Posts Tagged ‘Juan del Olmo’

Titadyn, el eterno retorno (XLVIII) por Rasmo

domingo, octubre 13th, 2013

Titadyn, el eterno retorno (XLVIII) por Rasmo

(Sigue de la entrega anterior)

En las anteriores entregas comenté una serie de deficiencias achacadas al comportamiento de los Tedax en materia de análisis de explosivos. Hablé de los protocolos que supuestamente infringió la Unidad Central, dirigida por Sánchez Manzano, y de los defectos que pretendidamente caracterizan, en particular, la actuación de la perito 17.632 y su informe sobre los focos de explosión de los trenes. A lo largo de mi examen introduje algunas observaciones cuyo desarrollo he ido postergando: aludí, por ejemplo, a los aspectos contradictorios de la crítica alternativa según la cual se acusa unas veces a la perito de los Tedax de no poder referir los componentes hallados en sus análisis y, otras veces, o de no querer hacerlo. En relación con ese primer elemento de capacidad, en mi entrega 42 adelanté lo siguiente:

Cuando ésta es la línea argumental, se incide en los paupérrimos análisis realizados en la sede de los Tedax, en un laboratorio de la “señorita Pepis” (EM, 14.2.2007) y con técnicas “tercermundistas” (CGA, EM, 20.11.2006. Con el tiempo, haciendo uso de unas declaraciones tal vez mejorables de Sánchez Manzano, esta idea se resume en el hecho de que los análisis de los focos emanados de su unidad no fueron “científicos”, lo que frecuentemente se identifica de manera confusa con lo tratado en la anterior entrega en relación con el “valor pericial” o “valor probatorio” del informe cuestionado, ya que “se supone que los informes periciales que se remiten al juez deben tener un carácter científico” (García Abadillo y Marraco, EM, 21.1.2007).

Comienzo ahora el bloque en el que habré de dilucidar y ampliar éste y otros extremos conexos.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XLIV) por Rasmo

miércoles, septiembre 5th, 2012

Titadyn, el eterno retorno (XLIV) por Rasmo

Como expuse en la anterior entrega, la perito 17.632 dio en el juicio el nombre de los elementos hallados en sus análisis de los focos: nitroglicol y nitrato amónico, que son componentes de la dinamita. Los críticos la acusan de mentir cuando adujo que nadie se los había preguntado antes, pues, según entienden estos comentaristas, el juez Del Olmo lo había hecho el 18 de julio de 2006 y, en aquella ocasión, la experta supuestamente había respondido que no era posible dar componentes.

Pues bien, pretendo ahora acreditar que no hay mendacidad alguna por su parte. Para ello examinaré, aquí y en la próxima entrega, las dos cuestiones que perfilé en el anterior número de mi serie y que procede distinguir: 1) ¿De verdad le habían preguntado a la perito por los componentes exactos antes del juicio? Y 2) ¿Por qué la perito no especificó los componentes en su informe original de abril de 2004?

(más…)

11-M Refrito Rererererevisited por MANEL GOZALBO.

sábado, diciembre 10th, 2011

11-M Refrito Rererererevisited

Manel Gozalbo

Se lo dije en Twitter al flamante fichaje de ABC, Juan Carlos Girauta, que empezaba a hacer cábalas jurídicas sobre el significado de las supuestas exclusivas de El Mundo relativas a Jamal Zougam. Nada de lo que se está publicando es nuevo —le comenté—, ya ha sido visto y descartado por el Tribunal Supremo cuando los recursos de casación. La conversación terminó con un incrédulo expletive not deleted por su parte que uno, a estas alturas, entiende justificado de sobras. Porque esta no es ni la primera ni la decimonovena vez que El Mundo reempaqueta noticias viejas del 11-M y las presenta como si fueran nuevas de trinca, para interminable asombro de sus parroquianos. Y tampoco es ni la segunda ni la vigésima que, al hacerlo, distorsiona hechos, oculta datos e inventa sobre la marcha, presentando las cosas bajo una luz que no es la propia. Me dejaron de pillar desprevenido hace años —a la fuerza ahorcan—, pero admito que quien no siga la saga onceémica muy de cerca puede sentirse defraudado en su buena fe más de lo aconsejable.

El día de la marmota contado por la marmota.

(más…)

Titadyn, el eterno retorno (XXIII) por Rasmo

miércoles, febrero 16th, 2011

Titadyn, el eterno retorno (XXIII) por Rasmo

En el contexto de la presente discusión, merece la pena detenerse unos instantes a comentar la declaración, mencionada brevemente en la anterior entrega, de la jefa de laboratorio de los Tedax ante el juez Del Olmo, el 18 de julio de 2006. Se trata, en efecto, de un episodio bastante ilustrativo.

Recordemos que, a raíz de los aspavientos de El Mundo iniciados el 11 de julio de 2006, el juez instructor citó a declarar tanto a Sánchez Manzano como a la perito Tedax, los siguientes días 17 y 18 de julio, respectivamente. Recordemos también que, en su comparecencia, la agente de los Tedax entregó al Sr. Del Olmo copia del informe S/N del 11 de marzo, en el que el día anterior (17 de julio) se había apoyado García Abadillo para cuestionar la honradez de Sánchez Manzano.

(más…)

LAS VEINTIUNA MENTIRAS DE LUIS DEL PINO (IV)

lunes, abril 12th, 2010

Tras la necesaria digresión para ocuparnos de la serie de embustes de otro estupendo mentiroso, Antonio Iglesias, volvemos a retomar el Catecismo Conspiracionista de Luis del Pino donde lo habíamos dejado:

==================================================

 

10. ¿Quién dio la orden de destruir los trenes?

Luis del Pino dijo:

Tampoco se sabe. Nadie se atrevió a dejar constancia escrita de la orden de destrucción. Pero lo que sí existe es una orden del juez Del Olmo autorizando que se destruyeran todos los efectos no reclamados por las víctimas, efectos que hubieran permitido hacer ulteriores análisis. Aquellos efectos de las víctimas del 11-M fueron quemados en el vertedero de Valdemingómez.

Respuesta:

Es un CONJUNTO DE FALSEDADES, Sr. Del Pino.

Como ya se ha comentado en anteriores entradas, el artículo nº 326 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal dice así:

Cuando el delito que se persiga haya dejado vestigios o pruebas materiales de su perpetración, el Juez instructor o el que haga sus veces los recogerá y conservará para el juicio oral si fuere posible, procediendo al efecto a la inspección ocular y a la descripción de todo aquello que pueda tener relación con la existencia y naturaleza del hecho.

La conservación de los vagones afectados por las explosiones -que son, como ya se ha dicho, escenario, y no arma del crimen, como tantas veces se empeñan en decir los conspiracionistas- hasta la celebración del juicio oral era manifiestamente imposible, por razones de índole moral e incluso de Salud Pública -por contener sangre, restos humanos, etc-, por lo que el juez instructor procedió a ordenar inspecciones oculares, dictámenes periciales,  informes técnicos y extracción de las todas las pruebas necesarias.

(más…)

LAS VEINTIUNA MENTIRAS DE LUIS DEL PINO (III)

lunes, marzo 22nd, 2010

(Sigue del hilo anterior).

Se atribuye a Sócrates la Mayéutica, técnica consistente en interrogar sobre algún problema para, debatiendo la respuesta, llegar al conocimiento. Luis del Pino parece estar poniendo a punto un revolucionario método pedagógico: sobre algún aspecto de los atentados cometidos el 11 de Marzo de 2004, hace una pregunta y se responde a sí mismo; unas veces el aspecto es irrelevante, otras la pregunta no afecta a ningún punto de interés, y en la mayoría de las ocasiones la respuesta es una o varias mentiras.

Hemos visto ya muchos ejemplos de la Pinéutica, o manera de llegar al desconocimiento total de lo sucedido mediante un sistema de preguntas y respuestas sin posibilidad de interracción con el alumnado.

Hoy vamos a practicar un poquito más.

(más…)

LA SENTENCIA (9):La «marca» (hispánica) de los explosivos.

lunes, octubre 26th, 2009

Viene de la entrada anterior: LA SENTENCIA (8): Las muestras.

(Artículo colectivo)

Corremos el riesgo, en esta ya larga serie sobre la sentencia de la juez Lledó,  de repetir alguno de los puntos y dejarnos sin tratar otros, por tomar con demasiada linearidad los presupuestos fácticos de Su Señoría la juez Lledó.

Tal puede pasar al tratar sobre el Presupuesto nº 9, donde se mencionan temas ya suficientemente comentados, como la metenamina, la nitroglicerina, o la competencia de los diferentes laboratorios.

Pero queda un campo de análisis aún no explorado exhaustivamente, y lo suficientemente importante como para dedicarle una entrada completa: La marca de los explosivos.

No me cabe duda de que las cosas siempre se pueden hacer mejor. Y no se discute, como habrá visto quien haya tenido la paciencia de leer toda la serie, que los medios de la Policía Científica fueran superiores a los del laboratorio TEDAX. Según reza el oficio de la Policía Científica recabado en el marco de la demanda interpuesta por S-M contra El Mundo, “por orden de la superioridad, desde octubre de 2006, todas las analíticas referidas a explosivos, se realizan en los Laboratorios de la Comisaría General de Policía Científica”. Es obvio que esto supone la constatación (probablemente no ajena a la controversia suscitada en torno al 11-M) de que dichos laboratorios son los más adecuados. Pero cabe, por un lado, hacer la lógica deducción según la cual, si eso es así desde octubre de 2006 “por orden de la superioridad”, la práctica habitual debía de ser distinta antes de esa fecha. Por otro lado, que una práctica sea mejorable no convierte automáticamente a quien la lleva a cabo en reo de un delito. Como anécdota personal -a título de ejemplo- diré que, en mi trabajo, en una gran institución, a mediados del año 2001 aún empleábamos como procesador de textos la versión MS-DOS de Wordperfect, algo que, para emplear un adjetivo que CGA ha aplicado al laboratorio de los Tedax, siempre me pareció “tercermundista”. Pero a nadie se le ocurrió ni se le ocurriría afirmar que cualquier posible deficiencia derivada de aquel hecho nos convertía en criminales o convertía en criminales a mis superiores.

(más…)

LA SENTENCIA (8):Las muestras

jueves, octubre 22nd, 2009

Viene de la entrada LA SENTENCIA (7): A vueltas con la nitroglicerina.

 (Artículo colectivo)

Si continuamos progresando sobre los presupuestos fácticos -esto es, los hechos que considera demostrados la juez Lledó- llegamos ahora al º 8, que versa sobre la remisión, o mejor dicho  la no remisión, de las muestras de los focos de las explosiones a la Policía Científica, donde lo estaba esperando Manuel Escribano, el perito cuyo comportamiento genera no pocas suspicacias, para el Tribunal que juzgó el caso Bórico.

 

Dice la juzgadora (qué mal me suena esta palabra, pero vaya, dicen mis amigos abogados que puede usarse sin represalias por parte judicial):

Que no obstante carecer el Laboratorio de los Tedax de instrumentos cualificados para realizar una pericial científica eficaz sobre las muestras de los focos de las explosiones, el demandante lejos de remitirlos para su análisis a la Policía Científica, que sí contaba con los medios técnicos y humanos precisos para ello, designó expresa y exclusivamente a una perito de los Tedax para llevar a cabo la analítica referida, la cual, como ya se ha expuesto, no expresaba componente alguno detectado, justificando el demandante en el acto del juicio oral tal decisión en que nunca se habían enviado los restos no pesables de explosivos a la Policía Científica, que nunca se había hecho, cuando lo cierto es que, como revela el oficio remitido a estos autos por la Dirección General de Policía de fechas 21 y 26 de Enero de 2009, entre el año 2000 y 2006, la policía científica realizó por petición de los Tedax 116 informes mientras que los Tedax 72, y de estos 116 informes, constan que entre los años 2000 y 2006, ambos inclusive 10 informes lo fueron de sustancias no pesables, de restos de explosivo no pesable analizados por la policía científica.

(más…)

LA SENTENCIA (7): A vueltas con la nitroglicerina.

domingo, octubre 18th, 2009

Viene de la entrada LA SENTENCIA (6):  La mete… ¿qué?

(Artículo colectivo)

El Presupuesto fáctico nº 7 de la sentencia de la juez Lledó nos va a dar ocasión de argumentar en una entrada considerablemente más breve que las anteriores y que las que vendrán. Así que nos vamos a permitir el lujo de copiarlo en su integridad:

7) Que el demandante en un primer momento, concretamente en su declaración efectuada el 7 de julio de 2004 en la comisión de investigación parlamentaria, expuso que encontraron nitroglicerina y que este era un componente común en todas las dinamitas, con independencia de su nombre comercial (cuando lo cierto es que tal componente es incompatible con la goma 2 ECO), y posteriormente, tanto en el juzgado instructor en fecha 17 de julio de 2006, como en su testifical practicada en el juicio oral manifestó que la afirmación vertida por él en la comisión de investigación parlamentaria relativa al hecho de haberse identificado en los focos de las explosiones nitroglicerina era un error, una equivocación, asi como que los análisis llevados a cabo en la unidad de desactivación de explosivos son solo de caracter investigativo, no científico, por lo que no se puede dar composición del explosivo cuantitativa ni cualitativamente, ni marca comercial.

Puesto así, da la sensación de que Sánchez Manzano ha reconocido, en algún sitio, que los análisis que se podían hacer en el laboratorio de los TEDAX eran poco precisos, y que, incluso, ha llegado a confesar que por eso no se pudo determinar la marca del explosivo.

(más…)

LA SENTENCIA (5): La «diligencia»

martes, octubre 13th, 2009

Viene de la entrada LA SENTENCIA: una madeja enmarañada

(Artículo colectivo)

La sentencia de la juez Lledó, en su quinto Presupuesto fáctico, no trata sobre ninguna anomalía que pueda ser achacable a Sánchez Manzano. El Mundo afirmaba, según recoge la juez en su sentencia:

Que los demandados sostienen que es imposible que el teléfono móvil TRIUM 110 hallado en la mochila de Vallecas guardase en su memoria la fecha y la hora para la que estaba programado en cuanto que este modelo borra los datos almacenados al ser retirada la batería, como aquí hubo de hacerse para extraer la tarjeta SIM, pues en tal caso se pierden la hora y la fecha; por lo que, razonan, cuando los Tedax vuelven a encender el terminal con una nueva tarjeta SIM, el teléfono en cuestión no podía mostrar en ningún caso la «hora real» pues la ha perdido al igual que la fecha establecida con anterioridad; y de haberse encendido el teléfono con la tarjeta original se hubiera perdido la señal de activación de la BTS Morata de Tajuña, lo que no ocurrió.

Además, decía El Mundo en el artículo:

Este dato fue recogido por Del Olmo en sus autos y por la fiscal Olga Sánchez en su escrito final de acusación.

Aunque «El Mundo» no lo menciona, casualmente, también la Sentencia de la Audiencia Nacional lo dio por hecho probado:

El teléfono móvil llevaba dentro una tarjeta de la compañía AMENA-AUNA con el número 652 28 29 63 y tenía programado el despertador a las 7:40 horas. (Hecho Probado 3.2)

Aquí, a priori, no existe ninguna disfunción o error que criticar, así que para merecer el amparo de las leyes van a presentar dos pruebas de una supuesta diligencia en la investigación: un perito que ha realizado un experimento de condiciones supuestamente similares a la apertura del móvil, el día 12 de Marzo de 2004, y el manual de instrucciones (libro de Condiciones Técnicas y Usuario) del móvil TRIUM 110.

(más…)