Pulgarcito el Conspirador (II)

Intermezzo

En la entrega anterior hablábamos de algunas de los eventos críticos que deben ocurrir para que la conspiración que plantea hipótesis de Pulgarcito, tal como ha sido formulada por Múgica y Del Pino, tenga éxito. Un comentarista llamado Nicmeacuerdo me objetó que las dos preguntas críticas que yo hacía no eran tales. Su argumento era en esencia que lo que yo llamaba hipótesis de Pulgarcito no era sino un hombre de paja, una versión caricaturizada hasta la inverosimilitud, que yo hacía de los escritos de Múgica y Del Pino sin que éstos afirmaran lo que yo decía que afirmaban.

En particular, Nicmeacuerdo decía que ni Múgica ni Del Pino habían afirmado que los hallazgos de las pruebas estuvieran rigurosamente cronometrados.

Mi contestación fue citarle este párrafo del Enigma No. 5, “Las miguitas de Pulgarcito” de Luis del Pino:

Entre el 11 y el 14 de marzo, muchos ciudadanos tuvieron la sensación de estar asistiendo a una farsa, a la escenificación coreográfica de un guión previamente ensayado, que conducía inevitablemente en una sola dirección: el día 11, la furgoneta de Alcalá con su famosa cinta coránica; el día 12, la milagrosa mochila de Vallecas; el día 13, las detenciones y la cinta de reivindicación. La cronometrada secuencia de aparición de las “pruebas”, su carácter marcadamente teatral y la falta de explicaciones claras sobre las extrañas circunstancias en que esas pruebas habían aparecido hicieron sospechar a muchos españoles que alguien nos estaba “vendiendo la moto”, que toda aquella acumulación de sorprendentes pruebas no era más que el camino de baldosas amarillas que la opinión pública tenía que seguir para terminar encontrando a un Ben Laden tan falso como el Mago de Oz

Supongo que es mera casualidad, pero desde dicho mensaje mío Nicmeacuerdo abandonó el debate.

En todo caso, está suficientemente demostrado con esta cita que Del Pino habla de “cronometrada secuencia de aparición de pruebas” de acuerdo a una “farsa, una escenificación coreográfica de un guión previamente ensayado”: los elementos clave de la hipótesis de Pulgarcito tal como la he formulado. Por cierto que es verdadera obsesión lo que tiene este hombre con los guiones, con la supuesta teatralidad (juzgada siempre de forma subjetiva, como no puede ser de otra forma) y las “sensaciones” que tuvieron “muchos ciudadanos” (también evidentemente subjetivas), pero que usa como argumentos para intentar convencernos. Pocas personas he visto apelar más a la emoción, la “sensación y el subjetivismo.

Aclarado este punto, permítaseme reiterar que mi crítica en estas páginas va dirigida contra la hipótesis de Pulgarcito tal y como está formulada en el párrafo anteriormente citado de Luis del Pino. Evidentemente no puedo cubrir en un solo artículo todos los posibles escenarios que se podrían formular, todas las posibles variaciones ad hoc de la hipótesis original. Entre otras cosas, porque a cualquier argumento de cualquier persona se puede enfrentar siempre una hipótesis ad hoc totalmente especulativa y sin una sola evidencia, como ha hecho en varios de sus argumentos Nicmeacuerdo. Creo ocioso repetir que la acumulación de hipótesis ad hoc es una de las trampas contra las que nos previene el principio de la navaja de Occam. Tendremos oportunidad de demostrar algún ejemplo en esta segunda entrega.

Sigamos sin embargo indagando en los argumentos de Nicmeacuerdo, porque alguno merece un análisis más detenido. Mi apreciado adversario formulaba en efecto una versión menos increíble de la hipótesis, en la que la “cronometrada secuencia de eventos” no era tan precisa, y en particular no había necesidad de que la furgoneta Kangoo apareciera hasta el viernes.

A esto respondí haciendo dos precisiones. La primera ya la he expresado: yo discuto la hipótesis de Pulgarcito, no sus posibles variaciones sobrevenidas después de que se publiqué mi artículo. La segunda es que en mi artículo anterior yo no excluía la posibilidad de que apareciera el viernes; fui cautamente vago (y no en la acepción de perezoso, espero) y dije que la furgoneta, en la mente del conspirador, debería aparecer a tiempo de “influir los acontecimientos con una seguridad razonable“, sin precisar en qué momento dejaría su aparición de influirlos, por lo que mi pregunta sigue teniendo validez; es Del Pino, como hemos visto (y tal vez Múgica, aunque éste no es tan explícito), quien cree que la furgoneta tenía que aparecer en el momento en el que apareció, y no en otro.

Nicmeacuerdo continuó haciéndome toda una serie de críticas y observaciones, la gran mayoría de las cuales estaban basadas en contrafactuales, es decir, en afirmaciones hipotéticas del estilo “qué hubiera pasado si….” que conllevaban inevitablemente la formulación de hipótesis ad hoc. Por ejemplo, afirmando que si Garrudo no encontraba la furgoneta hubiera habido mecanismos previstos para que fuera hallada. Dichos mecanismos son, por supuesto, hipotéticos y no han sido formulados ni por Del Pino ni por Múgica. Todo lo contrario: Del Pino afirma hasta en dos ocasiones en el mismo artículo del Enigma 5 que los terroristas actúan de forma deliberadamente sospechosa para que la furgoneta sea encontrada de la forma como fue encontrada:

El carácter teatral de la furgoneta es excesivo como para que lo pueda admitir nadie con un mínimo de sensibilidad crítica: unos personajes “disfrazados de malos” para atraer la atención sobre la furgoneta…

Además de que volvemos a las andadas con la absurda falacia que denominé Argumentum ad Silvam Ilecis aquifolii o “apelación a Hollywood”, intentando convencernos de que algo que a su subjetivo juicio es excesivamente teatral no puede ser verdad y utilizando un no tan sutil ad hominem (si usted se lo cree, no tiene un mínimo de sensibilidad crítica), Del Pino nos dice claramente cuál es el mecanismo para encontrar la furgoneta según su hipótesis.

Lo mismo hace unas líneas antes:

En lo que coinciden las dos declaraciones [la de Garrudo y la de la taquillera] es en que el comportamiento de esos presuntos terroristas llamaba la atención. Es como si buscaran que las miradas se dirigieran hacia aquella furgoneta.

Está claro que éste, y no otro, es el mecanismo propuesto para hallar la furgoneta. Y éste, y no otro, es el mecanismo que dependía al 100% de la reacción de Garrudo. Por tanto reitero: me limito a los hechos realmente ocurridos y a la hipótesis de Pulgarcito tal como la plantean sus autores, que no prevé mecanismos alternativos. En el mundo Disney de los autores conspiracionistas todo sale perfectamente, tal y como fue planeado (lo cual es una inverosimilitud en sí misma, como puede atestiguar cualquiera que haya participado en un proyecto de complejidad media).

Toda otra hipótesis o variación es debatible, por supuesto, pero este artículo continuará debatiendo básicamente las hipótesis que han sido planteadas, y en particular la hipótesis de Pulgarcito. Dicho esto, y para que no parezca que dejamos irrefutada la versión menos increíble que Nicmeacuerdo planteó, aclaremos que contra dicha versión, si bien no pueden hacerse objeciones como la Pregunta Crítica #2, sí pueden hacerse otras muchas, y en particular la Pregunta Crítica #3 que veremos a continuación.

Casi para finalizar, tengo que comentar que una de las observaciones de Nicmeacuerdo me pareció totalmente admisible. Después de redactar la Pregunta Crítica #1, añadí la coletilla de que si el gobierno no daba a conocer los detalles de las pruebas “no hay forma de que lleguen a la opinión pública y por tanto no hay forma de que esos detalles influyan en la misma.”. Esta afirmación, por supuesto, es demasiado temeraria. Por supuesto que hay formas en las que la opinión pública podría enterarse de dichos detalles; por ejemplo, una filtración a los medios. Pero además de que cabría preguntarse si esas formas tendrían el mismo poder de convencimiento que una declaración del ministro del Interior, volvamos al punto inicial: la hipótesis de Pulgarcito no contempla esas formas, sosteniendo en cambio que los conspiradores teledirigieron al propio ministro. En todo caso, permítaseme reformular: En todo caso, permítaseme reformular: es fundamental para la hipótesis de Pulgarcito que sea el gobierno el que “desinforme” haciendo las revelaciones sobre las pistas supuestamente falsas.

Finalmente, quisiera hacer otro matiz y corregir mi metodología original. He dicho que los eventos críticos son aquellos sin los que la conspiración según la hipótesis de Pulgarcito se derrumba. A partir de este momento voy a relajar un poco esa definición, demasiado estricta. Digamos mejor que un error en un evento crítico complica de forma muy significativa la conspiración. De esa forma no sólo nos ahorraremos que los Nicmeacuerdos planteen varios de sus escenarios alternativos, sino que tendremos mucho más flexibilidad para llamar la atención sobre hechos que no siendo totalmente imprescindibles son muy importantes. Seguiré manteniendo la clasificación de “eventos relevantes” tanto para los aparentes golpes de suerte que tuvieron los conspiradores como para eventos que a mi juicio sean menos críticos.

Hechas estas precisiones, podemos proseguir.

La increíble precisión de los conspiradores (continuación).

En la entrega anterior discutíamos el escenario en el que no se encontrara la furgoneta a tiempo para influir los acontecimientos. Es un escenario interesante, pero hay otro mucho más crítico, y éste es el que quiero discutir ahora. El Ministro del Interior, Ángel Acebes, compareció públicamente por primera vez a las 13:30 del jueves 11. Fue en aquella famosa comparecencia cuando afirmó sin lugar a dudas la autoría etarra, basándose en una falsa identificación del explosivo usado como Titadyne. Veremos pues que esta falsa identificación es crítica para el éxito de la conspiración; es posiblemente el punto más crítico.

Sin embargo, en la segunda comparecencia, por la tarde, Acebes ya no estaba tan seguro. ¿Qué había cambiado? Dos cosas: se había confirmado que lo de Titadyne era un error (no podía aún especificarse el explosivo) y se había llevado a cabo el registro de la furgoneta, apareciendo la cinta coránica, los detonadores y el culote de dinamita, hecho este último que llevó al propio Acebes a afirmar que había ordenado la apertura de una segunda línea de investigación. Por tanto, si dicha furgoneta hubiera aparecido horas antes, y en particular con anterioridad a la primera comparecencia de Acebes, éste habría admitido la segunda línea desde el principio. La manipulación cual marioneta del Ministro del Interior habría fracasado, y por tanto la totalidad de la conspiración.

Por cierto que hay que hacer notar un punto. Puede parecer extraño que le atribuya con tanta seguridad a Acebes un comportamiento que no pasa de ser un contrafactual, una especulación sobre algo que no ocurrió pero pudo ocurrir. Recordemos que lo hago porque estoy aceptando las premisas conspiracionistas de la hipótesis de Pulgarcito a fin de reducirlas al absurdo, no porque yo crea que las reacciones de Acebes podían predecirse con un alto grado de certeza.

En todo caso, formulemos la:

Pregunta crítica #3: ¿Cómo saben los conspiracionistas que la información sobre el contenido de la furgoneta no va a llegar a Ángel Acebes antes de su comparecencia a las 13:30?

Para entender plenamente los hechos hay que profundizar y cambiar de escenario. Como veremos esa profundización tendrá el beneficio adicional de desmontar algunas más “inexactitudes” del señor Múgica en su artículo seminal sobre los Agujeros Negros, “inexactitudes” que el señor Múgica, en un alarde pundonor deontológico…. evidentemente nunca ha corregido. Dicha profundización también nos permitirá plantearnos más cuestiones críticas.

Al tiempo de los sucesos de Alcalá que hemos relatado, específicamente a las 12:00 h, hay una reunión en la Secretaría de Estado de Seguridad de los responsables de las FCSE. En esa reunión están, entre otros, el Subdirector General Operativo de la Policía, Pedro Díaz-Pintado y el Comisario General de Información, Jesús de la Morena. Por cierto que De la Morena no se perdió la reunión por los pelos. En efecto, se entera del atentado ya a bordo de un vuelo a París, justo antes de despegar, según declara a la Comisión de Investigación del 11-M (CI 11-M). No resisto señalar que esto desmiente otra afirmación de Múgica, que dice que:

Lo que el Gobierno no conoce es que ya en esos momentos se han puesto a trabajar duramente un grupo de mandos policiales y algunos agentes del CNI, de la cuerda más dura y leal al partido socialista, para informar a sus dirigentes de todos los detalles que puedan conducir la situación en beneficio propio. Son los mismos que consiguen que cambie de manos la investigación y que la controlarán desde ese momento.

Vaya por Dios. ¿Habrá algún dato que este hombre cite de forma correcta? La investigación está siempre a cargo de Jesús de la Morena, máximo responsable de la misma, que, como hemos visto, estuvo a un tris de no poder “controlarla” desde el principio. Si es uno de los conspiradores, qué mala idea tuvo de viajar a París esa misma mañana y casi perderse la crítica actuación que le atribuye Múgica. Y si no lo es, entonces Múgica, fiel a una inveterada costumbre suya, simplemente no dice la verdad; se limita a decir una media verdad. En efecto la investigación cambia de la Unidad Central de Información Interior a la Unidad Central de Información Exterior, ambas bajo el mando de De la Morena… pero el cambio ocurre a las 12:30 del sábado 13, cuando los arrestos son inminentes y es por tanto tarde para cambiar los acontecimientos, según declaran tanto el responsable de la UCIE como el propio De la Morena a la CI 11-M.

Por tanto en la segunda alternativa el párrafo anterior es directamente descartable como una falsedad: la investigación no cambió de manos el día once. Podríamos de todas formas formular la Pregunta Relevante #1, que sería válida en la primera alternativa planteada:

Pregunta Relevante #1: ¿Qué habría pasado con el “control” de la investigación en las primeras horas si Jesús de la Morena aborda ese avión? Y ¿cómo es que a un miembro destacado de la conspiración le pilla ésta tan desprevenido?

O bien los conspiradores tienen tan enorme cantidad de posibles “controladores” de la investigación que De la Morena es prescindible o bien De la Morena simplemente no tenía idea previa de los atentados, con lo que la teoría de Múgica sobre un controlador afín al PSOE que administra los tiempos de la investigación y el suministro de la información se desinfla. Queda, por supuesto, otra alternativa: la llamada hipótesis de que el pre 11-M es distinto del post 11-M, que el atentado lo cometieron unos señores X y fue aprovechado por unos señores Y sin relación con los anteriores a posteriori para sus propios fines políticos.

Esta hipótesis ya ha sido desmontada en nuestra respuesta a Luis del Pino, Acuse de Recibo (II.1): si la cadena de acontecimientos que estamos discutiendo parece inverosímil con conspiradores que han tenido todo el tiempo del mundo para planificar el atentado, la alternativa de que alguien pueda planificar y plantar todas las migajas de Pulgarcito en unas pocas horas, una persona que además de sus dotes planificadoras tiene acceso a 200 Kg. de Goma 2 ECO y decenas de detonadores de Trashorras, a una bolsa con huellas dactilares de uno de los pelanas, a prendas con muestras de ADN de varios más de ellos, a un piso donde “suicidarlos”, una casa donde los vecinos testificarán que les vieron durante meses, la furgoneta, el Skoda Fabia, teléfonos que asociar a los pelanas y un largo etcétera, todo ello sin idea previa de que ocurriría el atentado, la alternativa, digo, es simplemente ridícula. ¿Tenían los conspiradores todo listo para cuando ocurriera un atentado? Porque si no, no se explica que tengan todos los cabos atados, algunos de ellos, como la casa de Morata, antes del atentado. De todas formas, este punto merece ser desarrollado y lo será en otro momento, para demostrar el absurdo de la hipótesis de que el encubrimiento fue planificado en las pocas horas que siguieron al atentado.

Sigamos con De la Morena. Le habíamos dejado entrando a una reunión en Interior. Esa reunión es fundamental porque en ella se comete el error del Titadyine, el punto fundamental de la “trampa”, según Múgica:

En ese momento de máximo desconcierto, sucede algo que provoca que el Gobierno cometa el mayor error de su mandato. Comienza la trampa. Un miembro de los Cuerpos de Seguridad envía por teléfono y desde el mismo lugar de los hechos la primera valoración del explosivo. Siempre de viva voz y sin que nadie ponga todavía nada por escrito se nombra la palabra mágica: Titadine (sic). Es el fabricante de una modalidad de dinamita que utiliza habitualmente ETA.

La palabra se extiende entre los que tienen algo que ver con el caso y los primeros informes que llegan a la Policía Nacional, la Guardia Civil, el CNI, el Gobierno de la nación y el Gobierno vasco. El error al transmitir el informe sólo puede ser intencionado. Ningún experto policial, y menos los especialistas en desactivación de explosivos, podrían confundir Titadine con Goma 2. Los olores que provocan ambas sustancias son tan diferentes como un plátano y una pera. Pero en los primeros momentos de confusión, téngase en cuenta que a esa hora de la mañana ni siquiera se sabe aún el número de víctimas, produce un efecto multiplicador demoledor. Esos primeros indicios son los que le hacen pronunciar a Ibarretxe aquel discurso tan precipitado en el que, con una cara de enorme preocupación, arremete contra ETA después de considerar como un hecho cierto que han sido ellos los autores. El Gobierno también cae en el mismo error.

Falso, falso, falso. Falso de toda falsedad. El propio Pedro Díaz-Pintado daría en la CI 11-M una explicación radicalmente distinta sobre el error del Titadyne:

El secretario de Estado pregunta que si sabemos algo del explosivo. No teníamos ningún dato, ni fiable ni no fiable, y entonces le digo que si le parece llamo a nuestra cadena de mando, al responsable del área, pero no al de los TEDAX. Hablo con el comisario general de Seguridad Ciudadana, don Santiago Cuadro, y le digo que si sabe algo del explosivo. Me contesta con cierta acritud, dentro de la buena armonía y relación que tenemos, un poco molesto diciendo que no tengamos tanta prisa, que todas esas cosas a lo único que pueden conducir es a errores. Yo le dije que tenía razón. Entonces lo traslado así a los que estábamos reunidos en ese momento. Seguimos dando cada uno nuestra opinión y cuando está finalizando la reunión me llama el comisario general de Seguridad Ciudadana y me dice: es Titadyne con cordón detonante. Le pregunto: ¿seguro? Me dice: seguro. Corta la conversación y yo digo en voz alta a los que estábamos allí reunidos: me acaba de decir el comisario general de Seguridad Ciudadana que se trata de Titadyne con cordón detonante. Eso es todo.

Como podemos ver, la iniciativa de saber con toda urgencia el tipo de explosivo parte de Díaz-Pintado, NO de un “miembro de los Cuerpos de Seguridad”, presumiblemente Cuadro. Y Díaz-Pintado es nada menos que el subdirector general operativo de la Policía, nombrado por el PP y hombre de todas las confianzas de Agustín Díaz de Mera, que en la propia Comisión reiteró dicha confianza. ¿Está involucrado Díaz-Pintado en la conspiración? Señores conspiracionistas, si son ustedes mínimamente coherentes, verán que tienen que incluirlo.

Veamos la versión de Cuadro de la misma conversación:

Entre las 12:00 y las 12:30 del mediodía recibo una nueva llamada del subdirector operativo, señor Díaz-Pintado, y me pide que se informe urgentemente sobre el tipo de explosivo que se considera que integraba el artefacto. Mi respuesta en ese momento es que no se podía dar ninguna información fiable sobre el tipo de explosivo que había hecho aquella explosión y le insisto con toda firmeza en la necesidad de no ir muy deprisa porque tenemos experiencia de que normalmente las prisas nos pueden llevar a cometer algún error o a provocar errores.

Tanto Cuadro como Díaz Pintado confirman un punto fundamental: Cuadro es reacio a dar la información. ¿Qué pasaría si Díaz-Pintado dice en ese momento: “vale, tienes razón, perdona; no te voy a presionar, dame lo que tengas cuando lo tengas”? Adiós, Titadyne. O si no adiós, a Cuadro se le complica mucho más colar la trola, suponiendo que haya sido él y no Díaz-Pintado quien lo hizo.

Pero además, y de forma mucho más importante, nadie en la Comisión avala la tesis de Múgica (que por cierto es anterior a las comparecencias en la CI 11-M) de que el hecho de mencionar la palabra Titadyne sea una trampa. Todos los involucrados, y en particular Díaz-Pintado, lo toman como un error. No se ponen de acuerdo en quién cometió el error, pero lo consideran un error. Terminemos para redondear la exposición de Cuadro.

Entonces él me requiere para que, aunque sea sobre meros indicios, le informe una vez que recoja información. Y en cumplimiento de la orden del entonces subdirector operativo, señor Díaz-Pintado, yo empiezo a hablar con los TEDAX —de los que ya tenía comentarios anteriormente— y lo que resulta de estas conversaciones viene a ser lo siguiente: [...] parece que empieza a cobrar cuerpo la idea de que podríamos estar en presencia de un explosivo de la familia de las dinamitas; incluso se llega a decir que podría estar reforzado con cordón detonante a la vista de la deflagración tan intensa que produce esa explosión. A la vista de estas consideraciones, que se derivan de las observaciones empíricas de los TEDAX en ese momento, yo lo que informo al subdirector operativo, sobre las 12:45, aproximadamente, es que aparecen indicios que hacen pensar que podríamos estar en presencia de un explosivo del tipo de la dinamita, posiblemente reforzado con cordón detonante. Esa es la única respuesta que yo estoy en condiciones de asumir como dada por mí al subdirector operativo en ese momento y teniendo en cuenta el requerimiento que se me hace a que le informe sobre este tema, después de haber hecho la advertencia previamente de que este tipo de informes, y en esas condiciones, podría dar lugar a errores.

[...]
Sin embargo, el resultado de ese análisis lo tendremos más tarde, en torno a las 14:30, 14:40, cuando la responsable del laboratorio del TEDAX, en presencia del jefe de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos, y estando yo en el mismo TEDAX, me dice que los restos analizados de la muestra de El Pozo apuntan a que hay restos de componente de dinamita. Esa información yo se la transmito al subdirector operativo sobre esa hora aproximadamente, él lo recibe y no me hace ningún comentario al respecto. Por otra parte, y en relación con algún comentario sobre unas posibles confusiones que haya podido tener, que parece que se ha comentado en alguna reunión anterior de la Comisión y que he podido leer en los medios de comunicación, les quiero decir que, de haber habido alguna confusión, está plenamente justificada teniendo en cuenta las circunstancias que estamos viviendo en esos momentos, con un panorama terrible que ya se pueden ustedes imaginar.

Un breve paréntesis: A la vista de las informaciones confusas que han esparcido los conspiracionistas, el testimonio de Cuadro es particularmente importante: a las 14:30 o 14:40 ya se ha hecho el análisis, él está presente y se le dice que en El Pozo hay restos de componentes de dinamita, y se lo dice la persona encargada del análisis.

El interrogatorio de Cuadro continúa con insistencia sobre este punto, con Del Burgo insistiendo si él cometió el error de pronunciar la palabra Titadyne y Cuadro negándolo vehementemente y ofreciendo especulaciones que puedan explicar la confusión:

El hecho de que se asocie la palabra dinamita a una marca concreta de explosivos es probable ya que eso está siendo parte de los informes que con carácter habitual y durante los últimos tiempos, lamentablemente, vienen formando parte del cuerpo de diligencias que hace la Policía como consecuencia de las explosiones y los atentados de ETA. Eso es muy probable. Sobre quién emplea la palabra o le atribuye una marca concreta a la dinamita para transmitir la información, lo que le puedo decir…Le puedo contestar a eso rotundamente que yo no fui quien contestó a eso [que fuera Titadyne]

Cuadro sigue insistiendo que dada su experiencia no se atrevería jamás a decir lo que le atribuyen, y no se apea de su versión. Pero el punto de quién lo dijo no es muy relevante en este momento.

Lo importante es que ningún miembro del PP en la Comisión aventura siquiera la posibilidad de una trampa, pasando por Díaz de Mera, Astarloa y Acebes hasta llegar a Aznar, incluyendo a Del Burgo, Martínez Pujalte y Alicia Castro. No lo dijeron entonces y no lo han dicho, ninguno de ellos, hasta ahora. Increíble. Porque una de las condiciones de la conspiración es que esa trampa no sea descubierta jamás. Y es que si alguien sospecha que hubo trampa, sería muy fácil saber quién lo hizo. Pero la sospecha ya ha sido publicada, como hemos visto, por el propio Fernando Múgica. ¿Cómo es entonces posible que nadie en el PP, y en particular en la cadena de mando, haya caído en la cuenta de que cayeron en una trampa respecto del Titadyne? Es tan trivial encontrar al culpable…. ¿Cómo no lo han hecho? Nosotros ya lo tenemos localizado con este pequeño ejercicio: está entre Díaz-Pintado y Cuadro. Un conspirador prácticamente al descubierto. ¡Qué riesgo! Pero también que increíble desidia de los engañados, que deberían ser los primeros en denunciar al culpable.

Todo esto nos lleva a una pregunta.

Pregunta Crítica #4: ¿Cómo saben los conspiradores que ninguno de los involucrados sospechará, dos años después, que decir “Titadyne” fue una trampa de Cuadro o de Díaz-Pintado?

Suponiendo, como afirma Múgica, que el conspirador es Cuadro, podemos plantear otras tres preguntas, y nótese que son preguntas “agregadas”. Si actuara como hacen Del Pino, Pedro J. Ramírez o la diputada Alicia Castro, del PP, con el milagro de la multiplicación de las preguntas, podría yo convertir estas tres en diez sin demasiado problema.

Pregunta Crítica #5: ¿Cómo saben los conspiradores que Astarloa convocará una reunión a las 12:00, antes de la primera comparecencia de Acebes, y que de dicha reunión se derivará la necesidad de contar cuanto antes con el tipo de dinamita? Dicho de otra forma, ¿cómo inducen el comportamiento de Astarloa y de Díaz-Pintado?

Pregunta Crítica #6:¿Cómo saben que las 12:30 es la hora en la que Díaz-Pintado llamará a Cuadro? ¿Cómo saben que esa hora es además adecuada para sus planes? Si se hace después, por ejemplo, la respuesta de Cuadro puede no estar lista para la comparecencia de Acebes.

Pregunta Crítica #7: ¿Cómo saben los conspiradores que Díaz-Pintado va a presionar a Cuadro para que le diga el tipo de explosivo, presión que ayuda muchísimo a ahuyentar las sospechas de que la confusión haya sido un engaño deliberado, y que por tanto es vital para que ocurra el evento crítico #4?

Recapitulemos. Estamos ante el punto crítico del engaño a Ángel Acebes, el que le hace cometer el error de atribución. Si no se engaña a Acebes la conspiración fracasa por completo, ya que la opinión pública no percibirá que el gobierno la esté engañando a su vez. Pero vemos lo increíblemente complejo que es que la respuesta esté a tiempo y además ninguno de los involucrados sospeche casi tres años después (a pesar de las admoniciones de Múgica) de la forma como se produjo.

Esto ya está durando demasiado, pero el placer de refutar a Múgica en sus afirmaciones justifica que nos entretengamos un poco más en este párrafo de su artículo. Repitamos la afirmación que queremos refutar:

El error al transmitir el informe sólo puede ser intencionado. Ningún experto policial, y menos los especialistas en desactivación de explosivos, podrían confundir Titadine con Goma 2. Los olores que provocan ambas sustancias son tan diferentes como un plátano y una pera.

Pues no, señor Múgica. Sánchez Manzano, comisario jefe de los TEDAX, declara lo siguiente a la CI-11M, sin que nadie hasta ahora (ni siquiera el propio Múgica) le haya desmentido. Nótese además quien es el interrogador:

El señor DEL BURGO TAJADURA Usted es experto, como no puede ser menos, en explosivos, me imagino —tiene una acreditada carrera al respecto—.

El señor COMISARIO JEFE DE LOS TEDAX (Sánchez Manzano): En explosivos, no; en desactivación de explosivos.

El señor DEL BURGO TAJADURA: En desactivación, por lo tanto, está familiarizado con lo que acaba de decir, que para los que somos profanos no sabemos qué diferencia hay entre la Goma 2, Titadyne, y una serie de marcas que, al parecer, deben ser lo que identifica cada una de estas dinamitas pero que todas son dinamitas, ¿no es así? Usted es experto en esto. ¿Por el olor se puede saber qué tipo de dinamita se ha utilizado?

El señor COMISARIO JEFE DE LOS TEDAX (Sánchez Manzano): No.

El señor GUINART SOLÁ: ¿Pero usted me asegura que no hay ningún tipo de diferencia, como se ha afirmado y se ha dicho hace un momento, en relación con los olores que desprenden los explosivos, ni dan sólo dinamita a otros explosivos y mucho menos si son diversos tipos de dinamita en cuanto a marcas comerciales? ¿Lo de que Titadyne y Goma-2 huele diferente una vez explosionado es totalmente falso? ¿Usted lo confirma?

El señor COMISARIO JEFE DE LOS TEDAX (Sánchez Manzano): Sí.

Parece que el señor Múgica se ha vuelto a “equivocar”, y ya he perdido la cuenta de sus “inexactitudes”. Y esto sólo en el primer artículo de la serie.

Pero volvamos a la cronología. El más crítico de todos los eventos cronometrados que discuto en esta entrega está aún por producirse. Veamos, una pregunta que en cierta medida contiene a las anteriores:

Pregunta Crítica #8: ¿Cómo saben los conspiradores que Ángel Acebes va a comparecer sobre las 13:30 horas? En otras palabras, ¿cómo están seguros de que podrán coordinar en el tiempo la “trampa” del Titadyne (antes de la comparecencia) y el registro de la Kangoo (después de la comparecencia)? ¿Acaso los conspiradores decidan la agenda de Ángel Acebes? ¿Cómo?

Predigo sin temor a equivocarme que no sólo la hipótesis de Pulgarcito, sino la totalidad de sus variaciones (como la hipótesis de Nicmeacuerdo) se estrellarán contra esta pregunta. No se trata ya de cronometrar hallazgos de pistas con absoluta precisión. ¡Se trata también de coordinarlos con las comparecencias de Acebes, cuya hora nadie puede saber a priori! La única solución que veo es que alguien cercano a Acebes le convenciera de comparecer en el momento exactamente adecuado para los fines de la conspiración. Con lo que el número de conspiradores comienza a multiplicarse más que una bacteria en un gel nutritivo.

Pero la cosa se pone peor. Porque recordemos que nos falta el otro elemento clave del día 11 –además del Titadyne– según la hipótesis de Pulgarcito, la furgoneta que hará matizar a Acebes su opinión en su comparecencia de la tarde. Y ahora el problema es el que planteamos en la Pregunta Crítica #3: ¿Cómo se las arreglan los conspiradores para que el registro de la furgoneta no ocurra antes de la comparecencia de las 13:30, dando al traste con todo? Vamos a analizarlo con detalle.

Según el escenario conspiracionista, las pruebas son plantadas en la furgoneta después de que ésta se mueve de Alcalá. Es decir, la furgoneta estaba vacía en el momento de ser hallada y fue llenada a posteriori, ya sea en la Comisaría de Canillas, ya en el trayecto (Múgica, recordemos de la entrega pasada, pensaba que la furgoneta había parado en Moratalaz, basándose en información falsa).

Empezamos con problemas desde el principio:

Pregunta Crítica #9: ¿Cómo saben los conspiradores que el responsable de Alcalá no va a ordenar una inspección técnico policial in situ, arriesgándose a que la furgoneta aparezca vacía?

¿Cómo estar tan seguros de que no sería inspeccionada? ¿Cómo correr ese enorme riesgo, que daría al traste por completo con la oportunidad de utilizar la Kangoo como señuelo? ¿Será que el responsable de la operación también está dentro de la conspiración? ¿Seguimos acumulando demasiados conspiradores que están en el sitio exacto en el momento exacto?

Y esto por no hablar de los riesgos que se corren:

Riesgo #1: Que la gran cantidad de policías que rodean la Kangoo se den cuenta de que está vacía (según Múgica esto fue lo que pasó, por cierto, y no entraré en el tema aquí porque Manel Gozalbo ha refutado magistralmente en Hispalibertas esta “teoría”). ¿Es un riesgo razonable? ¿No contaban los conspiradores con que pasaría lo que según Múgica pasó? ¿Son tontos?

Riesgo #2: Que lleguen los Tedax (cuya presencia fue solicitada) y se den cuenta de que la furgoneta está vacía. Esencialmente las mismas preguntas que arriba.

Riesgo #3: Que la inspección canina pueda luego utilizarse para certificar que no había nada (según Múgica esto también pasó). Mismas preguntas que en el punto #1. Repitamos la última: ¿son tontos?

Riesgo #4: Que alguien entre en la furgoneta, mire debajo de los asientos y se dé cuenta de que no hay nada. Mismas preguntas.

Riesgo #5: Que el policía (nada menos que el Jefe de Policía Científica de Alcalá) que tuvo que entrar en la cabina mire debajo de los asientos y se dé cuenta de que no hay nada. Mismas preguntas.

Visto lo visto, ¿no hubiera sido más sencillo, suponiendo siempre que los conspiradores planearon el atentado de antemano, haber dejado los detonadores, cinta, etc. desde antes (recordemos: según Del Pino los conspiradores que estaban alrededor de la furgoneta eran como el Anillo Único: querían ser encontrados) y quitarse de líos? ¿Alguien entiende a estos conspiradores a los que les gusta poner palos en sus propias ruedas corriendo riesgos innecesarios?

Gozalbo me ha argumentado, a la manera de abogado del diablo, que la respuesta ad hoc de un conspiracionista a esta pregunta bien podría ser: “no pueden arriesgarse a que las pruebas aparezcan antes, por eso dejan vacía la furgoneta”. Tiene razón. Como hems visto, toda objeción a las teorías conspiracionistas es en principio a su vez objetable por una respuesta hipotética ad hoc, aunque cuando las respuestas ad hoc se multiplican cualquier persona con sentido crítico invoca el principio de la navaja de Occam y comienza a dudar seriamente de la verosimilitud de la hipótesis planteada.

Pero creo además que esta explicación tiene el problema de acumular más de una hipótesis ad hoc: como hemos visto, los conspiradores no controlan todos los tiempos, a menos que estemos dispuestos a caer en el absurdo ad hoc de suponer que todas las personas involucradas en la cadena de decisiones, incluido Garrudo, están todas –todas absolutament– controladas por los conspiradores.

Aceptemos entonces que los conspiradores no pueden haber controlado el tiempo que tardaron Garrudo y el Presidente de la Comunidad en denunciar la existencia de la Kangoo.

Ese tiempo pudo ser mucho menor. Y he aquí el quid. Imaginemos un escenario en el que Garrudo denuncia de forma inmediata la Kangoo, sin esperar a hablar con el Presidente. La Kangoo estaría en manos de la Policía desde alrededor de las 8:10. Todos los eventos se adelantan cerca de dos horas con veinte minutos. La furgoneta no llega a Canillas a las 15:30, llega a las 13:10. Antes de la comparecencia de Acebes, con unos veinte minutos para informarle del hallazgo. O bien imaginemos que Garrudo es informado de los atentados antes de las 8:00; tal vez tiene la radio puesta: el intervalo de tiempo para avisar a Acebes se alarga unos 10-15 minutos más. O bien que la primera grúa podría haberse llevado la furgoneta. Más minutos.

Pregunta Crítica #10: ¿Cómo sabían los conspiradores que Garrudo no denunciaría la furgoneta antes de tiempo?

Repito que se puede responder a esta pregunta añadiendo unos cuantos conspiradores más –Garrudo, el gruísta– a la larga serie. Pero aceptemos también que con ello la conspiración comienza a despeñarse por extremos absolutamente delirantes de cuantiosas complicidades (que dejaré que nuestro compañero Lior continúe desentrañando).

Así que imaginemos ahora que la comparecencia de Acebes se retrasa un poco, tal vez media hora. El tiempo para informarle de la furgoneta se vuelve entonces el mismo o mayor que el que tuvo Díaz-Pintado para informar del Titadyne, unos cuarenta y cinco minutos. O imaginemos que no había tanto tráfico en la N-II y que el camino a Canillas se lleva quince o veinte minutos menos. O que el tiempo de respuesta de los guías caninos fuese más corto. Remitámonos a nuestra línea de tiempo original y juguemos con las posibilidades.

Todo ello nos remite a la pregunta original. Recordémosla:

Pregunta crítica #3: ¿Cómo saben los conspiracionistas que la información sobre el contenido de la furgoneta no va a llegar a Ángel Acebes antes de su comparecencia a las 13:30?

¿Se da ustedes cuenta de la enorme cantidad de combinaciones de eventos que pueden llevar a que el evento crítico #3 no ocurra y la conspiración fracase o bien que sea descubierta a posteriori? Repasemos de nuevo todos los eventos que llevaron a que el registro se llevara a cabo unas dos horas después de la comparecencia de Acebes.:

1) Garrudo tiene que retrasarse para avisar de la furgoneta cerca de dos horas y media (crítico e imprevisible)
2) Los tiempos de llegada y actuación de los diversos grupos policiales, y en particular de los Guías Caninos, tienen que estar perfectamente cronometrados.
3) Nadie debe ordenar una inspección completa en Alcalá.
4) Ningún policía debe advertir que la furgoneta está vacía (presuntamente fallido)
5) En la actuación del guía canino, debe parecer normal que el perro no huela nada (presuntamente fallido).
6) Nadie o casi nadie debe entrar en la furgoneta
7) El Jefe de Policía Científica de Alcalá, único que entró, no debe mirar bajo los asientos. 8) La primera grúa debe ser incapaz de llevarse la furgoneta.
9) El tráfico debe ser lo suficientemente lento como para tardar una hora en llegar a Canillas.
10) Acebes debe comparecer antes de que el registro de la furgoneta y la notificación de su contenido se lleven a cabo.

Diez eventos cuya acumulación conspira para que Acebes ignore, en el momento de su primera comparecencia, el contenido de la furgoneta. ¿Es posible que un agente racional asuma tantos riesgos de fracaso? ¿Es posible cronometrar con tanta precisión estos eventos, habida cuenta de que hay varios de ellos sobre los que los conspiradores no tienen presumiblemente control (a menos, claro, que comencemos a aceptar, a golpe de hipótesis ad hoc, su omnipotencia)?

Vemos ahora, en particular, que una de las hipótesis ad hoc que proponía Nicmeacuerdo, a saber, que Garrudo podría haber encontrado la furgoneta accidentalmente antes de tiempo, antes de la hora fijada por los conspiradores para su hallazgo, tendría que conciliarse con la increíble suerte de que el mismo Garrudo haya tardado ese tiempo crítico –recordemos, el mayor intervalo de tiempo entre todos los eventos relacionados con el hallazgo de la furgoneta– en reportarla.

Por cierto que Lejíaneutra ha propuesto en los comentarios de la primera entrega una formulación alternativa pero igualmente razonable de algunos de estos “enigmas”, formulación que consigno aquí:

Y cuando metieron todas esas cosas en Canillas, más los detonadores, más la cinta de cassette… ¿Cómo sabían que absolutamente nadie la había visto vacía en Alcalá? ¿O es que aún sabiendo que la habrían visto vacía se arriesgaron a rellenarla de cosas?

En efecto, estamos hablando de riesgos tremendos. Cualquier persona que haya tenido la menor experiencia en proyectos de una cierta complejidad sabe que ocurren contratiempos, a tenor de la célebre ley de Murphy. En cambio, en la mayor conspiración de la historia de España, en eventos cuya programación, como vemos, presenta una dificultad enorme (no sólo porque hay que programar todos los eventos, sino también porque hay que asegurarse de que dicha programación no se descubra nunca), esos contratiempos o bien no ocurren o bien se cancelan con acciones correctivas invisibles, o tal vez por pura casualidad, se cancelan entre sí. ¿Es verosímil lo que pretende la teoría conspiracionista?

A estas alturas cualquiera diría ya que no. Pero si bien ya hemos hablado de algunos de los eventos más críticos, no hemos hecho sino empezar. Falta la bolsa de Vallecas y su periplo (periplo que como veremos trabaja en contra y no a favor de la versión conspiracionista) , las pistas falsas, la increíble celeridad de la Policía. Veremos al final que hay varios eventos relacionados con la mochila que podrían haber llevado a que los arrestos ocurrieran… el día 16 de marzo, demasiado tarde para influir las elecciones.

Pero dejemos de machacar el punto y dirijámonos ahora a la Comisaría de Canillas, donde la furgoneta entra sobre las 15:30. Al poco tiempo (veremos en seguida cuán poco) se descubre, durante la preinspección que forma parte de la inspección técnico policial, la bolsa de detonadores.

Veamos el auto:

Habiendo sido avisados desde el control de entrada de! Complejo Policial aproximadamente a las 15:30 horas del mismo dia 11 de marzo, los funcionarios con carné profesional 75036 y 59151, realizaron una preinspección para determinar según una primera estimación el orden más adecuado de ¡as posteriores actuaciones.

[...]

En el interior y únicamente de forma visual hasta ese momento, se detectaron entre todos los elementos que posteriormente fueron intervenidos, una cinta cásete (sic) con inscripciones árabes ubicada en el interior del radícasete del vehículo y una bolsa de plástico de color azul localizada bajo el asiento del acompañante que contenía, entre otros, lo que parecían ser varios detonadores. En ese momento fueron avisados los Tedax para que se hicieran cargo de dicho material. Acto seguido y convenientemente informada la superioridad de lo acontecido hasta ese momento, se procedió a la recogida, fotografiado, empaquetado y traslado a las Dependencias de Actuaciones Especiales de todos los efectos y evidencias localizadas en la Inspección. La furgoneta quedó lista para su tratamiento lofoscópico interior y exterior, que a continuación realizaron los dos funcionarios reseñados en la preinspección y de cuyos resultados se da cuenta en el presente Informe.

Auto de Procesamiento, pag. 148 y 149.

Por cierto que los policías que hacen el hallazgo están plenamente identificados: carnés profesionales 75036 y 59151. Lo digo por si algún alma piadosa –que dice Del Pino– lee esto y se aviene a presentar la denuncia correspondiente contra ellos por haber plantado la evidencia. ¿Que no fueron ellos? Pues son notificados de inmediato, desde el control de entrada. ¿Quién más que ellos pudo falsificar la evidencia en Canillas (ya visitaremos la teoría alternativa)?

Pero continuemos. Dejemos que Lejíaneutra formule su otra pregunta, ya adelantada por Gozalbo, que también tiene tela. Apuntemos solamente el precedente. En la inspección técnico policial arriba mencionada se encontraron 61 evidencias (por cierto que no fueron 61 objetos como equivocadamente dicen los conspiracionistas; las muestras de restos celulares, por ejemplo, no son objetos visibles). De esas 61 evidencias el informe sólo considera lo suficientemente relevantes para mencionarlas 19 (incluyendo las muestras):

1. Cinta de cásete (sic) con inscripciones en idioma árabe (se encontraba dentro del caset).
2. Bolsa de basura de color azul, conteniendo siete
3. Detonadores y un resto, de al parecer sustancia explosiva (localizada debajo del asiento del acompañante del conductor).
4. Guante de lana de color negro.
5. Bufanda azul de lana “new kids” (marca tex).
6. Guante de color marrón.
7. Otro guante de color marrón.
8. Slip de color blanco con rayas verticales de color azul y rojo
9. Jersey de lana a cuadros grises
10. Bufanda a cuadros marrón y blanco
11. Manta, por un lado imitación piel de tigre y por el otro cuadros multicolores
12. Manta de color marrón
13. Un peine, una caja de cerillas de paradores, llavero “ambulancias pascual”, con dos llaves, una llave suelta, una caja de grapas.
14. Peine de color marrón.
15. Muestras de restos celulares recogidos en el volante
16. Muestras de restos celulares en palanca de caja de cambios
17. Muestra de restos celulares en freno de mano
18. Diez colillas recogidas en el cenicero de la parte delantera
19. Muestras de flora en el habitáculo del motor

Auto de Procesamiento, Pag. 149.

El resto de objetos eran parte del equipamiento de la furgoneta u objetos comprobadamente propiedad del dueño de la furgoneta. Por ello llama mucho la atención, como apuntan Gozalbo y Lejíaneutra, que si la furgoneta Kangoo estaba vacía cuando la encontraron, metieran de nuevo las pertenencias del dueño, cuyo hallazgo en Alcalá no hubiera tenido ninguna consecuencia, y que además nadie echaría en falta de no encontrarse, habida cuenta de que la furgoneta había sido robada junto con todo lo que contenía (que era relativamente poco), y que no es nada descabellado plantear que un ladrón vacíe la furgoneta de los objetos de su dueño. Alguien se complicó la vida innecesariamente, triplicando su riesgo (porque metió dos veces más cosas de las necesarias para la conspiración, con el riesgo de contaminarlas con huellas o ADN o de ponerlas en una posición que llamara la atención de la Policía Científica, y con el riesgo de incrementar innecesariamente el tiempo de introducirlas). Qué conspiradores tenemos. Por un lado, genios omnipotentes y omniscientes. Por el otro, bastante idiotas.

Hagamos pues, siguiendo a Lejíaneutra la:

Pregunta Relevante #2: ¿Para qué volvieron a meter dentro las cosas del dueño en la Comisaría de Vallecas?

Pero esto no es todo. Estos señores, según el auto, “notifican a la superioridad” acto seguido de notificar a los Tédax. ¿Que tan rápido? Dejemos que “la superioridad” conteste. Jesús de la Morena, comparecencia ante la CI 11-M:

Vamos a ver. Sobre el tema de la furgoneta, de lo que he visto escritas muchas cosas, a mí me llama a las 15:30, porque estoy tomando algo en la cafetería de Canillas con otro compañero, el subdirector operativo para decirme que están inspeccionando una furgoneta robada que han recogido en el lugar de los hechos y que han aparecido unos detonadores. Lo cierto es que está muy cerca de donde están los TEDAX y los servicios de Policía científica y en 15 ó 20 minutos estoy allí.

Dice De la Morena que le notifican de los detonadores a las 15:30. Dado que la furgoneta entra aproximadamente a esa hora, el hallazgo es prácticamente inmediato y De la Morena se persona en 15 o 20 min. ¡No parece que haya mucho tiempo para llenar la furgoneta de sesenta y tantos objetos (según El Mundo), manipulándolos cuidadosamente para no dejar huellas ni otros elementos sospechosos! O eso o, ya sabemos, De la Morena también estaría implicado. El que iba a tomar un avión a París esa mañana, por si lo hemos olvidado.

Por cierto que Sánchez Manzano avala la hora en que se encuentran los detonadores:

El señor CERDÀ ARGENT: Y sobre las 15:30 ustedes ya han encontrado los siete detonadores y los restos del explosivo que hay en la furgoneta. ¿Es esa la secuencia de horas? ¿Podemos dar por bueno que a las 12:30 los restos habían sido llevados al laboratorio, que sobre las 14:00 ya se tenían los primeros datos fiables de los explosivos y que sobre las 15:30 ya se sabía en Canillas que habían encontrado los detonadores y que había restos de explosivos. ¿Eso es así?

El señor COMISARIO JEFE DE LOS TEDAX (Sánchez Manzano): A las 15.30 es cuando se encuentran.

Es por tanto muy difícil pensar que las pruebas fueran plantadas en Canillas. Recordemos que no se trata sólo de la bolsa y la cinta. Hay numerosas prendas con rastros de ADN, aunque evidentemente no hay identificaciones positivas por varios días, con lo que esa parte de las pruebas no puede haber sido plantada para influir a la opinión pública, sino a la investigación posterior, muy posterior.

Pero si no en Canillas, entonces, ¿dónde? En Alcalá nadie accedió a la furgoneta, salvo el jefe de Policía Científica, a la vista de todos y estando unos tres segundos dentro. La furgoneta abandonó Alcalá precintada y precintada llegó a Canillas.

Queda por supuesto la posibilidad de que quienes la trasladaron se detuvieran en el camino para plantar la evidencia (recordemos, afirmación original y falsa de Múgica). El responsable fue el inspector con carné 80.447 de Alcalá. Y no olvidemos que el gruísta municipal, que no es miembro ni del CNP ni de ninguna corporación policial, también tendría que estar involucrado. Suma y sigue. A este ritmo no me extrañaría que mi madre estuviera al tanto de la conspiración. ¿Queda alguien entre los conspiracionistas con una pizca de sentido crítico que nos conteste si todo esto le parece verosímil?

Dejemos Canillas y las inverosimilitudes asociadas. A partir de los hallazgos la actividad policial se vuelve febril. Entran los TEDAX a analizar los detonadores y el culote de dinamita, y la Policía Científica a analizar el vehículo y en particular la cinta coránica, a la que se da tratamiento (presumiblemente lofoscópico entre otros) y reproducción, según la relación de hechos preparada por el entonces gobierno en funciones, hasta las 18:00. Hacia las 18:15 se traduce la cinta, según dicha relación de hechos. Dicha traducción es llevada a cabo por expertos de la Unidad Central de Información Exterior. Mariano Rayón Ramos, jefe de dicha unidad, en su comparecencia ante la CI 11-M:

Creo que la cinta en principio fue traducida por un nativo, por un funcionario policial del norte de Africa, que estaba presente; se acudió a él. Posteriormente, fue traducida por dos personas de la unidad central, que nos dijeron que el contenido de la cinta se refería a salmos coránicos sin ningún significado extraordinario, de uso común en las mezquitas que hay en diversas zonas de Madrid.

El señor OLABARRIA MUÑOZ: ¿La hora y el día?

El señor JEFE DE LA UNIDAD CENTRAL DE INFORMACIÓN EXTERIOR (Rayón Ramos): No lo sé exactamente, tendría que consultarlo porque el tema estaba judicializado, estaba en manos de la policía científica; no lo sé.

En realidad, como comenta Rayón y confima De la Morena, ha habido una traducción previa, no oficial, que De la Morena llama “comprobación de contenido”:

El señor JEFE DE LA UNIDAD CENTRAL DE INFORMACIÓN INFORMACIÓN EXTERIOR (Rayón Ramos): Colaboramos a posteriori, porque en un principio parece ser que accidentalmente hay un funcionario policial de otro país que creo que está en la Comisaría General de Policía Científica, que se ofrece voluntariamente a hacer las primeras traducciones de la cinta. Después, traductores nuestros escuchan la cinta, no uno, sino dos.

El señor EX COMISARIO GENERAL DE INFORMACIÓN (De la Morena Bustillo)El paso siguiente es la cinta en árabe. Yo me traslado in situ con —creo que era— el segundo de la Comisaría General de Policía Científica, porque en aquel momento no contábamos con ningún traductor a las 16:30 o las 17:00 —no sé a qué hora acabaría— y nos acercamos a Policía científica porque creo que había alguien de un país árabe que estaba realizando un curso en Policía científica y lógicamente nos podía ayudar. Cuando vamos allá, el hombre que estaba allí traduce aquello, dice que es una cinta comercial de fácil adquisición y venta y, efectivamente, hace una traducción muy ligera y ve que son salmos, según él —yo no entiendo de eso— muy normales, de recitación en un determinado periodo.

El punto sin embargo no es muy relevante. Lo que es relevante para refutar otra de las afirmaciones de Múgica es que De la Morena informa de los hallazgos sobre las 16:00 a Pedro Díaz-Pintado, que presumiblemente continuará informando hacia arriba. Es falso que la información sobre la furgoneta se haya retenido para que el gobierno “se adentre más en la trampa de ETA”, como afirmaba Múgica.

Por si fuera poco, a las 18:00 horas hay una nueva reunión en Interior, a la que en esta ocasión asiste el propio ministro, Ángel Acebes. Esa reunión es vital porque se dicen dos cosas: que la dinamita no necesariamente es Titadyne, y que se han hallado los detonadores y la cinta. En esa reunión también se habla ya de dos vías.

El señor JANÉ I GUASCH: En esa reunión en la que se llega a este inicio de conclusión de que las dos vías están abiertas, reunión que se produce alrededor de las 6:00 de la tarde, a la que usted llega un poco tarde y en la que está el propio ministro del Interior, ¿se barajan las dos vías como posibles?

El señor EX COMISARIO GENERAL DE INFORMACIÓN (De la Morena Bustillo): Sí.

[...]

Lo que dicen [en esa reunión] es que no lo pueden asegurar [que sea Titadyne], que quién ha dicho que es Titadyne, que nadie asegura que es Titadyne y que es una dinamita, pero al menos yo no sé todavía que es ECO 2.

Hay numerosos otros testimonios que avalan que esto se dijo, entre otros el de Díaz-Pintado:

El señor EX SUBDIRECTOR GENERAL OPERATIVO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA POLICÍA (Díaz-Pintado Moraleda): Me parece que el día 11 sobre las 17:00 horas fue la reunión en la dirección y de ahí nos vamos al ministerio [a la reunión de las 18:00].

El señor JANÉ I GUASCH: En esa reunión ya sabe que no es…

El señor EX SUBDIRECTOR GENERAL OPERATIVO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA POLICÍA (Díaz-Pintado Moraleda): Allí es donde el comisario general me dice que ha habido una confusión y que es dinamita, genéricamente. Le pregunto: ¿cualquier tipo de dinamita? ¡No me fastidies! Ha habido una confusión y es dinamita.

El señor JANÉ I GUASCH: ¿Transmiten esto al Gobierno?

El señor EX SUBDIRECTOR GENERAL OPERATIVO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA POLICÍA (Díaz-Pintado Moraleda): Sí, sí.

Tenemos pues que el “engaño” a Acebes dura no más de cinco horas y media. Esto es importante, porque a partir de este momento Acebes tendrá siempre la información correcta. ¿Cómo puede entonces, como afirma Múgica, meterse cada vez más en la trampa de ETA, tanto más cuanto que no ha habido ningún evento relevante que le reafirme en dicha sospecha durante ese tiempo?

Al mismo tiempo, De la Morena informa de los hallazgos de la furgoneta, según propio testimonio. Es decir, que en la reunión de las 18:00 Acebes conoce ya la existencia de la furgoneta y su contenido, aunque presumiblemente lo conocería incluso a hora más temprana (recordemos que De la Morena informa a Díaz-Pintado a las 16.00, y lo lógico habría sido que Díaz-Pintado informara a sus superiores de un desarrollo tan importante). Nuevamente, falso que se hayan alargado artificialmente los tiempos en lo que se refiere a la furgoneta. El único tiempo que podría considerarse prolongado es el del tratamiento de la cinta por la Policía Científica, y como vemos no es relevante porque ya había una traducción informal previa, de la que De la Morena informa a Acebes en la reunión de las 18:00. Dicho tratamiento no tiene pues el menor impacto en el flujo de la información hacia el ministro.

Pero incluso suponiendo que Acebes no supiera nada hasta la reunión, volvemos al tema de siempre:

Pregunta relevante #3: ¿Acaso alguien manipuló la agenda de Acebes para que la reunión fuera a las 18:00 y éste se siguiera metiendo (por quién sabe qué medios) en la trampa de ETA? ¿Acebes no tenía voluntad propia?

Finalmente, a las 20:00 Acebes realiza su segunda comparecencia. En ella da cuenta del hallazgo de la furgoneta y de su contenido, y declara que ha ordenado que se abra una segunda línea de investigación, aunque la prioridad sigue siendo ETA.

Nuevamente, no parece posible que la hora de dicha comparecencia haya sido determinada por nadie más que el propio Acebes y su entorno. Fijémonos que Acebes pudo perfectamente haber elegido no comparecer por segunda vez en el día, y dejar que todos nos fuéramos a dormir ignorando la existencia de la furgoneta.

Fijémonos además en la importancia de la comparecencia. Es la primera vez que el gobierno expresa dudas sobre la autoría etarra. Es la primera vez que los ciudadanos escuchamos, de boca del ministro del Interior, que hay indicios que apuntan a un origen islamista, aunque Acebes no lo planteara explícitamente. El propio Múgica lo dice:

Pero la noticia de la jornada, la que hace que todo dé un vuelco definitivo, es la aparición de una cinta de audio con versos del Corán. Comienza a asomar así lo que un veterano investigador de la policía ha definido como el cuento de Pulgarcito, alguien que encuentra el camino porque previamente ha dejado las piedrecitas blancas que le indican el mismo. En la furgoneta hay también una casete en árabe -junto a otras de Plácido Domingo- pero lo que nadie dice es que la cinta, grabada en Arabia Saudí e interpretada por un cantante, corresponde a unos versos de iniciación al Corán, algo que no cuadra en un peligrosos y fanáticos terroristas islámicos. Es como si en manos de unos terroristas integristas católicos del IRA se encontrara un librito de iniciación al Catecismo. Pero el efecto mediático ya se ha producido.

La cinta es pues fundamental para los conspiracionistas, y en ello llevan razón (¡finalmente encontramos algo en que la llevan!), porque dicha cinta provocó una profunda impresión en la opinión pública. Aunque los responsables de la investigación, y el propio Jesús de la Morena en particular, declara en la Comisión no haberle dado relevancia fundamental a esa cinta, lo cierto es que la opinión pública sí la tuvo. No hay más indicios reales que apunten a la autoría islamista hasta los arrestos, aunque si queremos ser honestos tenemos que mencionar la ocurrencia de dos eventos que refuerzan la hipótesis islamista en la mente de algunas personas (probablemente nunca sepamos cuántas), a pesar de haberse revelado ambos falsos con posterioridad:

a) La reivindicación de las Brigadas de Abu Hafs Al Masri al diario londinense Al Quds al Arabi, que tuvo mucha difusión y discusión, sobre todo en redes de la izquierda alternativa en Internet;
b) La falsa noticia del suicida que difundió la Cadena SER por la noche del día 11.

Ambas noticias, por cierto, negadas en su momento por el gobierno. Se puede polemizar mucho sobre si estos eventos, y en particular el segundo, fueron parte de una campaña de intoxicación o no. Yo no tengo elementos para inclinarme por una opción u otra, aunque me parece evidente que esos días los medios de comunicación tomaron partido con rapidez e intentaron a partir de ese momento arrimar el ascua a su sardina. Lo que sí puedo afirmar es que ni (a) ni (b) fueron parte de la conspiración que denuncian los conspiracionistas. Y puedo afirmarlo porque estoy demostrando por otros lados y mediante otros argumentos que esa conspiración no existió. Nada puede ser parte de algo que no existe.

Nos quedamos en que sólo hay dos elementos materiales que apuntan en dirección islamista entre el 11 y el 13 de marzo. Pero también hemos dicho que De la Morena no pensaba que el primero, la cinta, fuera relevante. Y no lo pensaba porque el traductor inicial le había dicho, y él lo trasladó a Acebes, que se trataba de una cinta comercial con versos coránicos comunes en ciertas épocas del año.

Según hemos sabido después la Sura del Corán que contenía esa cinta no era tan inocente (insta al martirio y la yihad y parece ser común escucharla entre fundamentalistas), pero contrariamente a lo que dice Múgica, nadie le dio pública y oficialmente esa importancia en ese momento. Acebes dijo en su comparecencia que la cinta estaba dedicada “a la enseñanza”. Hay una cierta distancia entre lo que dice Acebes (“enseñanza”) y lo que dice De la Morena que le trasladó (“versos coránicos de recitación normal en ciertas épocas”), pero no nos fijemos ahora en esas minucias ni nos preguntemos si Acebes intentó quitar aún más importancia a la cinta.

Lo que es definitivamente falso –¡qué raro!– es lo que dice Múgica. Por supuesto que, contrariamente a lo que él sostiene, se nos dijo que la cinta era inocua. Lo dijo el ministro en persona y en comparecencia emitida en directo. Pero no es la única falsedad de Múgica. Tampoco esta cinta es comparable al Catecismo, como afirma. Las Suras son capítulos del Corán, parte de un libro sagrado que es recitado y memorizado por todos los creyentes.. Es comparable, si acaso, a un fragmento del Evangelio, pero no al Catecismo. Curiosa en todo caso la memoria selectiva de Múgica. Se acuerda de lo que dijo el ministro (es el único, que yo sepa, que habló de “enseñanza”), pero se olvida de que fue el ministro quien lo dijo.

En todo caso, lo importante de todo esto es que el anuncio público del hallazgo de la furgoneta es fundamental. Y entonces se plantea la:

Pregunta crítica #11: ¿Cómo sabían los conspiradores que Acebes hablaría de la furgoneta y de la segunda vía de investigación el día 11 a las 20.00h?

En realidad, reconocemos en ésta un caso particular de nuestra pregunta crítica #1. Nicmeacuerdo argumentaba que los conspiradores no necesitaban que Acebes dijera públicamente lo que dijo en cada ocasión. Tenga o no razón, lo cierto es que la hipótesis de Pulgarcito plantea que las comparecencias de Acebes fueron teledirigidas. Pero además no parece razonable suponer que el hecho de que dichas revelaciones llegaran a la opinión pública de la mano de una información periodística tendría el mismo impacto que si el propio ministro las reconociera. De todas formas, tanto en el planteamiento de Nicmeacuerdo como en mi respuesta anterior entramos en el terreno resbaladizo de la especulación. Atengámonos a lo que ocurrió y cómo dicen los conspiracionistas que ocurrió.

Hemos visto no sólo que la sucesión de eventos del día once de marzo es prácticamente imposible de manipular de forma remota por un conspirador casi omnisciente y omnipotente, sino que también, en el camino, hemos ido desarmando muchas de las afirmaciones de Múgica en su artículo original, constatando su falsedad. Hemos visto cuánto se “equivoca” este hombre, uno de los héroes de los conspiracionistas. Pero falta aún un trecho, como he adelantado. En las siguientes entregas hablaremos de la mochila de Vallecas, sobre la que las afirmaciones conspiracionistas son incluso más delirantes. La trama se espesa.

Comments

138 Responses to “Pulgarcito el Conspirador (II)”

  1. lejianeutra dice:

    Tad, hombre, siempre liando al personal

    1) Las presuntas coacciones a “Cartagena” (no demostradas) sólo serían importantes para el Sumario si hubieran conseguido su objetivo, que el confidente no pudiera hablarle a la Justicia sobre ETA. Pero ya te he demostrado con un par de enlaces que sí pudo hacerlo, y la Justicia investigó esas informaciones, como también te he demostrado. ¿Que tú crees que la Justicia lo que hizo fue pasarle el tippex a dichas informaciones? Po bueno, po fale… Si la Justicia iba a actuar así, ya me dirás que falta hacía prohibirle declarar a “Cartagena”.

    2) Lo de “presentar como radicales” a los radicales sí que es de traca, es como disfrazar a un elefante de elefante. Tad, si no eran radicales islamistas, ¿de qué relaciones ETA-islamistas nos habla El Mundo? Para vincular a ETA con los islamistas necesitamos islamistas, Tad.

    ¡Qué nivel, Maribel!

  2. Tad Pole dice:

    Mangeclous #98: He repetido varias veces que yo creo que no fueron los de ETA y su mención o no ante los jueces solo demuestra (para mí) el interés del gobierno por que ETA no aparezca en el Sumario del 11-M en pleno pasteleo, digo, negociación.

    A mí lo que me interesa es la denuncia que hace el confidente y de la que lejianeutra y otros pasan olímpicamente:

    El modus operandi de la UCIE de utilizar confidentes para pringar a inocentes en causas abiertas.

    Y como soy un mal pensado, imagínese. Me da por pensar que han hecho lo mismo con los del 11-M:

    La UCIE ha utilizado confidentes para pringar a inocentes en una causa abierta.

    ¿Le parece muy retorcido?

    Delwol, casi me han saltado las lágrimas ¡¡ de risa !!

  3. Rasmo dice:

    Delwol 97.
    Se equivoca en lo del ácido bórico. El informe oficial no deja la referencia a joven antisistema y quita solo ETA. No. Quita todas las referencias. Si eso estaba bien o mal es algo que se ha discutido mucho por aquí. Pero ya expone usted que no va a cambiar de opinión. De acuerdo, pero al menos verifique los datos en los que basa sus creencias.

  4. Lior dice:

    Delwol, casi me han saltado las lágrimas ¡¡ de pena !!

    Tanto tiempo callado para decir sólo eso.

    Yo pensaba que, cual Zaratustra, se había retirado a la montaña… para pensar y reflexionar alejado del mundanal ruido. Parece que solo se retiro (vaya uno a saber por qué razones). Y ahora que ha vuelto para mezclarse con el fango no es capaz de liberar nuestros espíritus.

    Somos todos unos borregos.

  5. Rasmo dice:

    Me pregunto por qué lo que ahora (¡ahora, precisamente ahora!; estos chicos tienen una memoria algo retrasadilla…) dice Cartagena se da por verdad absoluta. Ojo, no es algo que “supuestamente”, “alega”, “aduce”, etc. NO. Es la verdad. El pobre fue coaccionado. Como los presos de ETA, que siempre denuncian malos tratos. ¿Por qué Cartagena tiene más credibilidad que cualquiera de las instituciones del Estado? Ah, es que gobierna el PSOE.

  6. Mangeclous dice:

    Tad Pole: pues Cartagena tendrá que demostrar sus acusaciones ante el tribunal. Y, si fue tan valiente como para no ceder a las supuestas presiones de la UCIE, ¿cómo es que no lo fue para denunciar ante Del Olmo o Garzón dichas presiones en su día? ¿Por qué presenta su denuncia justo cuando el juez detiene a su “controlador”, cuyas posibles filtraciones empiezan a ponerse en entredicho?

    Saludos.

  7. delwol dice:

    Querido Pedrulis:

    Sin animo de polemizar, eso ya lo hice hace algún tiempo en este mismo foro, y no me encuentro con fuerzas de volver a hacerlo, le recomiendo que se tome mi mensaje en tono sarcástico, y humorístico, mis pretensiones no eran otras las de exponer algunas dudas que se me presenta de forma entretenida. Así que no comience usted insultándome, sino que le ruego que lo intente usted otra vez y lo haga de la misma forma que lo hago yo, con respeto mutuo.

    Así, de esta forma le diré que quizás yo no se que es “variable libre”, pero usted no sabe que “matematicas, logica, revision”, y otras palabras se acentúan. Y que la sucesión de las palabras “ninguna de las incógnitas” implica que se desconocen TODAS las incógnitas. Veo con asombro que usted es un discípulo aventajado de todos esos científicos que he nombrado antes. Solo de esta forma puedo explicar que si en mi mensaje digo que se desconoce A,B,C,………….,Z, usted diga a renglón seguido que se desconoce A,B,C…. pero se conocen X,Y,Z.

    Vuelvo a preguntarle, con todo el respeto del mundo, que parte de la frase “ninguna de las incógnitas” es la que no entiende. Con sumo gusto se lo explicaré en otro mensaje.

    Un cordial saludo.

  8. anónimo de Cartagena dice:

    106
    Mangeclous Says:

    Diciembre 4th, 2006 at 13:46
    Tad Pole: pues Cartagena tendrá que demostrar sus acusaciones ante el tribunal.

    Ojalá tenga que hacerlo. El problema es cuando. ¿mañana? ¿la semana que viene? ¿el año que viene? ¿el siglo que viene? ¿nunca?

  9. Mangeclous dice:

    anónimo de Cartagena: ¿qué más da? Si sus acusaciones son ciertas, los policías que le presionaron responderán por ello. En todo caso, puesto que “Cartagena” no cedió a esas supuestas presiones y reveló al juez todas esas informaciones, el resultado de esa denuncia es irrelevante para el caso del 11-M.

    Saludos.

  10. delwol dice:

    Saludos Lior.

    Yo también me alegro de volver a verte.

    Un cordial saludo.

  11. sachete dice:

    109
    Mangeclous Says:

    Pa mí que el problema va a ser que el tal Cartagena se inventó la relación con ETA, como pasó con el acido bórico. Y el pobre ahora debe andar acojonadillo.
    Afortunadamente siempre queda el recurso mágico: “los socialistas son tuneadores de profesión”. Si me pillan tuneando pruebas para que aparezca ETA en el sumario, es mentira, son los socialistas que no quieren que se sepa “la berdaz”.

  12. Lior dice:

    Igualmente delwol. Prodíguese más por aquí, hombre, que era un contertulio agradable con el que “discutir”.

    Yo entiendo sus ganas de poner un poco de humor a la cosa. Si, esto realmente cansa. Pero yo que usted me tomaría bastante en serio el comienzo de su escrito. El eje del Mal que usted propone de FJL, LdP, PJR y demás a mi ni me va ni me viene y usted colegirá conmigo en que los mensajes que sueltan estos (sobre todo el primero y el último) tienen de todo menos subliminales.

    Pedrulis, a pesar de las faltas de ortografía (que creo que usted es bastante inteligente de no entrar en dichos “mareos de perdíz”) le dice a usted que si no se conocen todos (TODOS) los componentes de un compuesto se faltaría al rigor científico si uno afirma que ES dicho compuesto. . Esa primera duda se la acabo de solucionar (espero no haber cometido ninguna falta de ortografía, no vaya a ser que se derrumbre todo el argumento). Del resto de dudas que usted, sarcásticamente (con mayor o menor elegancia, pero esa consideración no es relevante), menciona permítame solo contestar a una. En parte motivado por una extraña sensación de que usted volverá a retirarse a la montaña para traernos la luz, esta vez en condiciones. Y el esfuerzo que me supone estar repitiendo una y otra vez razonamientos sencillos (que hasta un hombre sabría hacerlo como diria FAGOR) que ustedes (no se lo tome mal) una y otra vez niegan me lleva a un insoportable hastío y cansancio espíritual del que, cada día más, me cuesta recuperarme. Como le decía, permítame plantearle una cuestión acerca de una de sus “dudas” con la esperanza de que esta vez usted se quedará aquí, en la ciudad, con nosotros, pobres borregos.

    ¿Quién afirma que los terroristas sólo

  13. Lior dice:

    Perdón, publiqué sin querer (¿o a lo mejor queriendo? QUEREMOS SABER)

    Como le decía delwol (continuo con la cuestión)

    ¿Quién afirma que los terroristas sólo se desplazaron en dos vehículos con todos esos artefactos?

    Me encantaría leer el extracto de la fuente judicial que afirma tal cosa.

  14. delwol dice:

    Saludos Rasmo:

    Con todo el dolor de mi corazón reconozco que tiene usted toda la razón del mundo, y yo estaba equivocado. No sólo desaparece ETA, sino que también Anarquista e insecticida. Así pues la ecuación final queda A.Bórico = ??.

    Fuera bromas, no pretendía ser exacto en mi mensaje, siento si ha molestado a alguien, y de verdad,

    Un cordial saludo.

  15. Lior dice:

    Me cuesta recuperarme

    ve lo que le decía del hastío.

    Tad!!! ataca!!!!

  16. Tad Pole dice:

    Lior 115 Tranqui tronko

    Ego te absolvo a erratis tuis
    In nomine Mater et Poster ….

  17. Lior dice:

    Multuum gratias Domine omini Tad.

  18. wilf dice:

    113 Lior Says:

    Pues es exactamente lo que yo pienso, pudo haber más de dos vehículos para el traslado de los vehículos.

    Pero ahí, los conspiranoicos sí tienen un argumento al que se van a aferrar cual clavo ardiendo: en la redacción del escrito de acusación de la fiscalía se da a entender que utilizaron sólo esos 2 coches.

    Resulta evidente que es un error en la redacción o de apreciación por parte de la fiscalía, pero que quedará aclarado y más que aclarado en el juicio, donde se acabará diciendo que esos dos coches fueron utilizados sin precisar que sólo fueron esos dos los vehículos usado spor los terroristas.

    Lamentablemente, no se dan cuenta los conspiranoicos que aunque no se precise el modo en que llegaron algunos de los terroristas a la estación de Alcalá, eso no echa por tierra su acusación en el jucio. Lo que sí sirven los coches que aparecieron es para inculpar a algunos de los que sí se tiene constancia de que los utilizaron, pero no exculpa a los demás, pensar eso es ridículo.

  19. Tad Pole dice:

    Lior 117: Penitenciágite! Vide cuando draco venturus est a rodegarla el alma tuya! La mortz est super nos! Ruega que vinga lo papa santo a liberar nos a malo de tutte las peccata! Ah, ah, vos pladse ista nigromancia de Domini Nostri Iesu Christi! Et mesmo jois m’es dols y placer m’es dolors… Cave il diablo! Semper m’aguaita en algún canto para adentarme las tobillas.

  20. pedrulis dice:

    #107 Estimado Sr. Delwol:

    Permítame que le llame la atención sobre el hecho de que no me conoce de nada. Por tanto no me parece pertinente el “Querido”..
    Sobre su “argumentación”, al margen de si uno pone o no acentos, parece deducirse que usted cree que los técnicos que han analizado los focos no han sido capaces de identificar NADA. Lo que es simplemente falso. Así que cuando se dice “genéricamente dinamita” claramente es porque se han detectado los compuestos que dejan todas las dinamitas al estallar. Y no se sabe que tipo de dinamita estallo porque simplemente no se ha podido detectar todo.
    Esto es bastante sencillo. ¿Podía indicarnos brevemente que es lo que no ha entendido?

  21. Lior dice:

    #119 o como no saber cuando parar.

  22. Fernando dice:

    Sr. Arean #39.

    Hacia tiempo que no seguía el debate en un blog, y debo reconocer que me he reido un rato leyendo alguno de sus mensajes.

    El término “audaz” que utiliza para definir la posición de la Fiscalía, me desconcierta.

    En una cosa si estamos de acuerdo, … el juicio va a ser muy interesante, pero yo sigo viendo muy difícil, con las pruebas que conozco del caso, que se condene a los tres imputados como autores materiales.

    Un saludo.

  23. delwol dice:

    Estimado señor Pedrulis:

    Evidentemente se que sabe usted utilizar correctamente los acentos, y si no los pone es por pereza, y no por desconocimiento, era una “pequeña venganza” mía por los descalificativos que me soltaba.

    Evidentemente también, supongo que algo debieron de encontrar que permitiera denominar aquello como dinamita. Pero sinceramente no acabo de entender como es posible que no se nos diga que fue eso que se encontró. ¿Acaso sería descubrir un secreto importantísimo, si nos dicen que fue lo que se encontró?. Quizás usted se sienta satisfecho con “componentes genéricos de dinamitas”, a mi me gustaría saber cuales son esos componentes. Quizás a usted le valga la rectificación de Manzano, “cuando dije nitroglicerina, quería decir dinamita”. A mi, sinceramente, no me vale.

    Mire usted, en muchos ámbitos se utiliza de forma incorrecta la palabra dinamita como sinónimo de explosivo. Pero seguro que usted sabe, de leer todos los comentarios que por aquí se escriben, que existen múltiples tipos de dinamita, y que no todos los explosivos son dinamita. Por tanto resultaría muy importante saber que fue lo que se encontró, puesto que quizás permitiría descartar ciertos tipos de dinamitas.

    Quizás, por el contrario, sea irrelevante que fue lo que se encontró, y ciertamente estos componentes solo permitan identificarlo como dinamita. Pero permítame decirle que en este caso en particular, yo me baso en pruebas científicas (no conocemos que se encontró => no podemos afirmar que sea dinamita) mientras que usted se basa en la fe (me dicen que eran compuestos genéricos de dinamita, pero no me dicen cuales => me creo que era dinamita).

    Un cordial saludo.

  24. pedrulis dice:

    #123
    Estimado Sr. Delwol:
    Aunque el tema es totalmente irrelevante le informo que le estoy escribiendo con un portátil con el teclado en ingles y en el que efectivamente da pereza escribir acentos. Y por otra parte, no intentaba descalificarle personalmente a usted, sino a su argumento. El tono no era el adecuado así que sírvase considerarlo retirado.
    En cuanto al tema de la composición química efectivamente no es lo mismo “dinamita” que “explosivo”. Por tanto si un profesional que ha realizado los análisis pertinentes, declara que se trata de dinamita, yo deduzco que no ha encontrado restos de cloratos (no era cloratita) ni de aluminio (no era amoral ) ni …. Yo en principio me lo creo.
    ¿Usted no?
    ¿Por qué no ¿

  25. Flashman dice:

    Dewol:

    Sí está constatado que lo que estalló en los trenes fue dinamita, lo que se desconoce es su marca comercial.

    Te recomiendo la lectura del blog de Peón Gris.

    Me uno al coro de re-bienvenida. ;-)

  26. wilf dice:

    122 Fernando Says:

    Pues con todo, las pruebas existentes son mayores en número y contundencia que las que han servido para condenar hoy a los etarras que atentaron contra Eduardo Madina.

    Dentro de unos días se sabrá el veredicto contra Txapote por el asesinato de Gregorio Ordóñez, contra el que la principal prueba de cargo es la confesión de otro etarra. Adivine cuál será el veredicto. Por cierto, en este caso, pese a no encontrarse el arma del crimen, no he oido a los aficionados al discurso “no se sabe qué explotó en los trenes” decir: “no se sabe qué pistola disparó contra gregorio Ordóñez”. ¿Se les ha pasado por alto este caso?

    Ya sabe, sería incongruente que mantuvieran posturas distintas en función de cuál sea el caso, ¿no le parece?

    Por mi parte, no tengo razones para pensar que la Audiencia Nacional actuará de forma distinta en ninguno de los 3 casos.

  27. #93:

    No, Tadpole, no soy uno de los editores de ese artículo. El único artículo de la Wikipedia en el que colaboro más o menos activamente es el del 11-M en inglés, o más bien en el debate sobre el mismo. Lo que sucede es que las teorías conspiracionistas tienen mucho tiempo de existir. Tanto tiempo como el viejo “¡los judíos envenenaron el pozo!”.

  28. Delwol #123:

    Bienvenido de nuevo.

    El error que usted comete es pensar que la Policía y el juez de instrucción están para resolver todas sus dudas y preguntas. No es así. La policía trabaja para el juez, y éste para convencer a un tribunal de la culpabilidad de los procesados.

    En todo caso, le hago notar dos cosas sobre Sánchez-Manzano:

    1) En la misma comparecencia que usted cita se declaró experto en desactivar explosivos, no en explosivos.

    2) Cuando mencionó la nitroglicerina, inmediatamente añadió esta frase “componente común a todas las dinamitas”. Esto claramente es un error, como usted bien sabrá. ¿Por qué entonces la primera parte de esa frase no puede ser un error, sobre todo a la clara luz de que el señor Manzano desconocía la existencia del nitroglicol ya que no es un experto? Casi todo el mundo que sabe algo (pero poco) de explosivos piensa que todas las dinamitas llevan nitroglicerina.

    Hay otra cuestión. No sólo es SánchezManzano; la perito que hizo las pruebas habló genéricamente de dinamita sin poderla identificar. Lo ha testificado en comisión el comisario Cuadro, jefe de Sánchez Manzano y subordinado y amigo de Díaz Pintado, a su vez hombre de todas las confianzas de Agustín Díaz de Mera. ¿Miente Cuadro y se equivoca sobre su catadura moral Díaz Pintado?

  29. delwol dice:

    Saludos Flashman:

    Muy instructivo el enlace que me pones. Tengo que leerlo más detalladamente, pero realmente esta muy bien documentado.

    Pero, salvo equivocación mía, los documentos a los que hago referencia no se refieren a unas conclusiones, sino a unos análisis en concreto. Es decir, quizás todas las pruebas indiquen que lo que estalló en los trenes era un tipo de dinamita, pero estamos hablando de los análisis que se hicieron a los restos de las explosiones.

    Y aquí la cosa es clara, para definirlo como dinamita, se tuvo que encontrar algo, ese “algo” quizás sólo permita decir que era dinamita, pero ¿Por qué no nos dicen que era?

    Un cordial saludo.

  30. Lior dice:

    ¿Por qué no nos dicen que era?

    En fin.

  31. Lior dice:

    Es que no salgo de mi asombro delwol. ¿Has estado en un congelador en todo este tiempo o no has salido del weblog de LdP?

    Que Tad nos diga que pase lo que pase siempre estará la sospecha porque el ya tiene la convicción moral de que se han falsificado informes y esas cosas… pues mira… que se le va a hacer… materia gris desperdiciada… pero tú que siempre pareciste juicioso. Solo una pregunta

    ¿Por que debería ese alguien desconocido (supongo que los jueces o los TEDAX, no sé…) enseñarte nada?

    Tengo el intríngulis.

  32. delwol dice:

    Saludos L.F.Arean:

    Encantado de volver a charlar con usted.

    He de contradecirle en su último mensaje, no son dos errores los que comete Sánchez manzano en esas pequeñas frases suyas que hemos analizado sino tres, falta que tampoco es experto en desactivación de explosivos, como reconoció la última vez.

    Pero analicemos estos tres errores.

    El que le nombro yo, es fruto de la soberbia, como jefe de los tedax se atribuye unos meritos que no posee. Esta mal, pero es comprensible. Llamémoslo un “pecadillo”.

    El decir que la nitroglicerina es un compuesto habitual de todas las dinamitas, es un error imperdonable en alguien que poseía el puesto de jefe de los tedax. Pero no se puede achacar a la mala fe, sino al desconocimiento total de su trabajo.

    El tercer error, no se puede atribuir a ninguno de los dos casos anteriores, recordemos las palabras de Manzano (no textual) “sólo se encontró nitroglicerina, y la nitroglicerina….etc…” . Sinceramente Don L.F.Arean, puedo llegar a admitir que fue igualmente un error, y que lo que quería decir era dinamita en vez de nitroglicerina, pero reconózcame que hay que hacer encaje de bolillos para creérselo.

    Saludos Lior:

    ¿y por que no deberían de enseñárnoslo? Le recuerdo que no es a mí a quien se lo estaría enseñando, sino a todos los que defienden o se oponen a la versión oficial. También le recuerdo que no se estaría revelando ningún secreto importantísimo para el juicio, ¿Qué importancia puede tener que sepamos que fue lo que encontró?

    Es más, no soy sólo yo el que lo ha pedido, lo ha pedido la defensa, lo ha pedido algunas de las acusaciones particulares, y lo han pedido los que defienden la teoría conspirativa. Le aseguro que si yo tuviera esos análisis en mis manos, y en ellos se demostrase que lo que se encontró, era sin lugar a dudas dinamita, lo sacaría en televisión, en la radio, en los periódicos, en Internet, y en cualquier otro medio de difusión, de forma que hiciese callar a todos aquellos que dudan, asentaría la versión oficial, y además dejaría en muy mal lugar al periódico El Mundo.

    ¿Le parecen pocas razones para que nos muestren que son esos “componentes genéricos de la dinamita”?

    Saludos cordiales a los dos.

  33. wilf dice:

    132 delwol Says:

    ¿y quien le asegura al juez que si actuara “contra el procedimiento” habitual se iban a quedar satisfechos aquellos que demandan información? En caso de sentar ese precedente, debería hacerlo siempre desde ese momento en adelante.

    Si los conspiranoicos existen (yo creo que sí), por definición: ante cada duda resuelta planterarán otra. De manera que en caso de hacer caso a sus peticiones, el juez Del Olmo se vería condenado a un proceso infinito de resolución de dudas a quien no tiene porqué resolvérselas.

    Y , ¿qué pasaría si excepcionalmente en este caso se resolvieran y ante la siguiente, y viendo el cachondeo, el juez se plantase? Lo sabemos todos, a coro le gritarían: “tenemos razón y algo oculta respecto a este nuevo enigma ya que esta vez no quiere respondernos”.

    Que el juez no haga caso al ruido de la calle, lo único que puede delatar es su lucidez.

  34. Delwol #132:

    De acuerdo con que Sánchez Manzano no parece muy experto. Pero precisamente por ello los dos últimos errores que usted menciona, y que son inseparables (están dichos en la misma frase y uno explica el otro), son perfectamente razonables. Cuadro dice en la Comisión (lea este mismo artículo) que él estaba presente cuando la técnico dijo lo de “componentes genéricos” sobre las 14:00 del jueves 11. Tenemos pues tres testimonios distintos que coinciden, el de la técnico, el de Sánchez Manzano y el de Cuadro. Además de que a éste no le han impugnado sus superiores Díaz Pintado y Díaz de Mera.

    Permítame además terciar en su respuesta a Lior. No dudo que esa información saldrá en el juicio (es seguro que la defensa y la acusación de la Asociación de Ayuda, en curiosa coincidencia, la impugnarán), pero en los tiempos del propio juicio. En general el juez tiene cosas más importantes que hacer que desmentir conspiracionistas. Yo estoy de acuerdo con usted que sería mejor conocer ese testimonio ya, pero del hecho de no conocerlo en todos los focos no se deduce voluntad de ocultación. ¿Recuerda cuando nos machacaban con que no había metralla? Pues bien, después de un tiempo supimos que sí la había. Por cierto que aún estoy esperando que el conspiracionismo se retracte. En vez de ello han intentado tejer todo tipo de hipótesis ad hoc sobre la metralla encontrada.

  35. Flashman dice:

    Dewol, no se si te parecerá relevante pero el SUP lleva pidiendo el cese de Sánchez Manzano desde que gobernaba el PP.

  36. Q ue pena de tiempo se esta perdiendo en Espña pues estos pobres arabes son innocentes que se lo pregunten al todo poderoso de Marruecos estos povres molestaban para marruecos, como se puede morir esplosionandose en el piso y no dejar rastro de sagre y que pasa que no hay los demas vecinos en la finca estos estaban mas que muertos, entonces como estaban muertos les pusieron los eplosibos pero la sagre ya no podia salir porque estaba conjelada,
    Esto esta hecho en España por la misma persona que mando dar el golpe de Estado y se ajudicaron a MILAN del BOSCH COMO LA MUERTE DE CARRERO BLANCO QUE FUE LA ETA todo fue mentira fue un complo por el todo poderoso con los AMERICANOS, que no medigan que los explosivos se pueden sacar de la mina es mentira mi Padre estuvo TRAVAJANDO EN LA MINA Y ESO ES IMPOSIBLE

  37. Rotundo dice:

    pues estos pobres arabes son innocentes

    ¿Ya hay sentencia?

    como se puede morir esplosionandose en el piso y no dejar rastro de sagre

    Pulse arriba, donde pone “Foros”, y lea un rato.

    y que pasa que no hay los demas vecinos en la finca

    Sí, y están sin casas y muuuy cabreados. Para que usted vaya a decirles que todo fue teatro, vamos.

    les pusieron los eplosibos pero la sagre ya no podia salir porque estaba conjelada,

    No sé usted, pero yo no descongelo mi nevera con dinamita. Ahora, supongo que con una buena explosión, lo que esté dentro, congelado o no, sale.

    Esto esta hecho en España por la misma persona que mando dar el golpe de Estado y se ajudicaron a MILAN del BOSCH COMO LA MUERTE DE CARRERO BLANCO QUE FUE LA ETA

    Pues debe tener ya una edad, el hombre. No sé cómo sigue tan activo. ¿Jalea real?

    Q ue pena de tiempo se esta perdiendo en Espña

    Imposible no estar de acuerdo en eso.

Leave a Reply