Acuse de Recibo (II.1)

Sigo con mi respuesta a la misiva de Luis del Pino.  Este artículo se mete en detalles, por lo que es bastante largo y será publicado en dos partes. La buena noticia es que las FAQs sobre la bolsa de Vallecas, gracias a este artículo, han experimentado un progreso considerable.
 

Comencemos.
 

Dice usted, Don Luis:
 

Continuando con la carta de ayer, déjame que te diga en primer lugar que tienes parte de razón en una cosa: a lo largo de estos meses de investigaciones hemos destapado muchos «enigmas» que no prueban nada en sí mismos, por muy raros que puedan parecer.

Demostraré que no hay tal. Ustedes no han destapado enigmas «raros». Lo que han hecho es inventarse ficciones y manipular los hechos para que parezcan sospechosos. Empecemos.
 

Tomemos, como ejemplo, la mochila de Vallecas. En todo este tiempo hemos demostrado, basándonos en los propios datos del sumario, que:
 

1.     Nadie vio la mochila de Vallecas en la estación de El Pozo, ni en el trayecto que recorrió hasta la comisaría de Puente de Vallecas (hasta tal punto, que el juez se ha visto obligado a recurrir a la comprobación de la cadena de custodia como medio «indirecto» de intentar demostrar que la mochila estuvo en El Pozo).

    O sea que han «demostrado» ustedes una obviedad. Nadie nunca afirmó lo contrario, señor Del Pino. Nadie dijo nunca que tal mochila hubiese sido vista antes. Siempre se ha dicho que la mochila fue encontrada en la comisaría.
 

Así que ustedes afirman una obviedad que, por lo demás, ocurre en infinidad de procesos penales. ¿Alguien vio ese cuchillo en manos del asesino? ¿O esa pistola? ¿Alguien vio en manos de Txapote la pistola con la que asesinó a Miguel Ángel Blanco? Por cierto, ¿por qué no se lo pregunta usted nunca? ¿Cómo puede estar seguro de que en el caso de Blanco no hubo pruebas inventadas? ¿No le parece relevante que la pistola de marras no haya sido vista en manos de Txapote en el momento del asesinato? Se lo contesto yo: no, no le parece relevante, a pesar de que son las mismas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y es la misma Audiencia Nacional que usted critica en el caso del 11-M las que han hecho la investigación, instruido el sumario, presentado las pruebas en juicio y obtenido una condena.
 

Y es que, como le digo, la falta de testigos que asocien el arma homicida con el escenario del crimen y el criminal es perfectamente común en procesos penales. Nadie se sorprende de ello, porque hay otros elementos probatorios que, a falta de dichos testimonios, establecen más allá de la duda razonable la relación que usted echa en falta. Por cierto, quédese con esa frasecita, «más allá de la duda razonable». Es utilísima. Y lo es porque siempre podemos dudar de todo, siempre. Ya lo demostró Descartes, y de forma aún más radical, el obispo Berkeley. La cuestión es si la duda es razonable.  Y las dudas de usted, señor Del Pino, no son razonables. Ya lo verá dentro de algunos meses: el tribunal estimará la prueba, por más dudas que usted haya querido sembrar al respecto. Y es que este primer punto es tan absurdo, revela tal desconocimiento del curso normal de un proceso penal, que no puedo entender cómo tiene usted la audacia de plantearlo.
 

Como en sí mismo el punto (1) no tiene nada de particular, ustedes han intentado inflarlo artificialmente, argumentando que es raro que los Tedax y los perros no detectaran la bomba. Sin embargo, no hay pruebas de que se hayan utilizado perros en El Pozo (no hay un solo testimonio en ese sentido) ni tampoco que la orden del jefe provincial de Tedax de Madrid en el sentido de revisar dos veces todos los vagones, se haya cumplido. O si se cumplió, bien pudo ocurrir que dicha revisión se hiciera después de que la mochila hubiese sido retirada por otras manos que no repararon en su contenido.  En particular, le recuerdo que la otra bomba de El Pozo fue encontrada por un Policía Municipal, no por un Tedax. Hay muchas explicaciones posibles de lo que usted considera artificialmente «raro», explicaciones que usted, invariablemente, y en una muestra de nulo rigor intelectual, olvida.
 

Y las olvida, señor Del Pino, para crear la ilusión de que su explicación es la única posible, o cuando menos, la más probable. Para lo cual se ayuda de calificativos tales como «raro». Usted no puede vivir sin calificativos, ¿sabe por qué? Porque necesita reforzar la debilidad de sus argumentos. Por ello todo lo que usted impugna es «raro», extraordinario», «sospechosísimo», «difícil de creer», etcétera. He hablado exhaustivamente de ello y no me repetiré aquí.
 

Para terminar este punto, una aclaración. El juez «no se ha visto obligado» a recurrir a esa comprobación sino porque ustedes la pusieron en duda de forma totalmente gratuita, y siendo, como parece, un juez bastante acucioso –a pesar de la imagen de incompetencia que usted se ha esmerado en fabricarle– seguramente decidió «blindar» ese aspecto del sumario, cosa que por cierto hizo a su satisfacción, algo que usted curiosamente «olvida» mencionar.
 

El juez mantuvo la bolsa de Vallecas como prueba de cargo después de esa diligencia, con lo que es evidente que no sólo está convencido que la cadena de custodia no se rompió, sino que piensa que puede convencer al tribunal de la realidad de la prueba.
 

Yo sé que usted necesita desesperadamente que la cadena de custodia se rompa, pero intente no confundir sus deseos con realidades. Suele ser mala idea.
 

2.     Mientras que los objetos recogidos en las demás estaciones fueron llevados a IFEMA, como había ordenado el juez Del Olmo, los de El Pozo (entre los que luego aparecería la mochila) siguieron un complicado trayecto hasta acabar recalando en la comisaría de Puente de Vallecas.

    No existe evidencia de que Del Olmo haya ordenado llevar los objetos personales a IFEMA. En cambio, tenemos el testimonio del inspector-jefe Miguel Ángel Álvarez (pag. 58 del sumario):
 

ordenando a los responsables de dichas dotaciones policiales que las bolsas de plástico con los objetos y efectos fueran depositadas en la Comisaria de Policía de Villa de Vallecas, según habla dispuesto la Superioridad.
 

No queda claro si «la Superioridad» es el propio Del Olmo o  la juez presente en El Pozo (la No. 49 de Madrid), ya que como se explica en el propio Auto, fueron creadas comisiones judiciales ad hoc ante la magnitud de la tarea, aunque algún otro testimonio policial parecería apuntar a lo segundo. En fin, no es importante. Lo importante es que la orden es judicial, y que estos testimonios han sido omitidos por usted, señor Del Pino, que nunca nos aclara que fue un juez el que dispuso el desplazamiento a la Comisaría de Vallecas, aunque aquí hable el inspector-jefe de la Comisaría de Villa, no Puente, de Vallecas.
 

Fíjese además que esta orden, la orden original, es previa a todo el periplo. Ahora bien, usted ha afirmado taxativamente en su Enigma 24 que la mochila se plantó en IFEMA. ¿Cómo entonces se explica la orden original de llevar los efectos a una Comisaría? ¿No sería dicha orden contraria al supuesto efecto deseado, según su teoría, de tener los efectos en IFEMA para plantar la mochila? Movido por la suspicacia, puede usted alegar que hubo confusión en las órdenes y que precisamente por ello hubo contraorden de enviar los objetos a IFEMA; sin embargo, como veremos, este argumento debilita considerablemente su postura. Por cierto que volveremos sobre este tema de IFEMA, porque usted, en un párrafo posterior de este mismo artículo, al parecer entra en contradicción con su teoría de que la mochila fue plantada en IFEMA
 

En primer lugar, al verse forzado a admitir que pudo haber confusión de órdenes y contraórdenes, nada impide que ésta sea la explicación de la totalidad del periplo. Según el principio de la navaja de Occam, que en su formulación inicial aconseja no multiplicar inútilmente las causas, esta sola causa (la confusión) bastaría para explicar absolutamente todo el periplo. En segundo lugar, como también veremos a continuación, la contraorden de la contraorden (el recuperar los objetos de IFEMA para llevarlos a Puente de Vallecas) depende críticamente de que el inspector-jefe Álvarez se dé cuenta de que no se ha cumplido la orden inicial. Si Álvarez no se da cuenta, las bolsas se habrían quedado en IFEMA soñando el sueño de los justos. Todo esto, según veremos, debilita la hipótesis conspirativa.
 

Pero no acaban ahí las cosas. El inspector-jefe a renglón seguido declara:
 

Ante la sorpresa del Funcionario que suscribe dichos objetos y efectos son llevados al Parque Ferial Juan Carlos I, donde se encontraban el resto de objetos y efectos de los otros lugares siniestrados por cuyo motivo se pone en conocimiento del Magistrado Juez del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional dicha anomalía, disponiendo la Autoridad Judicial que los objetos y efectos recogidos en la Estación deFerrocarril de El Pozo sean llevados a la Comisaría de Policía de Puente de Vallecas.

Que dicha Autoridad Judicial ordena al Funcionario que suscribe que en el transcurso de la noche haga un detallado y exhaustivo recuento del contenido de las bolsas de plástico en cuyo interior se encuentran los objetos y efectos recogidos del interior de los vagones del tren siniestrado en la Estación de El Pozo.

Aquí ya no hay duda: la autoridad no es otra que Del Olmo (Magistrado Juez del Juzgado Central de Instrucción No. 6 de la Audiencia Nacional) en persona, que no es sólo el que pide el traslado, sino también el que pide el inventario. Por cierto que sería bastante absurdo mentir en este punto, ya que la mentira se formularía ante el propio Del Olmo. Vemos además que el propio Álvarez califica de anomalía el traslado a IFEMA.
 

Ahora llega el momento en el que usted tiene que explicarse. ¿Por qué no ha comentado los dos o tres párrafos anteriores de la declaración de Álvarez, que es difícil que usted ignore en cuanto hay constancia de que ha usado esta misma declaración para sus propios propósitos? ¿Será precisamente que estos párrafos explican que no es contra la voluntad de Del Olmo, sino siguiendo la misma, que se realiza el traslado a Vallecas, contrariamente a lo que usted sostiene? ¿Será que ha vuelto a caer en su inveterada costumbre de ignorar la evidencia que le es desfavorable?
 

 Ante esta evidencia, Don Luis, solo le quedan dos caminos: o bien acusa directamente al juez de estar involucrado en la conspiración, ya que de él parte la orden fundamental para el hallazgo de la mochila, o bien reconoce que su punto (2) no tiene por qué mover a sospecha; la explicación del periplo de la bolsa es perfectamente explicable ante la profusión de órdenes y contraórdenes de un día caótico, explicación que por cierto se ajusta mejor al principio de la navaja de Occam que he citado incansablemente y en particular en mi respuesta anterior a sus argumentos.
 

Pero no solo eso; habría que hacer notar que el propio periplo, lejos de avivar sus sospechas, tendría que tener el sentido contrario, el de apaciguarlas. En efecto, el mismo periplo disminuye dramáticamente la probabilidad de que un supuesto «plantador» de evidencia tuviera la seguridad ya no sólo de que encontraría en un momento dado los efectos de El Pozo en un lugar determinado, sino de que sería capaz de acceder a ese sitio sin ser detenido, pero sobre todo, sin ser recordado. Es crítico que no se recuerde al plantador nunca para que la conspiración tenga éxito a largo plazo. Es por ello que la evidencia incontestable de órdenes y contraórdenes no encaja bien con la versión conspiracionista y es por ello que no parece lógico que alguien se arriesgue tanto.
 

3.     La mochila de Vallecas no tiene huellas digitales ni rastros de ADN de ninguno de los 116 detenidos por los atentados, ni de ninguno de los 7 suicidas de Leganés.

    Y aunque los tuviera, dirían ustedes que fueron plantados, como lo dicen en Leganés, la Kangoo y el Skoda, que ya les conozco… Pero además hay otros elementos que relacionan la bolsa de Vallecas con los detenidos y con los muertos en Leganés. El detonador, la tarjeta del móvil, la marca del explosivo. Y lo cierto también es que obtener ADN y huellas dactilares es mucho más difícil de lo que ustedes –que no son expertos en el tema, recordémoslo, y que no han sido capaces de traer a la palestra una sola voz experta que comparta sus dudas–, seguramente influidos por el Grissom de CSI, querrían hacernos creer.
 

De todas formas, tendremos que recordar uno de los principios básicos de cualquier investigación rigurosa. Ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia. Que no se encuentren huellas ni rastros de ADN no quiere decir nada en principio. Si se encontraran serían una prueba positiva (como lo son en el Skoda, en la furgoneta, en Morata de Tajuña y en Leganés, entre otros sitios); si no se encuentran no se puede deducir nada de su ausencia.
 

4.     Los cuerpos de las 192 víctimas mortales del 11-M no tenían rastros de metralla de origen terrorista, a diferencia de la mochila de Vallecas, donde había algo más de medio kilo de tornillos y clavos.

    Demuestre esta afirmación. Díganos en qué se basa para afirmar taxativamente que no había tal metralla. Recuerde: ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia. En particular, no deja de ser muy interesante su matización «de origen terrorista». ¿Por qué la hace? ¿Cómo sabe usted sin lugar a dudas el origen de la metralla? ¿Se da cuenta de lo difícil que es, en plena autopsia, identificar si un resto de metal perteneció a un clavo o un tornillo? ¿Se da cuenta de que los forenses probablemente no tenían como prioridad identificar y aislar esos clavos y tornillos, que de existir quedarían fragmentados y deformados por la explosión? ¿Se da cuenta de que no tenían el entrenamiento necesario para identificar tales fragmentos deformados, que de hecho, en lo que respecta a las muestras recuperadas en los focos de explosión, sólo pudieron ser identificados en un laboratorio después de un análisis cuidadoso?
 

Es necesario entrar en un poco más de detalle. Pido disculpas de antemano por el tono objetivo y frío del párrafo que sigue. No olvido por un segundo la tragedia; pero el tono es necesario para explicar la situación.
 

Tengamos en cuenta que las personas más próximas serían las que más sufrirían los efectos de la metralla, actuando como escudos, y que los elementos de los trenes, en particular los asientos de fibra de vidrio, cumplirían la misma función.
 

Pero además, usted omite que la Policía encontró metralla en ocho puntos identificados como focos de explosión (y en dos más que no pudieron asociarse unívocamente con un foco), y que esa metralla consistía entre otros de clavos y tornillos para madera que también se encontraban en la bolsa de Vallecas.
 

Nos vemos entonces en una situación en la que por un lado tenemos, supuestamente –hasta ahora es solo su palabra–, ausencia de evidencia; y por otro evidencia positiva según la Policía, evidencia que por lo demás usted no ha desmentido.
 

¿Qué tiene que decir al respecto? ¿Por qué no la ha desmentido? ¿Por qué calla en su «análisis» la evidencia de metralla? ¿Por qué la «olvida»?  ¿Hay mejor muestra de que dicho análisis está profundamente sesgado? ¿Hay mejor muestra de su profunda deshonestidad intelectual? Y de todas formas, ¿a quién es lógico creer? ¿A los expertos de la Policía y la Guardia Civil, no objetados por ningún otro experto, o a usted?
 

5.     La mochila de Vallecas no podía nunca haber explotado, puesto que ni siquiera se habían unido los cables con un poquito de cinta aislante y dos de los cables estaban sueltos.

    Señor De Pino, creo entender que usted es ingeniero en telecomunicaciones. Por tanto, no creo que ignore que la cinta aislante no sirve para unir cables. Sirve, asombrosamente, para lo que dice el adjetivo: para aislar. La falta de cinta aislante es una muestra de un trabajo poco cuidadoso, pero no implica en absoluto que la bomba no pudiera estallar.
 

Por lo demás, lo de «no podía nunca haber explotado» es totalmente valorativo. ¿Cómo sabe usted en qué momento, de las múltiples manipulaciones que sufrió esa bolsa, se desconectaron los cables? ¿Cómo puede usted descartar sin pruebas que se hayan desconectado por accidente?. Como de costumbre, no puede, pero eso no es obstáculo a su proverbial temeridad.
 

Por cierto que hay un detalle curioso: el mismo Tedax (64.501) que afirma que los cables estaban desconectados afirma que uno de ellos presenta torsión (pag. 89 del auto de procesamiento). Sí, torsión, como si hace al trenzar dos cables para conectarlos. ¿Por qué no comenta usted ese punto? ¿No le parece un indicio de que los cables estuvieron conectados alguna vez? ¿Elige de nuevo ignorarlo porque es un punto que trabaja en contra de sus teorías?
 

A esto quisiera añadir que sigue sorprendiéndome que a la fecha el Tedax que desactivó la bomba, no admite que los cables estuvieran desconectados. Además dos de sus colegas (65.255 y 66.618) dicen que, a partir de la radiografía, no es posible determinar si los cables están desconectados. De todas formas, le daré a usted el beneficio de la duda, señalando sin embargo que, con su típica honestidad intelectual, usted no consigna estos testimonios y elige siempre la alternativa más favorable a su teoría.
 

Por cierto, es un pelín tramposo decir que dos de los cables estaban sueltos. Como usted bien sabe un empalme involucra al menos dos cables. Era un solo empalme, en todo caso, el que estaba suelto, no dos, como la frase «dos cables» podría dar a entender y muchos entienden.
 

6.     La tarjeta del teléfono usado como iniciador era completamente innecesaria. La alarma podía perfectamente sonar sin ella dentro, por lo que no se entiende para qué la dejan los terroristas.
 

Juicio de intenciones. Dice usted que «no se entiende», intentando obligar así al terrorista a una conducta específica (a veces bromeo diciendo que ustedes han creado el «Manual del Buen Terrorista», a posteriori, se entiende, y que se escandalizan cuando un terrorista falta, a toro pasado, a las «normas» que ustedes les han creado),.. decía, intenta obligar a un terrorista a una conducta específica a posteriori, siempre a toro pasado, cerrándose a alternativas enteramente razonables. Nuevamente vemos la voluntad nada objetiva de privilegiar una explicación –la que conviene al conspiracionismo—sobre todas las otras.
 

Y es que puede haber media docena de razones para que el terrorista dejara la tarjeta, desde el descuido hasta ignorar que la alarma funciona sin tarjeta. Yo, por ejemplo, ignoraba ese extremo hasta que se mencionó en conexión con el 11-M, y no me considero particularmente estúpido. Si yo hubiese armado la bomba, con toda seguridad hubiera dejado la tarjeta dentro.
 

Por cierto, hay otras seis tarjetas del mismo lote que dejaron de funcionar para siempre el día 11 de marzo, habiendo sido activadas en el mismo rango de tiempo que la de la mochila de Vallecas ¿Casualidad? Y, siendo esto así, ¿por qué no lo menciona usted nunca? ¿Por qué sigue usted omitiendo estos aspectos de evidencia que trabajan contra su hipótesis? Es la tercera vez que le pillo haciéndolo, y apenas llevamos seis afirmaciones…
 

Y aquí va la cuarta: dentro de la bolsa de Vallecas había un cargador de red eléctrica para el móvil Trium. Claramente es otro objeto innecesario. Y sin embargo, ahí estaba. ¿No cree usted que un terrorista que puso ese objeto innecesario, que potencialmente podría tener huellas dactilares o rastros de ADN y que por tanto objetivamente lo único que lograría sería incrementar la probabilidad de ser identificado, podría perfectamente haber omitido retirar la tarjeta del móvil? Nuevamente, usted omite toda mención a ese cargador que debilita su caso.

7.     El montaje del teléfono no bastaba para garantizar el estallido de los detonadores. Lo normal hubiera sido que los terroristas incluyeran también un circuito externo que extrajera corriente de la batería.
 

Del Pino, Del Pino. ¿Qué clase de ingeniero es usted? ¿Cómo que «garantizar»? En ingeniería no existe la garantía de nada, de ningún estallido, de ningún proceso, de ninguna resistencia a fallos. Todo lo más, hay un porcentaje de confiabilidad (o de fallo), más menos un error. No me hable de garantizar. Hábleme de cuál es el porcentaje de confiabilidad del teléfono como iniciador. ¿20%? ¿90%?  Los Tedax afirman que hicieron estallar una docena de detonadores con ese mismo teléfono, sin un solo fallo. Dígame qué confiabilidad calculó usted. ¿No puede, verdad? Claro que no puede, porque no hizo el experimento. Se limitó a medir corrientes con diversas cargas, y las comparó con la intensidad MÁXIMA de inicio según las especificaciones del detonador. La máxima, señor Del Pino, no la MÏNIMA. Por tanto, no puede hacer la afirmación que tramposamente hace.
 

Por cierto, conviene hacer historia. Ustedes llegaron a pensar que la corriente entregada por el circuito del vibrador del móvil no excedía la corriente de seguridad del detonador. Con esa expectativa hicieron las pruebas. Y sus pruebas, señor del Pino, fallaron. No confirmaron la hipótesis de que la corriente entregada por el circuito de marras era, como se llegó a afirmar, a todas luces insuficiente. ¿Qué hizo entonces, Del Pino? Pues muy fácil. En vez de reconocer el fracaso, lo disfrazó de éxito parcial con esa frasecita tan poco propia de un ingeniero, «no bastaba para garantizar». Enésima muestra de (des)honestidad intelectual.

En cuanto a lo que pueda ser normal o no, otro juicio subjetivo. Si el porcentaje de fallo era aceptable, ¿para qué complicarse con un circuito más complejo? Usted mismo dice que son «pelanas», ¿no? ¿Por qué entonces le sorprende que unos «pelanas» usen el diseño más sencillo posible? ¿O es que son «pelanas» cuando le conviene y dejan de serlo cuando no le conviene? ¿Qué habíamos dicho de lenguaje valorativo y de uso selectivo de la evidencia?
 

Por cierto, todo esto está documentado en los FAQs de Desiertos Lejanos. Le recomiendo una visita.
 

8.     La hora a la que estaba programado el teléfono de la mochila estaba desfasada dos minutos con respecto a las bombas que estallaron en El Pozo.
 

Si todos sus argumentos anteriores son peregrinos, éste probablemente se lleva la palma. ¿Cómo sabe lo que afirma, hombre de Dios? ¿Vio usted los otros temporizadores para saber a qué hora estaban programados? ¿Se le ha ocurrido la posibilidad de que todos ellos estuvieran con la hora desfasada respecto al tiempo real, en el fenómeno que en medición se conoce como «error sistemático»? ¿O bien, que tal desfase fuera intencional para causar daño en las personas que se acercaran a auxiliar? Hay un hecho, Del Pino, y es que las bombas que llegaron a estallar no lo hicieron simultáneamente. Vamos a ver las horas consignadas en el auto de procesamiento:
 

7:37:47 (Atocha I)
 

7:38:36 (Atocha II)
 

Alrededor de las 7:39 (calle Téllex, dos bombas)
 

Alrededor de las 7:38 (El Pozo, dos bombas)
 

Alrededor de las 7:38 (Sta. Eugenia)
 

Vallecas: 7:40
 

Como ve, existe una varianza más o menos significativa. Si obtenemos la media (centrando la medición de las últimas tres en la hora consignada), nos arroja un valor de 7:38:20. Por cierto que esto es un minuto con cuarenta segundos de diferencia con la bomba de la bolsa de Vallecas, no DOS minutos. Usted redondea introduciendo un error del 20%.  ¿Ve cómo siempre exagera un pelín los datos para intentar que apoyen su conclusión predeterminada? Siempre esa pequeña manipulación que «casi» no se nota…
 

Pero además, ¡las tres mediciones últimas no son precisas! Se habla de «alrededor de». ¿Cómo sabe que «alrededor de las 7:39 no incluye por ejemplo las 7:40? Respuesta: no lo sabe.
 

En el peor de los casos, ¿de verdad le sorprende una diferencia de un par de minutos? Recuerde: eran P-E-L-A-N-A-S. El término es suyo. Es perfectamente compatible con un «pelana» olvidarse de sincronizar los relojes, ¿no cree? No hago juicios de intenciones; sólo demuestro cómo trata usted la evidencia de forma altamente selectiva para apoyar su tesis preconcebida. No hay rastro alguno de objetividad.
 

Item más: ¿Hay algún atentado masivo en el que las bombas estallen EXACTAMENTE al mismo tiempo? Ciertamente, no Mumbai (Bombay), el último atentado similar. Siete bombas en un periodo de once minutos. ¡Toma varianza!
 

9.     A la Policía Científica no se le permitió fotografiar la mochila una vez desactivada.
 

EDITADO 5-09-06 en virtud de observaciones de un comentarista, que me pidió expandir el punto: Nuevamente estamos ante lenguaje cargado de intencionalidad típico del conspiracionismo. Usted mismo reconoce en su Enigma 27 que se hicieron fotos antes de desactivar la bomba, por parte de los Tedax, con la cámara de Policía Científica. Esto es perfectamente razonable. Los Tedax no permiten nunca que se aproxime a una bomba presuntamente activa ninguna persona que no sea de su cuerpo. Las fotos, por tanto, son realizadas antes de la desactivación según usted mismo reconoce. También dice usted que la cámara, después de realizadas las fotos, fue entregada de nuevo a la Policía Científica.

Continúa usted: «Sin embargo, al intentar fotografiar lo que había quedado de la bomba, le dijeron a él y a su compañero que «ya no hacían falta más fotos» y el comisario general le pidió que entregara el carrete a uno de los tedax presentes, cosa que hizo antes de marcharse

No se aprecia en este párrafo ninguna intencionalidad de impedir que la PC haga fotos. Se les dice simplemente que las fotos ya han sido realizadas (lo cual es verdad) y que no se estiman necesarias más fotos. Por no variar, usted presume mala fe sin demostrarla. ¿Qué impide la explicación más razonable de que, en efecto, los Tedax consideraron que tenían fotos suficientes? ¿Insistió el agente Juan Luis M.V. de la Policía Científica? ¿Se quejó a algún superior con posterioridad? ¿Apreció este agente algún error de procedimiento, alguna conducta sospechosa por parte de los Tedax, algo que le llevara a presumir ocultamiento?

Usted da una relación de hechos interesada y «olvida» que el involucrado, el supuestamente perjudicado Juan Luis M.V. no ha presentado ni una denuncia, ni una queja formal, nada. ¿Por qué entonces presume usted mala fe si el propio testigo que usted invoca –más experto que usted– no lo hace? Y, ¿cómo se compadece la afirmación de que había algo que ocultar con el hecho de que se devolviera la cámara al agente en una primera instancia?

No quiero dejar de resaltar la observación de que su Enigma 27 contradice directamente a su Enigma 24. En el segundo usted afirma que la mochila fue realmente hallada por la tarde, en IFEMA, que la tarjeta fue extraída antes de las dos de la madrugada ya que, aduce usted, la solicitud de información a las compañías telefónicas no podía pasar de dicha hora. En cambio, en el Enigma 27, usted dice literalmente: «Fue a eso de las 3:50 de la madrugada [cuando fue llamado el agente de Policía Científica Juan Luis M.V. para que se personara en el Parque Azorin]»

Por supuesto, ni una aclaración sobre tan flagrante contradicción, ni una disculpa, ni un retracto. ¿Y es usted el que se queja de las contradicciones del sumario? No existen contradicciones en el sumario que superen las de usted, Del Pino.

 

Pero además, estamos otra vez ante una afirmación que se intenta hacer pasar por grave cuando en realidad no tiene por qué significar nada. Sea quien sea quien hizo las fotos de la mochila desactivada, éstas existen. Las hemos visto todos, circularon con el logo de la Policía, y en ellas incluso puede apreciarse la típica regleta que usa Policía Científica para dar referencia de escala.
 

Por si esto fuera poco, el auto hace referencia a las fotos:
 

Se le muestra el folio 1.748 de las actuaciones a fin de que manifieste si la bolsa que aparece en la fotografía es la bolsa que vio la declarante: que sí, que era esa bolsa (pag. 69. del auto de procesamiento)

 Y por si esto siguiera siendo poco, los componentes de la mochila fueron sometidos a todo tipo de pruebas periciales por LA PROPIA POLICÍA CIENTÍFICA, que tuvo en sus manos al menos el móvil, el explosivo y la bolsa ¿Qué sentido tiene entonces, según usted, el supuesto impedimento de hacer las fotos, si tienen acceso ilimitado a estos elementos después? Ésta es sin duda una de las afirmaciones más surrealistas del conspiracionismo.

Para terminar este punto, resaltemos que, como siempre, usted usa la evidencia de forma selectiva. Cuando le conviene, la Policía Científica es tan sospechosa como los Tedax (véase por ejemplo el caso del análisis de la dinamita); cuando no le conviene, a la Policía Científica se le impide hacer su trabajo. ¿Sería mucho pedir un poco de coherencia?
 

10.                              La Policía ocultó al juez durante cuatro meses la existencia de la radiografía que se hizo a la mochila en la madrugada del 12 de marzo.
 

Ya estamos otra vez con el lenguaje cargado de intencionalidad. ¿Ocultó, señor Del Pino? Ya que usted hace esta afirmación taxativa, ¿puede demostrar que hubo intención de ocultar? Se lo contesto yo: no puede, por tanto esta afirmación taxativa la hace usted sin pruebas. Por no variar. Es una afirmación calumniosa y manipuladora.

Lo correcto, en todo caso, sería decir: «La Policía no entregó al Juez…» Eso sería usar lenguaje neutral, objetivo, no valorativo. Pero esto no es suficiente para convencer, ¿verdad, Don Luis? Dado lo débil de sus argumentos, lo único que realmente funciona es torcer las palabras, cargarlas de intencionalidad para forzar la conclusión que usted quiere, para que hasta el hecho más trivial parezca sospechoso.
 

Para terminar , ¿qué sentido tiene ocultar algo que terminará por salir a flote? ¿No hubiera sido mejor destruir la evidencia, señor Del Pino, en vez de ocultarla? Y puestos a ello, ¿me puede decir qué conclusión DISTINTA sacó el juez cuando supo de la existencia de la radiografía? Ninguna, ¿verdad? Sus conclusiones siguieron siendo las mismas.
 

Volvemos a la gran falacia: supuestamente se oculta información compremetida al juez. Pero cuando esa información sale a flote… ¡el juez sigue manteniendo sus conclusiones previas! Es decir, en contra de lo que usted afirma, no hay indicio ninguno de que la información supuestamente ocultada haya sido relevante. ¿Por qué entonces ocultar información irrelevante?  ¿Verdad que no tiene el menor sentido?
 

11.     La Policía ocultó al juez durante diecisiete meses el informe redactado por el inspector que estaba a cargo de los bultos en la estación de El Pozo.
 

Otra vez la calumnia sin pruebas: «Ocultó«. La misma palabra. La misma carencia de pruebas. Occam, señor Del Pino, use a Occam. En particular, no presuma mala fe cuando la simple negligencia o descuido puede servir para explicar los hechos. Es un corolario de la navaja de Occam, llamado principio de la navaja de Hanlon.

EDITADO 5-09-06. Un comentarista me indica en privado que el «informe» no era tal. Era una instancia solicitando una medalla, lo cual explica el lenguaje de autobombo que contiene. Ésta es una buena razón para no haberlo integrado en el sumario desde el principio, no siendo parte de la investigación.

 

Volvamos a hacer la pregunta, a riesgo de ser reiterativos: ¿de qué forma cambió ese informe las conclusiones del juez? No las cambió en absoluto, ¿verdad? Pues eso. ¿Para qué ocultar algo que no tiene relevancia?
 

12.    La Policía envió al juez una mochila falsa, rotulada como si fuera la de Vallecas.
 

¿¿¿Falsa??? Esto ya es el colmo del lenguaje manipulador para forzar una conclusión. No es verdad, señor Del Pino. La mochila no era falsa. No era la que el juez había pedido, es verdad, pero eso no la convierte en falsa. Según la propia Policía, hubo una confusión entre la mochila hallada en Vallecas y  una que había comprado la Policía para hacer pruebas policiales comparativas. Ambas bolsas, por cierto, eran bastante similares.
 

Por cierto también que se trataba sólo de la bolsa, sin el contenido. Es importante precisarlo porque de su lenguaje podría deducirse que se trataba de la bomba completa, y he leído a gente que sostiene que lo era.
 

Por cierto, ¿nos puede decir qué consecuencias tuvo ese envío incorrecto? Ninguna, ¿verdad?  Entonces, ¿para qué tendría alguien interés ninguno en confundir las mochilas? Otra vez la exageración de hechos triviales, la voluntad férrea de volverlos sospechosos a toda costa.
 

El propio juez, en el auto, habla específicamente, refiriéndose a este punto, de un «error suficientemente aclarado». Si él lo considera un error y lo considera aclarado,  ¿qué argumentos tiene usted para sostener lo contrario contra el mejor criterio del juez?
 

En nuestra opinión, todo esto apunta a que la mochila de Vallecas jamás estuvo en los trenes, sino que fue «plantada» para orientar las investigaciones hacia el locutorio de Lavapiés. ahora ti, por el contrario, ninguno de estos puntos prueba nada en sí mismo.

Su opinión. Usted mismo lo ha dicho. La opinión de personas que no sólo no tienen ninguna experiencia penal o forense, que no sólo no pueden invocar un solo experto que defienda su postura, sino que han demostrado su absoluta carencia de rigor intelectual , objetividad, argumentos y evidencia, además del hecho nada trivial de poseer demostrablemente una cierta postura política –para no llamarla «extremas ganas de creer»—que se vería muy beneficiada si sus delirios tuvieran razón. Recuerde, Del Pino: si algo es demasiado bueno para ser verdad, casi seguramente no es verdad. Usted está convencido de algo. Que fuera cierto le causaría, no lo niegue, un gran placer ideológico. A una persona con un mínimo de rigor intelectual, como decía Carl Sagan, este solo hecho le haría sospechar r de su hipótesis, le obligaría a  someterla a un escrutinio mucho más riguroso.
 

Ustedes, en cambio, hacen todo lo contrario. Convencidos a priori de su verdad, usan todos los trucos y trampas retóricos para intentar imponerla.
 

Pero las opiniones no valen, Sr. Del Pino. Lo que valen son las pruebas. Y las pruebas, según las valorarán los tribunales, les quitarán a ustedes la razón. Estoy seguro de ello.
 

Continuaremos con la segunda parte de este artículo mañana.
 

33 Responses to “Acuse de Recibo (II.1)”

  1. Una respuesta impresionante a una carta de LdP llena de insinuaciones, medias verdades, mentiras y manipulaciones.

  2. Flashman dice:

    Me sigue costando creer que a éste sujeto le mueva otra cosa que no sea la mala fe.

  3. Pedro dice:

    «¿Hay algún atentado masivo en el que las bombas estallen EXACTAMENTE al mismo tiempo? Ciertamente, no Mumbai (Bombay), el último atentado similar. Siete bombas en un periodo de once minutos. ¡Toma varianza!»

    Creo recordar que las explosiones del 7-J fueron casi simultáneas (8:50 h), con una diferencia de escasos segundos. Hay una hipótesis ‘no oficial’ que plantea la posibilidad de que las bombas del Metro de Londres fueran detonadas a distancia y no por los individuos que llevaban las mochilas. Excluyendo, claro está, la del autobús que lo hizo una hora más tarde.

  4. Agnor dice:

    Ayer, al leer la revista Investigación y Ciencia de este mes ( http://www.investigacionyciencia.es/ ), encontré un artículo que trata el tema del llamado efecto CSI en investigación forense, y no pude evitar recordar, según lo iba leyendo, las peticiones de ADN, identificación de explosivos en los trenes, y similares pruebas que piden los peones negros aunque existan otras evidencias que apunten hacia los terroristas. Y viene al caso al hablar sobre la falta de ADN en la mochila de Vallecas.

    El articulo es muy interesante, diferencia entre realidad y ficción y habla sobre los problemas que hay al recabar pruebas, al tratarlas y almacenarlas, y a la falta de medios para obtener unos datos precisos de todas las pruebas recogidas.

    El artículo tiene como título «Realidad y ficción de la ciencia forense»

    Lo he escaneado para que podáis leerlo, aquí os dejo las 5 páginas:

    pag 1 –> http://img157.imageshack.us/img157/15/efectocsi01ig8.jpg

    pag 2 –> http://img157.imageshack.us/img157/7998/efectocsi02xf6.jpg

    pag 3 –> http://img246.imageshack.us/img246/435/efectocsi03lu4.jpg

    pag 4 –> http://img246.imageshack.us/img246/4382/efectocsi04vb9.jpg

    pag 5 –> http://img246.imageshack.us/img246/6228/efectocsi05fy5.jpg

    El autor es Max M. Houck, director del programa iniciativa forense de la universidad de Virginia Occidental para el desarrollo de la investigación. Dirigió la unidad de localización de pruebas del laboratorio del FBI de 1992 a 2001.

    Saludos

  5. Agnor dice:

    Y otra cosa, yo antes tenía un movil triumph, y tampoco sabía que se podía activar la alarma sin tarjeta.

  6. viana dice:

    Pedro, las explosiones de Londres (tres bombas) estallaron en un intervalo de 50 segundos entre la primera y la tercera:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Atentados_del_7_de_julio_de_2005

  7. Poldec dice:

    Respuesta completita, Luis Fernando. Buen trabajo (como siempre).

    La cuestión es si el Sr. Del Pino alguna vez reconocerá sus errores (por no decir falsedades). Es decir, Luis Fernando le responde punto por punto a sus afirmaciones y demuestra que son medias verdades, incoherencias, interpretaciones inverosímiles o que simplemente no se dice la verdad pero nunca he visto una rectificación de LdP. Así es que es muy difícil debatir con esta gente.

    Por otro lado, el sr. LdP dice:

    «4. Los cuerpos de las 192 víctimas mortales del 11-M no tenían rastros de metralla de origen terrorista, a diferencia de la mochila de Vallecas, donde había algo más de medio kilo de tornillos y clavos.»

    Fijaos si oculta información. Una de los heridos por el 11M que más colabora con Del Pino y la AVT es Javier Gismero (quien merece todos mis respectos). Pues bien, esta víctima ha dicho por activa y por pasiva que el atentado dejó su cuerpo dañado por la metrada. Esto es lo que dijo cuando subió a la tribuna el día de la Concentración del 10 de Junio:

    «El atentado, además de un 80% de sordera y de haber sembrado todo mi
    cuerpo con pedazos de metralla, además de truncar mi carrera profesional
    como militar, además de todo eso, me ha dejado otras cicatrices.»

    http://www.avt.org/eventos/10j/discurso_javiergismero.pdf#search=%22Javier%20Gismero%20metralla%22

    A esta víctima LdP le ha dedicado ya varios artículos para elogiarlo y ni ha mencionado lo de la metralla. LdP se limita siempre a decir que fue herido.

    Pero es que yo he escuchado a más víctimas decir que fueron heridos por la metralla. Y el Sr. LdP no dice nada de esto.

    Vale, el suele decir victimas «mortales» pero a efectos de determinar si había metralla o no, los restos hallados en los heridos valen exactamente igual.

    Así es imposible mantener un debate serio con esta gente.

    Saludos

  8. Fumanchu dice:

    impagables las declaraciones de trashorras del titular del mundo de hoy:

    «Los agentes de la Policía y del CNI tomaron nota de ello, aunque ya me hicieron expresa mención a que a ellos les interesaba implicar a los moros y dejar a ETA aparte, alegando el momento político que se estaba viviendo en España».

    Es decir, no solamente habia una conspiracion sino que le explican los motivos de todo al supuesto engañado!!!!

  9. Agnor:

    Muchísimas gracias, interesantísimo. Ten por seguro que lo usaremos. Me quedo con dos citas magníficas:

    No es necesario recoger y analizar cada posible prueba en la escena de un crimen. Hay que sopesar la remota posibilidad de que un objeto sea relevante contra la existencia de muchos casos atrasados.

    En juicios celebrados en California, Illinois y Arizona se llevan al estrado testimonios de «pruebas negativas» para demostrar al jurado que muchas veces la policía no encuentra pruebas físicas, se trate de ADN o de huellas digitales, en la escena del crimen.

    Poldec:

    No me gusta especular, pero eso podría explicar el matiz, aparentemente gratuito (no lo ha justificado) que usa Del Pino cuando habla de metralla. Dice «no había metralla de origen terrorista». Cómo puede determinar el origen de la metralla es uno de los grandes misterios de la fe.

  10. Himbestigador dice:

    Enhorabuena por el artículo, Sr. Arean.

  11. Flashman dice:

    Se habla de las FAQS de la mochila de Vallecas pero relacionado con ello sólo encuentro Función del Móvil en una Bomba, y no se habla del periplo de la bolsa o la cadena de custodia. ¿Están colgadas y no se encontrarlas o aún falta por actualizarse la sección?

  12. Pedro dice:

    Viana # 6:

    Gracias por el enlace, Viana. La cronología en español no deja dudar a dudas.

    Sin embargo, el ‘timeline’ de Wikipedia en inglés dice lo siguiente respecto a las tres primeras explosiones:

    «# 08:50: Initial reports of an incident between Liverpool Street and Aldgate tube stations, either an explosion or a collision between trains. The reports from the two stations were initially thought to relate to two separate incidents.»

    «# 08:50: Explosion on train between King’s Cross and Russell Square tube stations. Eyewitnesses report explosion appeared to come from outside the train (this explosion was initially reported to have happened at 08:56).»

    «# 08:50: Explosion on train at Edgware Road tube station (this explosion was initially reported to have happened at 09:17).»

    Parece que han corregido los primeros informes que hablaban de unos segundos de diferencia y los hacen coincidir exactamente a las 08:50.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Timeline_of_the_2005_London_bombings

    Compruebo, no obstante, que los 50 segundos de diferencia se mantiene en la página inicial de la versión en inglés.

  13. Je, je. Claro, Fumanchú. Todo el mundo sabe que los conspiradores son inteligentísimos y maquiavélicos, pero capaces de las mayores chapuzas, como esa confidencia…

  14. Xabier dice:

    Recurdo que lo del GAL también era una patraña urdida por Pedro Jota y el «sindicato del crimen» para acabar con el gobierno, cómo iban a participar las FyCSE en una banda terrorista, qué manera de desgastar al Estado de derecho, etc, etc.
    Bueno, pues aunque un ministro y varios dirigentes del PSOE fueron condenados por aquello por el TS, aún hay quien dice que todo fue mentira.
    Así que, con el PSOE en el poder, yo no descarto nada (incluso la teoría de los moros que se suicidaron) con respecto al 11-M. Pero quiero saber la verdad.

  15. lejianeutra dice:

    ¡¡Sísifo, a trabajar de nuevo!!

  16. Castigador dice:

    «Recurdo que lo del GAL también era una patraña urdida por Pedro Jota y el “sindicato del crimen” para acabar con el gobierno, cómo iban a participar las FyCSE en una banda terrorista, qué manera de desgastar al Estado de derecho, etc, etc.»

    Esto ya parece el tratado sobre «La Repetición» de Kierkegaard.

  17. Agnor dice:

    Pero Xabier, una cosa, ¿Hasta cuando vas a querer saber la verdad? La teoría de la conspiración no puede estirarse en el tiempo sin concretarse, y más aún cuando ya ha entrado en contradicción con sigo misma, hay «agujeros negros» incompatibles con otros, y te pregunto, ¿Cuanto tiempo estas dispuesto a esperar a que la teoría conspirativa se defina y no se limite a hacer preguntas y a dar voz a presuntos terroristas? ¿Un mes, un año, cinco años, una decada?. Te hacía la primera pregunta por un motivo, nadie puede nunca estar seguro de conocer la verdad, y no te hablo del 11M, te hablo de cualquier suceso, siempre se va apoder dudar, se van a poder encontrar «agujeros negros» si se buscan. A lo más que se puede aspirar es a aproximar unos posibles sucesos reconstruyendolos basandonos en pistas, y siempre habra vacios que no permitan hacerlo con comodidad.

    La «versión oficial», que realmente no lo es porque aún no hay juicio, aún con sus agujeros negros, tiene su coherencia, la teoría de la conspiración no, por eso coincidiras en que si la conspiración no se aclara será porque la VO como gusta llamar por ahí es lo más cercano a la realidad que se puede obtener. Nunca se va a saber como fue al 100% un atentado por bién que se investigue, aunque los peones pienen que sí.

    Y lo de El Mundo y los GAL, pues hombre, como dice castigador, ya aburre esa comparación, no tiene nada que ver una cosa con la otra, el GAL se sabía que existía, y a El Mundo le filtraron cosas, con lo de la conspiración del 11M sólo hay «agujeros negros» que no lo son tanto (como se demuestra en esta web) y entrevistas a presuntos terroristas que quieren salvar el culo, hablando vulgarmente.

    Y por último, que parece que siempre se olvida, cuando ocurrio el atentado gobernaba el PP, y cuando se suicidaron los moros también. Así que lo de gobernando el PSOE espero cualquier cosa sobra porque no tiene sentido.

    Saludos

  18. No, Xabier. Eso es un ad verecundiam como la copa de un pino. Que haya tenido razón El Mundo una vez no se la da siempre, y todo indica que en esta ocasión no la tiene.

    Si se me permite un instante de reflexión personal, tal vez lo más frustrante es pasarse varios días documentándose y escribiendo cuarenta páginas de argumentos para que (salvo honrosas excepciones), los comentaristas conspiracionistas omitan por completo los argumentos del artículo e intenten derribar todos nuestros argumentos con dos palabras, típicamente una falacia.

    Les invito cordialmente a que me refuten. Podrían empezar por explicarme las evidentes inconsistencias entre las versiones de Del Pino, por ejemplo entre los Enigmas 24 y 27. ¿Algún Peón Negro tiene alguna explicación?

    Castigador y Lejía: En efecto, Sísifo. Lo más descorazonador es cuando la bolsa vuelve a aparecer en la cocina. 😀

  19. Castigador dice:

    Luis Fernando Arean afirmó:

    «Eso es un ad verecundiam como la copa de un pino. Que haya tenido razón El Mundo una vez no se la da siempre, y todo indica que en esta ocasión no la tiene.»

    ¿Como que no?, ¡palabra de Trashorras y de su medico psiquiatra!

  20. pollofrito dice:

    Muy buen trabajo. Creo que deja a LdP donde se merece.

    Sin embargo hoy he visto El Mundo agotado en dos quioscos. ¿Cómo un medio puede manipular a tanta gente tanto tiempo? ¿Donde está la honestidad intelectual de los periodistas de El Mundo? ¿Dónde está la capacidad crítica de sus lectores que sólo creen lo que les conviene?

    … y finalmente ¿a donde lleva esta estrategia tramposa, deshonesta y manipuladora que está suscribiendo el PP? ¿A demostrar que Rajoy y Acebes eran dos peleles como ministros del Interior?

    Pena de País. Pena de políticos. Pena de Derecha. Pena de ciudadanos.

    Pobres víctimas.

  21. Castigador dice:

    Por cierto, sobre Sisifo, una de las obras de cabecera de mi no demasiado lejana adolescencia:

    «Dejo a Sísifo al pie de la montaña. Se vuelve a encontrar siempre su carga. Pero Sísifo enseña la fidelidad superior que niega a los dioses y levanta las rocas. Él también juzga que todo está bien. Este universo en adelante sin amo no le parece estéril ni fútil. Cada uno de los granos de esta piedra, cada trozo mineral de esta montaña llena de oscuridad forma por sí solo un mundo. El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre.

    Hay que imaginarse a Sísifo féliz. »

    Sin duda un parrafo muy sugestivo.

    En otro orden de cosas, manifestar mi admiración por la gente de esta web(alguno como Petrus Petri, buen amigo), por la paciencia y el trabajo que les supone el refutar a toda esta gente que se cree que por ver la «luz» verdadera, que en realidad es la luz de una linterna, y además, barata, tiene el paradigma de la Verdad en sus manos.

    Un saludo.

  22. Timoteo dice:

    Yo ya dije en una ocasión que voto al PP y me considero de derechas y además sin complejos, es decir, nada de centro reformista y demás chorradas.

    Pues bien, os digo que siento auténtico dolor de ver a qué hemos llegado.

    ¿Qué hemos hecho para merecer esto? Yo, de verdad, siento auténtico dolor de ver que en este momento la derecha española se asienta, mediáticamente hablando, por un lado, en un periódico empeñado en crear sin una sola prueba material una teoría conspirativa inaudita, incluso dando credibilidad y apoyando a un traficante de explosivos presunto cooperador necesario en la muerte de 192 personas. Y por otro en una radio y una web cuyos líderes son personas provenientes de la izquierda más extrema (incluso un ex-terrorista del GRAPO) que centran su vida, al menos la profesional en la venta de odio a todo el que no piense como ellos.

    Y a partir de aquí, están convenciendo a mucha gente de sus insólitas verdades al punto de que intentar hablar con algunas personas es como hablar con una pared.

    Yo pediría que algunos de ellos, que, como se puede ver, entran en esta web y leen y hacen comentarios, por favor, que se pararan un momento, respiraran y, con la mano en el corazón, se dijeran a sí mismos si de verdad se creen que: la ETA, más los servicios secretos de distintos países, más la policía, la guardia civil, los tedax, el CNI (al menos gran parte de ellos) más el PSOE, lograron, sin dejar una prueba material, usando a funcionarios nombrados, controlados y dirigidos por el Gobierno del PP organizar con una habilidad sin precedentes una masacre tal, que matan a casi 200 personas, hieren a casi 2000 y logran derribar un gobierno sin que éste se entere de nada y, lo dicho, sin dejar un rastro visible.

    Yo pensaba que Múgica, Del Pino y demás eran los Thierry Meissan españoles, dispuestos a manipular sin límite para buscar sus propios intereses, pero creo que el francés de la falacia del avión del Pentágono, al lado de éstos merece un premio Pullitzer.

    Perdón por el desahogo, pero es que ya estoy hasta los (editado por mí mismo).

  23. Timoteo:

    Son mensajes como el suyo los que me hacen pensar que todo este esfuerzo no es en vano. Cuando desespere, volveré a leerlo para recargar las pilas.

    Esta no es una lucha entre derechas e izquierdas. Es una lucha por algo muchísimo más importante: la verdad y por las instituciones.

    Gracias por su mensaje.

    Un cordial saludo.

  24. Castigador:

    Maravilloso libro. Lo tengo en una vieja edición de Gallimard que alguna vez compré en una librería de viejo.

  25. lejianeutra dice:

    Pollofrito,

    No quiero pecar de exceso de confianza, pero que El Mundo se agote en dos kioscos no significa absolutamente nada.

    En primer lugar, porque si no me equivoco, su tirada es menor que por ejemplo la de El País, y por tanto es lógico que se agote antes.

    En segundo lugar, porque nada impide pensar que muchos de los compradores habituales de El Mundo lo compran «a pesar» de las teorías conspiracionistas, o simplemente las obvian. Yo mismo es más que probable que lo compre durante unos días a partir del viernes (es triste reconocerlo), por la sencilla razón de que es la única manera de conseguir los DVDs del Mundial de Baloncesto.

    Sucede exactamente igual con Libertad Digital y la COPE. No solo la visitan u oyen personas que están de acuerdo con lo que publican, muchas lo hacen para reirse un rato con las cosas de Don Federico o simplemente para estar al día de lo que dice con el fin de rebatirlo.

    Antes creerán la mayoría de españoles en los OVNIS que en las no-teorías de la conspiración, te lo aseguro, por mucho que compren El Mundo

  26. bromelio dice:

    Timoteo #22

    Si alguien pone en duda tus palabras, por favor no dejes de acudir a mí…este mundo está lleno de malpensados.

  27. Dani dice:

    Pollofrito dijo: «Sin embargo hoy he visto El Mundo agotado en dos quioscos (…)»

    Esto es precisamente lo que más me preocupa… Resulta que con la aparación de internet y los diarios gratuitos, el modelo de negocio de la prensa escrita de pago está en crisis. ¿No os fijáis que TODOS los periódicos están sacando constantemente promociones, regalos, colecciones? Al final, no compras un periódico y te viene una peli de regalo, sino que compras la peli y tienes el periódico de regalo.

    Y ahora, yo lo enlazo con otro tema…. ¿No está apareciendo, de una forma aparentemente medida, la información sobre el 11M en El Mundo? Un ejemplo: el domingo anuncian la entrevista a Trashorras y luego dos días seguidos. ¿No es estrategia de marketing? Si es noticia, ¿por qué no lo publican directamente el domingo todo junto? Supongo que para vender más papel. Si eso lo han hecho en este caso ¿lo estarán extrapolando a todo lo demás?

    Ya lo sé, estoy montando una conspiración, pero en estos momentos parece que tengo que elegir entre dos conspiraciones:

    – Conspiración PedroJota: El Mundo está exagerando/manipulando las informaciones sobre el 11M para superar la actual crisis de la prensa escrita de pago vendiendo más periódicos con exclusivas llamativas.

    – Conspiración zETAp: Una alianza entre ETA-PSOE-Prisa, con la colaboración de jueces, confidentes, testigos, cabezas de turco, TEDAX, Policía Científica, Guardia Civil y Policía Nacional, bajo gobierno del PP, para provocar un vuelco electoral y que el PSOE gane 4 años de gobierno y ETA desmembre España.

    Lo siento, pero, o miro hacia otra parte o me creo la Conspiración PedroJota… Por supuesto, si fuese productor de cine (¿El Mundo Ficción?), preferiría la segunda, que en la pantalla grande queda mejor.

  28. Flashman dice:

    Dani:

    Algunos ya llevamos tiempo pensando que Ramírez va dosificando la «información» a su antojo en lugar de soltarla toda de una vez. Es decir, lo que publique dentro de dos semanas ya está en su poder a día de hoy.

    Y es que hay que comer… :-l

  29. Prometheus dice:

    A Timoteo:

    Hace tiempo que le doy vueltas a una idea conspirativa: la extrema izquierda se ha infiltrado en los medios de la derecha para sabotearla desde dentro.

    Y aparentemente, van cosechando éxitos: el PP va a volver a la carga con lo del 11-M, aparcando otros temas que seguramente son de mayor interés ciudadano. La política como espectáculo.

    Tal como van las cosas, Zapatero se estará frotando las manos…

  30. Timoteo dice:

    Prometheus, no llego yo a tanto, pero lo que sí tengo muy claro es que lo que quieren es mangonear para que el PP baile el son que a ellos les conviene, aunque sea perjudicial para el partido y para España, a la que tanto dicen defender («dime de qué presumes…»).

    Además, piensa una cosa, para su estilo y contenidos periodísticos, ¿quién les conviene más que gobierne? Si gobernara Rajoy, sus programas quedarían vacíos de contenido, no van a pasarse horas y horas y páginas y páginas embistiendo contra la oposición. Sería absurdo. Y si criticaran a un gobierno de derechas, los oyentes y lectores saldrían pitando. Lo único que les vendría bien en ese caso sería que ese hipotético Presidente de derechas fuera un auténtico adlátere de ellos y eso con Rajoy y no digamos con su posible sucesor, Gallardón no lo iban a tener.

    En conclusión, lo mejor para ellos es el mantenimiento del statu quo actual, al menos hasta que puedan controlar del todo al PP, para lo cual es ineludible el descalabro electoral del «maricomplejines» de Rajoy. Por eso hacen lo que hacen, aunque en el fondo saben que está mal: critican (que se lo merece) con puro sensacionalismo y a lo bestia al Gobierno, manipulan, exageran y mienten sin recato porque así ganan más audiencia. Al hacer esto,además, radicalizan a ésta para hacer una labor de zapa desde la base de los militantes del PP a ver si así consiguen desestabilizar a la excesivamente moderada (para ellos) dirección actual del partido, importándoles un bledo el real interés de lo que dicen defender.

    Todo esto es una reflexión mía, sin más, y a lo mejor es que me he contagiado de tanto conspiracionista que leo últimamente, pero me parece bastante verosímil lo que digo, porque las consecuencias de su actuación son bastante claras y no me creo que sean tontos.

  31. bungo dice:

    El Mundo va investigando, sí, y lo va soltando en entregas, sí. No puede soltar todo a la vez!!!. Hay que comer… claro… Hace poco hicieron un resumen con gráficos para que se pudiera entender toda la «conspiración» que es como la llaman los progres.

    Desde El Mundo siempre se ha dicho que hay muchas irregularidades y que hay que investigarlas. Hay que saber la verdad de la mayor matanza terrorista que ha habido en España. Es eso justo??? yor creo que sí.

    También es cierto que El Mundo fue el único medio que destapó el Gal, un episodio negro de la democracia española en general y del PSOE en particular. Una vergüenza de los miembros del PSOE que aún militan en el partido y que son homenajeados y ensalzados, aún habiendo sido ejuiciados y condenado en sentencia firme.

    Desprestigiar a El Mundo gratuitamente como hacen otros medios es simplemente vergonzoso. Desde luego me pregunto que cara pondrán después de que se sepa la verdad como con el Gal???

    Pondrán cara de sorprendidos y a otra cosa mariposa. A seguir defendiendo a los criminales del PSOE, para que nos vuelvan a engañar con sus malas políticas partidistas y sus «caminos cortos». Esta gente simplemente se toma a la justicia, el estado de derecho, los derechos humanos, todo eso y más…. a la torera señores!!!!.

    Zapa sigue así, lo estás haciendo cojonudo.

  32. Bungo:

    Lo siento, pero las manipulaciones de El Mundo son constatables. Vea, por ejemplo, el artículo «A Don Casimiro le pilló el toro» y díganos en qué se equivoca el autor.

  33. […] Esta hipótesis ya ha sido desmontada en nuestra respuesta a Luis del Pino (Acuse de Recibo II.2): si la cadena de acontecimientos que estamos discutiendo parece inverosímil con conspiradores que han tenido todo el tiempo del mundo para planificar el atentado, la alternativa de que alguien pueda planificar y plantar todas las migajas de Pulgarcito en unas pocas horas, una persona que además de sus dotes planificadoras tiene acceso a 200 Kg. de Goma 2 ECO y decenas de detonadores de Trashorras, a una bolsa con huellas dactilares de uno de los pelanas, a prendas con muestras de ADN de varios más de ellos, a un piso donde “suicidarlos”, una casa donde los vecinos testificarán que les vieron durante meses, la furgoneta, el Skoda Fabia, teléfonos que asociar a los pelanas y un largo etcétera, todo ello sin idea previa de que ocurriría el atentado, la alternativa, digo, es simplemente ridícula. ¿Tenían los conspiradores todo listo para cuando ocurriera un atentado? Porque si no, no se explica que tengan todos los cabos atados, algunos de ellos, como la casa de Morata, antes del atentado. Este punto merece ser desarrollado y lo será en otro momento, para demostrar el absurdo de la hipótesis de que el encubrimiento fue planificado en las pocas horas que siguieron al atentado. […]

Leave a Reply