Posts Tagged ‘Laboratorio TEDAX’

Titadyn, el eterno retorno (XXX) por Rasmo

domingo, junio 12th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXX) por Rasmo

(Sigue de la entrada anterior)

He argumentado que García Abadillo, en lo que he llamado “texto de referencia” (pp. 22 a 25 de “Titadyn”), como ya hizo años antes desde su periódico, altera deliberadamente el marco horario de los acontecimientos relativos a la primera comunicación sobre el tipo de explosivo, en la reunión de la cúpula policial mantenida al mediodía del 11 de marzo, casi seguramente porque ello permite ligar esa información (“Titadyn con cordón detonante”) a los primeros análisis de los Tedax, que concluyeron en torno a las 14 horas. Hemos comprobado que, en realidad, la llamada de Santiago Cuadro a Pedro Díaz Pintado se había producido al menos una hora antes de que el laboratorio de los Tedax informara de los primeros resultados obtenidos en los análisis de los focos de explosión. Y hemos constatado que García Abadillo no podía ignorarlo.

Aunque el mencionado autor no lo hace, algún conspiracionista irredento podría improvisar una objeción ad hoc para seguir manteniendo la posibilidad de esa vinculación entre los análisis químicos y la información sobre el explosivo trasladada a los responsables de las fuerzas de seguridad: a lo mejor es que… también nos han mentido respecto a la hora de esos análisis.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXIX), por Rasmo

miércoles, junio 8th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXIX), por Rasmo

Terminé la anterior entrega señalando que un solo dato echaba por tierra en lo fundamental el armazón argumental pergeñado por García Abadillo en torno a la reunión de la cúpula policial al mediodía del 11 de marzo de 2004.

En efecto, dicho autor señala que la llamada de Cuadro Jaén a Díaz Pintado en la que, supuestamente, el primero le dijo al segundo que el explosivo utilizado había sido “Titadyn con cordón detonante” se produjo “sobre las dos de la tarde” (p. 23 de “Titadyn”).

Sin embargo, es un dato falso. Completamente falso.

Y, con un mínimo de conocimiento de causa, es tan fácil situar cronológicamente (siquiera de forma aproximada) esa comunicación telefónica, que el dato de las 14 horas aparece como una imprecisión realmente extraña. ¿De dónde surge? ¿Y por qué?

(más…)

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(3-a) EL «LAVADO» DE LAS MUESTRAS

sábado, noviembre 6th, 2010

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(3-a) EL «LAVADO» DE LAS MUESTRAS»

En la entrada anterior habíamos tratado de la doblez de los argumentos conspiracionistas, que les permite acosar a la inspectora TEDAX nº 17632 por hacer análisis y por no hacerlos; por remitir sin tardanza unas muestras a la Policía Científica y por realizar ella la investigación, hasta donde su laboratorio lo permite.

El mismo Iglesias que considera capacitado el laboratorio TEDAX para hallar las sustancias necesarias para determinar el tipo de explosivos utilizado en los atentados, apoya la querella por no haberlos enviado al de la Policía Científica (donde en el mejor de los casos hubiesen tardado de 8 a 14 días en emitir sus resultados), y sonríe con  la cobarde caricaturización del laboratorio TEDAX como «de la señorita Pepis«.

(más…)

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(2) UNOS PRINCIPIOS MUDABLES

jueves, octubre 14th, 2010

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(2) Unos principios mudables 

Quisiera pedir disculpas por adelantado por la prolijidad y el lento avance que van a caracterizar las entradas de esta serie.

El caso es que, como pudimos comprobar en la Vista Oral, las afirmaciones de los peritos conspiracionistas –en muchos casos poco científicas, o al menos discutibles; a veces, incluso claramente malintencionadas- fueron aceptadas a priori por el Tribunal al mismo nivel de credibilidad que otras más lógicas o con mayor nivel científico; al mismo tiempo, Gómez Bermúdez evitó en todo momento que el juicio se convirtiera en un debate de Física o Química o en una polémica entre sabios acalorados (lo que por supuesto es absolutamente razonable) cortando rápidamente cualquier deriva fuera de los estrictos márgenes del Derecho y centrando todo en demostrar la culpabilidad o inocencia de los acusados. Y tras el Juicio del 11-M, las entrevistas, los artículos y el libro publicados por los medios conspiracionistas han quedado sin respuesta, quizás por hartazgo del resto de peritos o por miedo a sufrir campañas de descrédito por parte de dichos medios, como ha pasado en otras ocasiones.

Debido a esta falta de respuesta, la sensación que ha calado en la opinión pública –incluso en gente de buena formación científica- es que las opiniones de Iglesias y los suyos son tan buenas como las de los peritos oficiales. Que en la Vista Oral se llegó a una especie de empate entre dos teorías (la contaminación de las muestras y la presencia de Titadyne en los focos de explosión) más o menos con la misma carga probatoria.

Así las cosas, y dado que muchos de los potenciales lectores pueden no estar excesivamente informados sobre el juicio del 11-M, y haber olvidado la formación científica que recibieron, juzgo necesario ir a pasito de tortuga en el análisis de las declaraciones de los peritos conspiracionistas, para mostrar, desde lo más sencillo, cómo sus teorías se construyen sobre la nada: sobre falsedades, inexactitudes y, básicamente, consisten en negar lo que diga el enemigo. Vamos a ello.

(más…)

SÁNCHEZ MANZANO: UN DÍA EN SU VIDA (III)

lunes, agosto 2nd, 2010

Sánchez Manzano: un día en su vida (III)

En la entrada anterior, habíamos hecho una pausa en el momento en que los mandos más importantes de la seguridad nacional, convocados por el Secretario de Estado para la Seguridad, Ignacio Astarloa, celebran una reunión en la que se pone en común los hechos que se conocen y se toman acuerdos y medidas para hacer frente a la crisis.

Durante la reunión se produce el famoso equívoco del Titadyn con cordón detonante;  Pedro Díaz Pintado, Subdirector General Operativo, llama al Comisario de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro Jaén, pidiéndole información sobre el explosivo utilizado. Según Santiago Cuadro, la respuesta fue: «Dinamita, posiblemente con cordón detonante«. Pedro Díaz Pintado, en cambio, declara haber oído al otro lado del hilo: «Titadyn, posiblemente con cordón detonante«.

Uno de los dos, quizás ambos, están equivocados, pero lo que sí está claro es que Jesús Sánchez Manzano no tuvo nada que ver en esta confusión, tal vez la más importante de aquel fin de semana. 

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XIII) por Rasmo

miércoles, julio 7th, 2010

Titadyn, El Eterno Retorno (XIII) por Rasmo

Sigue de Titadyn, el eterno Retorno (XII)

Hemos examinado en anteriores entregas cuánto ha dado de sí el asunto de la metenamina en contacto con una fértil y desinhibida imaginación. No obstante, si hemos de creer lo que el Sr. García Abadillo escribe en el Prólogo de “Titadyn”, nada de esto habría tenido demasiada trascendencia en ausencia de otro gran elemento. En efecto, nos aproximamos al meollo de todos los males: Sánchez Manzano y la referencia a la nitroglicerina en la Comisión de Investigación del 11-M. Así es como lo expone el vicedirector de El Mundo en “Titadyn” (pp. 17-18):

El asunto de los explosivos no habría despertado ninguna polémica si no hubiera sido por la torpeza del propio Sánchez Manzano. Efectivamente, el comisario jefe de los Tedax, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación del 11-M, que tuvo lugar el 7 de julio de 2004, a una pregunta del diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo sobre la composición del explosivo usado por los terroristas, respondió: «He dicho que los restos de los focos de las explosiones llegan a la unidad a las 12.30; se inicia su análisis y se obtienen los primeros resultados en torno a las 14.00 horas [del 11 de marzo]. En algunos casos (en concreto en ocho de los diez focos), no en todos, cuando se hace el análisis de los restos del foco de la explosión logramos encontrar restos de nitroglicerina, y la nitroglicerina es el componente de todas las dinamitas». Posteriormente, durante el mismo interrogatorio, pero esta vez a preguntas del diputado del Grupo Mixto José Antonio Labordeta, Sánchez Manzano volvió a insistir sobre el mismo tema: «A las 14.00 horas, como son muestras obtenidas en los restos que ha dejado la explosión, lo único que se puede averiguar es que es dinamita, porque lo único que se puede encontrar es nitroglicerina, que es componente común en todas las dinamitas».

¿Que el asunto de los explosivos no habría despertado ninguna polémica sin este incidente? Visto lo visto, me permito dudarlo. A algunos autores no les hace falta estímulo externo alguno para descubrir grandes misterios. De hecho, hemos comprobado en anteriores entregas que el asunto de la metenamina, en realidad, estaba ya resuelto en el seno de la investigación antes incluso de que empezara la algarabía mediática.

(más…)

LAS MENTIRAS DE ANTONIO IGLESIAS (y III)

domingo, marzo 28th, 2010

Sigue de la segunda parte

¿Qué vieron los Tedax en sus análisis de la mañana del 11-M?

¿Qué vieron, Sr. Iglesias? ¡Pero si la jefa del laboratorio respondió delante de usted! Fue durante la vista, en la sesión de 28.5.2007. Mire, mire:

Fiscal ZARAGOZA: ¿Recuerda usted qué componentes de dinamita se detectan?

Perito Tedax: Sí, en inorgánicos nitritos, nitratos y amonio, con lo cual la lectura es nitrato amónico, y en orgánicos, nitroglicol, con lo cual la lectura final es dinamita.

Cabe añadir que su testimonio fue confirmado por los cuatro TEDAX de la pericial conjunta

Defensa ZOUGAM: …me refiero a la analítica que les dieron a ustedes,  correspondiente a lo encontrado en los focos de explosión.

Perito: Eh…, sí, se lo digo por tercera vez, creo, que es componentes de la dinamita; que lo analiza el Grupo de Investigación de Explosivos de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NRBQ del Cuerpo Nacional de Policía.

Defensa ZOUGAM: ¿Y no les detallan los componentes?

Perito: En el informe no consta pero sí, nosotros lo sabemos porque lo hablamos allí y estábamos en la unidad.

Defensa ZOUGAM: ¿Y qué componentes dedujeron ustedes que había en… (n.t; no se oye el final porque lo tapa el perito)?

Perito:  Nos eh…, se nos comenta porque era conocido que era nitrato amónico y nitroglicol.

… quienes, por cierto,  también confirmaron que las periciales de explosivo intacto las efectuaba la PC y las de focos de explosiones el Grupo de Investigación de Explosivos de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NRBQ del Cuerpo Nacional de Policía.

A lo mejor es que le falla la memoria, como con las fechas de la Goma 2 EC. Tantos datos… uno ya no está para según qué cosas. O a lo mejor es que resulta más excitante adoptar un tono interrogativo misterioso à la Del Pino, como quien anuncia una peli de intriga. Supongo que, cuando uno se dedica a la ciencia ficción, acaban pegándose las maneras del oficio.

Los Tedax realizaron el análisis de las muestras que recogieron en los focos de explosión en la mañana del 11- M, pero según el protocolo estas muestras debían de haber sido analizadas por la Policía Científica.

Siempre me ha hecho gracia esta insistencia en “los protocolos” por parte de los conspiracionistas. Pero ver a un perito químico -sin la menor experiencia forense en el análisis de explosivos- pronunciarse sobre protocolos policiales en la materia me parece difícilmente superable. Por supuesto, el Sr. Iglesias nunca nos ha aclarado a qué protocolos se refiere. Quizá porque, en este punto, como en tantos otros, se limita a repetir lo que ha leído en la prensa.

Esta cuestión puede tratarse con toda la extensión que se quiera, pero aquí probablemente nos llevaría muy lejos. Para quien desee más detalles, me remito a lo expuesto en otros lugares. En efecto, ya se ha comentado que, a partir de la información con la que se cuenta, no parece acreditada la existencia de ninguna obligación legal al respecto (véase también la aportación de Manel Gozalbo). Por otro lado, si hemos de creer lo que la juez Lledó refleja en su sentencia desestimatoria de la demanda de S-M contra El Mundo [proceso en el que el Sr. Iglesias también declaró en defensa de sus patrocinadores], ni siquiera puede sostenerse que el envío de los vestigios explosionados fuera una práctica frecuente.

(más…)

LAS VEINTIUNA MENTIRAS DE LUIS DEL PINO (III)

lunes, marzo 22nd, 2010

(Sigue del hilo anterior).

Se atribuye a Sócrates la Mayéutica, técnica consistente en interrogar sobre algún problema para, debatiendo la respuesta, llegar al conocimiento. Luis del Pino parece estar poniendo a punto un revolucionario método pedagógico: sobre algún aspecto de los atentados cometidos el 11 de Marzo de 2004, hace una pregunta y se responde a sí mismo; unas veces el aspecto es irrelevante, otras la pregunta no afecta a ningún punto de interés, y en la mayoría de las ocasiones la respuesta es una o varias mentiras.

Hemos visto ya muchos ejemplos de la Pinéutica, o manera de llegar al desconocimiento total de lo sucedido mediante un sistema de preguntas y respuestas sin posibilidad de interracción con el alumnado.

Hoy vamos a practicar un poquito más.

(más…)

LA SENTENCIA (10):

sábado, octubre 31st, 2009

Sigue de la entrada anterior: LA SENTENCIA (9): La «marca» (hispánica) de los explosivos

El décimo (y último) Presupuesto fáctico de la Sentencia Lledó descansa sobre las declaraciones de dos personas que, de grado o por fuerza, se convirtieron en estrellas e ídolos mediáticos del conspiracionismo: el Jefe provincial de los TEDAX Madrid, Cáceres Vadillo, y el líder espiritual y cabeza visible de los peritos conspiracionistas, Antonio Iglesias.

Ustedes serán conscientes de lo inseguro que resulta basar una condena o una absolución en testimonios, en lugar de pruebas físicas, o experimentos reproducibles.

Así, por ejemplo, durante un tiempo Cáceres Vadillo fue citado por los conspiracionistas por haber declarado que su primera impresión sobre el explosivo utilizado en los atentados, basándose meramente en el poder de detonación observado, fue que se hallaba en presencia de un explosivo de alta gama, como C3 o C4. Pese a que Cáceres Vadillo también incluía a la dinamita GOMA 2 ECO (con  la que él, personalmente, no tenía experiencia) como de alta gama, y pese a que pronto descartó, por el humo, que se tratase de C3 y C4, los conspiracionistas siguieron seleccionando la parte de sus declaraciones que más les interesaba, desechando las demás y, sobre todo, negando todas las pruebas físicas que se realizaron.

(más…)

LA SENTENCIA (9):La «marca» (hispánica) de los explosivos.

lunes, octubre 26th, 2009

Viene de la entrada anterior: LA SENTENCIA (8): Las muestras.

(Artículo colectivo)

Corremos el riesgo, en esta ya larga serie sobre la sentencia de la juez Lledó,  de repetir alguno de los puntos y dejarnos sin tratar otros, por tomar con demasiada linearidad los presupuestos fácticos de Su Señoría la juez Lledó.

Tal puede pasar al tratar sobre el Presupuesto nº 9, donde se mencionan temas ya suficientemente comentados, como la metenamina, la nitroglicerina, o la competencia de los diferentes laboratorios.

Pero queda un campo de análisis aún no explorado exhaustivamente, y lo suficientemente importante como para dedicarle una entrada completa: La marca de los explosivos.

No me cabe duda de que las cosas siempre se pueden hacer mejor. Y no se discute, como habrá visto quien haya tenido la paciencia de leer toda la serie, que los medios de la Policía Científica fueran superiores a los del laboratorio TEDAX. Según reza el oficio de la Policía Científica recabado en el marco de la demanda interpuesta por S-M contra El Mundo, “por orden de la superioridad, desde octubre de 2006, todas las analíticas referidas a explosivos, se realizan en los Laboratorios de la Comisaría General de Policía Científica”. Es obvio que esto supone la constatación (probablemente no ajena a la controversia suscitada en torno al 11-M) de que dichos laboratorios son los más adecuados. Pero cabe, por un lado, hacer la lógica deducción según la cual, si eso es así desde octubre de 2006 “por orden de la superioridad”, la práctica habitual debía de ser distinta antes de esa fecha. Por otro lado, que una práctica sea mejorable no convierte automáticamente a quien la lleva a cabo en reo de un delito. Como anécdota personal -a título de ejemplo- diré que, en mi trabajo, en una gran institución, a mediados del año 2001 aún empleábamos como procesador de textos la versión MS-DOS de Wordperfect, algo que, para emplear un adjetivo que CGA ha aplicado al laboratorio de los Tedax, siempre me pareció “tercermundista”. Pero a nadie se le ocurrió ni se le ocurriría afirmar que cualquier posible deficiencia derivada de aquel hecho nos convertía en criminales o convertía en criminales a mis superiores.

(más…)