosivo utilizado por los terroristas, Sánchez Manzano volvió a sorprender a la concurrencia con una nueva teoría: el laboratorio de los Tedax examinaba en exclusiva los «restos no pesables», mientras que el laboratorio de la Policía Científica se encargaba de analizar los «restos pesables». […] El propio José María de Pablo, que aportó al tribunal numerosos análisis de restos no pesables realizados por la Policía Científica, le hizo pasar un mal rato a Sánchez Manzano durante su interrogatorio en el juicio oral.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXXVII) por Rasmo

jueves, diciembre 29th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXXVII) por Rasmo

Terminé la anterior entrega mencionando los cuatro elementos fundamentales que los conspiracionistas aducen para rebatir la argumentación de Sánchez Manzano y la perito 17632. Trataré aquí los dos primeros.

a) Las palabras de Díaz-Pintado

En la página 32 de “Titadyn”, García Abadillo señala:

[E]n su declaración ante el tribunal [de 11.4.2007], Díaz Pintado eliminó cualquier duda al respecto. A preguntas del abogado de la Asociación de Ayuda a la Víctimas del 11-M [José María de Pablo], sobre si alguien podía haber dado la orden de que no se remitieran los restos hallados por los agentes de los Tedax en los focos a la Policía Científica, el ex número dos de la Policía contestó: «En absoluto, no puede haber nadie que dé esa orden, porque quien tiene que hacer los informes periciales definitivos para elevar al órgano judicial es la comisaría de la Policía Científica».

Idéntica cita recoge De Pablo en la página 11 de su querella (y se recuerda en la página 24).

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXXVI) por Rasmo

lunes, diciembre 19th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXXVI) por Rasmo

[Continúa inmediatamente de la entrega anterior]

2. La no remisión de las muestras de los focos a la Policía Científica

Desde hace años, los conspiracionistas han estado insistiendo también en que, con arreglo a los protocolos, las muestras obtenidas de los focos de las explosiones en los trenes deberían haberse analizado en el laboratorio de la Policía Científica, no en la sede de los Tedax. En el prólogo de “Titadyn” (p. 31), García Abadillo señala:

[R]ealmente era extraño que Sánchez Manzano no hubiera enviado ninguno de los restos hallados en los focos al laboratorio que tenía más medios para hacer los análisis [el de la Policía Científica].

[…]

Les añadiré que el único laboratorio homologado oficialmente para realizar los análisis de los explosivos es el de la Policía Científica, no el de los Tedax.

[…]

Esto es así para cualquier atentado. ¿Por qué no se hizo para el mayor de toda la historia española? ¿Por qué Sánchez Manzano se guardó los restos de explosivo hallados en los focos de los trenes?

Me apresuro a puntualizar que no es cierto que no se enviara “ninguno de los restos” de los focos a la Policía Científica. La famosa muestra M-1 sí se le remitió y, como veremos más adelante, ello tiene una enorme relevancia.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XIX) por Rasmo

sábado, diciembre 11th, 2010

Titadyn, el eterno retorno (XIX) Por Rasmo

Terminé mi anterior entrega señalando cuán fácil resulta recopilar información que permita disipar ese manto de misterio incomprensible que los conspiracionistas arrojan sobre la conducta de los Tedax consistente en enviar una muestra de Goma 2 ECO para cotejar con la del explosivo hallado en la Kangoo. Espero justificar ahora que ese comportamiento no tenía nada de inexplicable.

(más…)

LAS MENTIRAS DE ANTONIO IGLESIAS (y III)

domingo, marzo 28th, 2010

Sigue de la segunda parte

¿Qué vieron los Tedax en sus análisis de la mañana del 11-M?

¿Qué vieron, Sr. Iglesias? ¡Pero si la jefa del laboratorio respondió delante de usted! Fue durante la vista, en la sesión de 28.5.2007. Mire, mire:

Fiscal ZARAGOZA: ¿Recuerda usted qué componentes de dinamita se detectan?

Perito Tedax: Sí, en inorgánicos nitritos, nitratos y amonio, con lo cual la lectura es nitrato amónico, y en orgánicos, nitroglicol, con lo cual la lectura final es dinamita.

Cabe añadir que su testimonio fue confirmado por los cuatro TEDAX de la pericial conjunta

Defensa ZOUGAM: …me refiero a la analítica que les dieron a ustedes,  correspondiente a lo encontrado en los focos de explosión.

Perito: Eh…, sí, se lo digo por tercera vez, creo, que es componentes de la dinamita; que lo analiza el Grupo de Investigación de Explosivos de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NRBQ del Cuerpo Nacional de Policía.

Defensa ZOUGAM: ¿Y no les detallan los componentes?

Perito: En el informe no consta pero sí, nosotros lo sabemos porque lo hablamos allí y estábamos en la unidad.

Defensa ZOUGAM: ¿Y qué componentes dedujeron ustedes que había en… (n.t; no se oye el final porque lo tapa el perito)?

Perito:  Nos eh…, se nos comenta porque era conocido que era nitrato amónico y nitroglicol.

… quienes, por cierto,  también confirmaron que las periciales de explosivo intacto las efectuaba la PC y las de focos de explosiones el Grupo de Investigación de Explosivos de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NRBQ del Cuerpo Nacional de Policía.

A lo mejor es que le falla la memoria, como con las fechas de la Goma 2 EC. Tantos datos… uno ya no está para según qué cosas. O a lo mejor es que resulta más excitante adoptar un tono interrogativo misterioso à la Del Pino, como quien anuncia una peli de intriga. Supongo que, cuando uno se dedica a la ciencia ficción, acaban pegándose las maneras del oficio.

Los Tedax realizaron el análisis de las muestras que recogieron en los focos de explosión en la mañana del 11- M, pero según el protocolo estas muestras debían de haber sido analizadas por la Policía Científica.

Siempre me ha hecho gracia esta insistencia en “los protocolos” por parte de los conspiracionistas. Pero ver a un perito químico -sin la menor experiencia forense en el análisis de explosivos- pronunciarse sobre protocolos policiales en la materia me parece difícilmente superable. Por supuesto, el Sr. Iglesias nunca nos ha aclarado a qué protocolos se refiere. Quizá porque, en este punto, como en tantos otros, se limita a repetir lo que ha leído en la prensa.

Esta cuestión puede tratarse con toda la extensión que se quiera, pero aquí probablemente nos llevaría muy lejos. Para quien desee más detalles, me remito a lo expuesto en otros lugares. En efecto, ya se ha comentado que, a partir de la información con la que se cuenta, no parece acreditada la existencia de ninguna obligación legal al respecto (véase también la aportación de Manel Gozalbo). Por otro lado, si hemos de creer lo que la juez Lledó refleja en su sentencia desestimatoria de la demanda de S-M contra El Mundo [proceso en el que el Sr. Iglesias también declaró en defensa de sus patrocinadores], ni siquiera puede sostenerse que el envío de los vestigios explosionados fuera una práctica frecuente.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (IX), por Rasmo

lunes, noviembre 30th, 2009

(Sigue de Titadyn, el eterno retorno (VIII)

Titadyn, El Eterno Retorno (IX)

Siguiendo el hilo de las anteriores entregas, ya se ha indicado en numerosas ocasiones cómo Iglesias recoge en su libro el tradicional mantra conspirativo respecto a la identidad de las muestras M-2 y M-3. En realidad hace algo más que eso: no sólo reproduce esta alegación, sino que la amplía hasta límites insospechados, como enseguida se verá. Pero vayamos por partes. Lo que durante el juicio, sometido a contradicción, aparecía como hipótesis no verificada, en su libro se convierte en un aserto bastante más confiado. Efectivamente, el Sr. Iglesias, que esparce sus volubles conclusiones de manera un tanto deslavazada a lo largo de su texto, repite sus cavilaciones acerca de este particular en el Capítulo III, restringiendo ahora el abanico de posibilidades otras veces expuesto a favor únicamente de la más truculenta:

…consideramos que la presencia comprobada [en las muestras M-2 y M-3] de los citados compuestos [típicos de la Goma 2 ECO], incluida la anómala metenamina- es razón experimental objetiva y suficiente que nos permite dictaminar:

[…]

2. Que las muestras M-2 y M-3 proceden muy probablemente del mismo cartucho, como lo sugiere la presencia común de metenamina en ellas y el resultado del análisis por microscopía óptica con tinción de ioduro potásico.

(más…)

LA SENTENCIA (9):La «marca» (hispánica) de los explosivos.

lunes, octubre 26th, 2009

Viene de la entrada anterior: LA SENTENCIA (8): Las muestras.

(Artículo colectivo)

Corremos el riesgo, en esta ya larga serie sobre la sentencia de la juez Lledó,  de repetir alguno de los puntos y dejarnos sin tratar otros, por tomar con demasiada linearidad los presupuestos fácticos de Su Señoría la juez Lledó.

Tal puede pasar al tratar sobre el Presupuesto nº 9, donde se mencionan temas ya suficientemente comentados, como la metenamina, la nitroglicerina, o la competencia de los diferentes laboratorios.

Pero queda un campo de análisis aún no explorado exhaustivamente, y lo suficientemente importante como para dedicarle una entrada completa: La marca de los explosivos.

No me cabe duda de que las cosas siempre se pueden hacer mejor. Y no se discute, como habrá visto quien haya tenido la paciencia de leer toda la serie, que los medios de la Policía Científica fueran superiores a los del laboratorio TEDAX. Según reza el oficio de la Policía Científica recabado en el marco de la demanda interpuesta por S-M contra El Mundo, “por orden de la superioridad, desde octubre de 2006, todas las analíticas referidas a explosivos, se realizan en los Laboratorios de la Comisaría General de Policía Científica”. Es obvio que esto supone la constatación (probablemente no ajena a la controversia suscitada en torno al 11-M) de que dichos laboratorios son los más adecuados. Pero cabe, por un lado, hacer la lógica deducción según la cual, si eso es así desde octubre de 2006 “por orden de la superioridad”, la práctica habitual debía de ser distinta antes de esa fecha. Por otro lado, que una práctica sea mejorable no convierte automáticamente a quien la lleva a cabo en reo de un delito. Como anécdota personal -a título de ejemplo- diré que, en mi trabajo, en una gran institución, a mediados del año 2001 aún empleábamos como procesador de textos la versión MS-DOS de Wordperfect, algo que, para emplear un adjetivo que CGA ha aplicado al laboratorio de los Tedax, siempre me pareció “tercermundista”. Pero a nadie se le ocurrió ni se le ocurriría afirmar que cualquier posible deficiencia derivada de aquel hecho nos convertía en criminales o convertía en criminales a mis superiores.

(más…)

LA SENTENCIA (8):Las muestras

jueves, octubre 22nd, 2009

Viene de la entrada LA SENTENCIA (7): A vueltas con la nitroglicerina.

 (Artículo colectivo)

Si continuamos progresando sobre los presupuestos fácticos -esto es, los hechos que considera demostrados la juez Lledó- llegamos ahora al º 8, que versa sobre la remisión, o mejor dicho  la no remisión, de las muestras de los focos de las explosiones a la Policía Científica, donde lo estaba esperando Manuel Escribano, el perito cuyo comportamiento genera no pocas suspicacias, para el Tribunal que juzgó el caso Bórico.

 

Dice la juzgadora (qué mal me suena esta palabra, pero vaya, dicen mis amigos abogados que puede usarse sin represalias por parte judicial):

Que no obstante carecer el Laboratorio de los Tedax de instrumentos cualificados para realizar una pericial científica eficaz sobre las muestras de los focos de las explosiones, el demandante lejos de remitirlos para su análisis a la Policía Científica, que sí contaba con los medios técnicos y humanos precisos para ello, designó expresa y exclusivamente a una perito de los Tedax para llevar a cabo la analítica referida, la cual, como ya se ha expuesto, no expresaba componente alguno detectado, justificando el demandante en el acto del juicio oral tal decisión en que nunca se habían enviado los restos no pesables de explosivos a la Policía Científica, que nunca se había hecho, cuando lo cierto es que, como revela el oficio remitido a estos autos por la Dirección General de Policía de fechas 21 y 26 de Enero de 2009, entre el año 2000 y 2006, la policía científica realizó por petición de los Tedax 116 informes mientras que los Tedax 72, y de estos 116 informes, constan que entre los años 2000 y 2006, ambos inclusive 10 informes lo fueron de sustancias no pesables, de restos de explosivo no pesable analizados por la policía científica.

(más…)