Posts Tagged ‘Laboratorio de la Policía Científica’

Titadyn, el eterno retorno (XLV) por Rasmo

lunes, septiembre 10th, 2012

Titadyn, el eterno retorno (XLV) por Rasmo

En la anterior entrega abordé el asunto de la supuesta mentira de la perito de los Tedax al afirmar en el juicio que nadie le había preguntado antes por los componentes específicos que ella encontró al analizar los focos de explosión. Tras un estudio terminológico de la literalidad de lo que le preguntó el juez instructor, concluí que la afirmación de la experta policial era veraz. Tal como adelanté, queda por examinar otro aspecto importante de la referencia genérica a “componentes de dinamita”…

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XL) por Rasmo

domingo, enero 29th, 2012

Titadyn, el eterno retorno (XL) por Rasmo

(Sigue de la entrada anterior)

Terminé la anterior entrega señalando que lo más preocupante no era tanto la insistencia mediática del Sr. Iglesias en una ficticia obligación de los Tedax de guardar los “líquidos” de lavado, cuanto el hecho de que declarase tal cosa ante órganos jurisdiccionales, llegando incluso a conseguir plasmar tal falacia en una sentencia.

En efecto, la resolución que desestimó la demanda de Sánchez Manzano contra El Mundo, contiene, entre sus “presupuestos fácticos”, este doloroso pasaje (p. 34):

Que siendo correcto el lavado de los restos de los focos de las explosiones con agua y acetona como técnica que permite el arrastre y disolución de algunos componentes y, por ende, su detección con el análisis posterior de las aguas del lavado, y refiriendo la perito tedax en el plenario haber llevado a cabo tal técnica, no obstante reconoció que no guardó muestra alguna de esas aguas, lo que impidió un contranálisis por los peritos designados en el plenario, como admitieron los dos que en el presente juicio testificaron […].

Esto es lo que la Sra. Juez consideró un presupuesto fáctico “constatado”, que más adelante incluyó entre las “anomalías y disfunciones de diverso signo” (p. 36) que a su entender justificaban la absolución de El Mundo. Y “los dos que en el presente juicio testificaron” no fueron otros que los peritos Iglesias y Romero Batallán, que lograron convencer (aunque no parece que necesitaran esforzarse mucho) a la juez de que, efectivamente, la perito 17632 tenía la obligación de conservar esas “aguas” y, ellos, la facultad de realizar un “contraanálisis” de su trabajo.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXXIX) por Rasmo

jueves, enero 19th, 2012

Titadyn, el eterno retorno (XXXIX) por Rasmo

(Sigue de la entrada anterior)

La lavandería de los Tedax

Un criterio expositivo meramente cronológico nos llevaría a postergar el examen del presente punto hasta haber discutido otros aspectos, pero entiendo que, por unidad temática, procede abordar aquí su análisis.

En efecto, dentro de la imputación general -según la cual se produjo una retención ilegítima de los restos de los focos- se observa en ocasiones la alegación específica de que los Tedax efectuaron un “lavado” de esas muestras con agua y acetona y dichos extractos deberían también haberse remitido a la Policía Científica, para que ésta efectuara una especie de contraanálisis. En cambio, se reprocha, los Tedax se deshicieron indebidamente de tales extractos.

Tras esta acusación se encuentra fundamentalmente la mano de los peritos “independientes” y, con particular insistencia, de Antonio Iglesias. El nivel de ignominia alcanzado es tal, que merece documentarse ampliamente.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXXVIII), por Rasmo

viernes, enero 13th, 2012

Titadyn, el eterno retorno (XXXVIII) por Rasmo

Sigue de la entrada anterior

c) De legajos y “pilladas

El letrado de la AAV11M menciona en su querella contra Sánchez Manzano y la Inspectora 17632 un legajo de prueba donde supuestamente existe “un listado de 47 páginas relacionando numerosos atentados terroristas en los que la Unidad Central de desactivación de Explosivos ha remitido a la Policía Científica los vestigios de la explosión en un atentado terrorista para su análisis científico” (p. 24). Él mismo exhibió dicho listado en la vista del juicio del 11-M, como se encarga de recordar también en la referida querella (p. 28).

Otro tanto hace García Abadillo en el Prólogo de “Titadyn” (pp. 31-32):

Después, durante su declaración ante el tribunal, que se produjo el 14 de marzo de 2007, para justificar la no remisión a la Policía Científica de los elementos esenciales para conocer el explosivo utilizado por los terroristas, Sánchez Manzano volvió a sorprender a la concurrencia con una nueva teoría: el laboratorio de los Tedax examinaba en exclusiva los «restos no pesables», mientras que el laboratorio de la Policía Científica se encargaba de analizar los «restos pesables». […] El propio José María de Pablo, que aportó al tribunal numerosos análisis de restos no pesables realizados por la Policía Científica, le hizo pasar un mal rato a Sánchez Manzano durante su interrogatorio en el juicio oral.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXXVII) por Rasmo

jueves, diciembre 29th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXXVII) por Rasmo

Terminé la anterior entrega mencionando los cuatro elementos fundamentales que los conspiracionistas aducen para rebatir la argumentación de Sánchez Manzano y la perito 17632. Trataré aquí los dos primeros.

a) Las palabras de Díaz-Pintado

En la página 32 de “Titadyn”, García Abadillo señala:

[E]n su declaración ante el tribunal [de 11.4.2007], Díaz Pintado eliminó cualquier duda al respecto. A preguntas del abogado de la Asociación de Ayuda a la Víctimas del 11-M [José María de Pablo], sobre si alguien podía haber dado la orden de que no se remitieran los restos hallados por los agentes de los Tedax en los focos a la Policía Científica, el ex número dos de la Policía contestó: «En absoluto, no puede haber nadie que dé esa orden, porque quien tiene que hacer los informes periciales definitivos para elevar al órgano judicial es la comisaría de la Policía Científica».

Idéntica cita recoge De Pablo en la página 11 de su querella (y se recuerda en la página 24).

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXIII) por Rasmo

miércoles, febrero 16th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXIII) por Rasmo

En el contexto de la presente discusión, merece la pena detenerse unos instantes a comentar la declaración, mencionada brevemente en la anterior entrega, de la jefa de laboratorio de los Tedax ante el juez Del Olmo, el 18 de julio de 2006. Se trata, en efecto, de un episodio bastante ilustrativo.

Recordemos que, a raíz de los aspavientos de El Mundo iniciados el 11 de julio de 2006, el juez instructor citó a declarar tanto a Sánchez Manzano como a la perito Tedax, los siguientes días 17 y 18 de julio, respectivamente. Recordemos también que, en su comparecencia, la agente de los Tedax entregó al Sr. Del Olmo copia del informe S/N del 11 de marzo, en el que el día anterior (17 de julio) se había apoyado García Abadillo para cuestionar la honradez de Sánchez Manzano.

(más…)

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(3-a) EL «LAVADO» DE LAS MUESTRAS

sábado, noviembre 6th, 2010

LA CIENCIA CONSPIRACIONISTA.-(3-a) EL «LAVADO» DE LAS MUESTRAS»

En la entrada anterior habíamos tratado de la doblez de los argumentos conspiracionistas, que les permite acosar a la inspectora TEDAX nº 17632 por hacer análisis y por no hacerlos; por remitir sin tardanza unas muestras a la Policía Científica y por realizar ella la investigación, hasta donde su laboratorio lo permite.

El mismo Iglesias que considera capacitado el laboratorio TEDAX para hallar las sustancias necesarias para determinar el tipo de explosivos utilizado en los atentados, apoya la querella por no haberlos enviado al de la Policía Científica (donde en el mejor de los casos hubiesen tardado de 8 a 14 días en emitir sus resultados), y sonríe con  la cobarde caricaturización del laboratorio TEDAX como «de la señorita Pepis«.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XIII) por Rasmo

miércoles, julio 7th, 2010

Titadyn, El Eterno Retorno (XIII) por Rasmo

Sigue de Titadyn, el eterno Retorno (XII)

Hemos examinado en anteriores entregas cuánto ha dado de sí el asunto de la metenamina en contacto con una fértil y desinhibida imaginación. No obstante, si hemos de creer lo que el Sr. García Abadillo escribe en el Prólogo de “Titadyn”, nada de esto habría tenido demasiada trascendencia en ausencia de otro gran elemento. En efecto, nos aproximamos al meollo de todos los males: Sánchez Manzano y la referencia a la nitroglicerina en la Comisión de Investigación del 11-M. Así es como lo expone el vicedirector de El Mundo en “Titadyn” (pp. 17-18):

El asunto de los explosivos no habría despertado ninguna polémica si no hubiera sido por la torpeza del propio Sánchez Manzano. Efectivamente, el comisario jefe de los Tedax, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación del 11-M, que tuvo lugar el 7 de julio de 2004, a una pregunta del diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo sobre la composición del explosivo usado por los terroristas, respondió: «He dicho que los restos de los focos de las explosiones llegan a la unidad a las 12.30; se inicia su análisis y se obtienen los primeros resultados en torno a las 14.00 horas [del 11 de marzo]. En algunos casos (en concreto en ocho de los diez focos), no en todos, cuando se hace el análisis de los restos del foco de la explosión logramos encontrar restos de nitroglicerina, y la nitroglicerina es el componente de todas las dinamitas». Posteriormente, durante el mismo interrogatorio, pero esta vez a preguntas del diputado del Grupo Mixto José Antonio Labordeta, Sánchez Manzano volvió a insistir sobre el mismo tema: «A las 14.00 horas, como son muestras obtenidas en los restos que ha dejado la explosión, lo único que se puede averiguar es que es dinamita, porque lo único que se puede encontrar es nitroglicerina, que es componente común en todas las dinamitas».

¿Que el asunto de los explosivos no habría despertado ninguna polémica sin este incidente? Visto lo visto, me permito dudarlo. A algunos autores no les hace falta estímulo externo alguno para descubrir grandes misterios. De hecho, hemos comprobado en anteriores entregas que el asunto de la metenamina, en realidad, estaba ya resuelto en el seno de la investigación antes incluso de que empezara la algarabía mediática.

(más…)

LA SENTENCIA (10):

sábado, octubre 31st, 2009

Sigue de la entrada anterior: LA SENTENCIA (9): La «marca» (hispánica) de los explosivos

El décimo (y último) Presupuesto fáctico de la Sentencia Lledó descansa sobre las declaraciones de dos personas que, de grado o por fuerza, se convirtieron en estrellas e ídolos mediáticos del conspiracionismo: el Jefe provincial de los TEDAX Madrid, Cáceres Vadillo, y el líder espiritual y cabeza visible de los peritos conspiracionistas, Antonio Iglesias.

Ustedes serán conscientes de lo inseguro que resulta basar una condena o una absolución en testimonios, en lugar de pruebas físicas, o experimentos reproducibles.

Así, por ejemplo, durante un tiempo Cáceres Vadillo fue citado por los conspiracionistas por haber declarado que su primera impresión sobre el explosivo utilizado en los atentados, basándose meramente en el poder de detonación observado, fue que se hallaba en presencia de un explosivo de alta gama, como C3 o C4. Pese a que Cáceres Vadillo también incluía a la dinamita GOMA 2 ECO (con  la que él, personalmente, no tenía experiencia) como de alta gama, y pese a que pronto descartó, por el humo, que se tratase de C3 y C4, los conspiracionistas siguieron seleccionando la parte de sus declaraciones que más les interesaba, desechando las demás y, sobre todo, negando todas las pruebas físicas que se realizaron.

(más…)

LA SENTENCIA (9):La «marca» (hispánica) de los explosivos.

lunes, octubre 26th, 2009

Viene de la entrada anterior: LA SENTENCIA (8): Las muestras.

(Artículo colectivo)

Corremos el riesgo, en esta ya larga serie sobre la sentencia de la juez Lledó,  de repetir alguno de los puntos y dejarnos sin tratar otros, por tomar con demasiada linearidad los presupuestos fácticos de Su Señoría la juez Lledó.

Tal puede pasar al tratar sobre el Presupuesto nº 9, donde se mencionan temas ya suficientemente comentados, como la metenamina, la nitroglicerina, o la competencia de los diferentes laboratorios.

Pero queda un campo de análisis aún no explorado exhaustivamente, y lo suficientemente importante como para dedicarle una entrada completa: La marca de los explosivos.

No me cabe duda de que las cosas siempre se pueden hacer mejor. Y no se discute, como habrá visto quien haya tenido la paciencia de leer toda la serie, que los medios de la Policía Científica fueran superiores a los del laboratorio TEDAX. Según reza el oficio de la Policía Científica recabado en el marco de la demanda interpuesta por S-M contra El Mundo, “por orden de la superioridad, desde octubre de 2006, todas las analíticas referidas a explosivos, se realizan en los Laboratorios de la Comisaría General de Policía Científica”. Es obvio que esto supone la constatación (probablemente no ajena a la controversia suscitada en torno al 11-M) de que dichos laboratorios son los más adecuados. Pero cabe, por un lado, hacer la lógica deducción según la cual, si eso es así desde octubre de 2006 “por orden de la superioridad”, la práctica habitual debía de ser distinta antes de esa fecha. Por otro lado, que una práctica sea mejorable no convierte automáticamente a quien la lleva a cabo en reo de un delito. Como anécdota personal -a título de ejemplo- diré que, en mi trabajo, en una gran institución, a mediados del año 2001 aún empleábamos como procesador de textos la versión MS-DOS de Wordperfect, algo que, para emplear un adjetivo que CGA ha aplicado al laboratorio de los Tedax, siempre me pareció “tercermundista”. Pero a nadie se le ocurrió ni se le ocurriría afirmar que cualquier posible deficiencia derivada de aquel hecho nos convertía en criminales o convertía en criminales a mis superiores.

(más…)