Reivindicación del agente nº 74693: vio a Oulad Achka y Bouchar

Despues del primer artículo de Morenohijazo con la reinvindicación de funcionarios públicos, seguimos con ello, ahora con un funcionario policial. Esperamos que esta nueva serie os guste, Desiertos Lejanos, despues de un tiempo de paralisis, parece estar retomando el trabajo.

Continuando con el trabajo de reivindicación de los servidores públicos difamados por los sicarios de Del Pino, topé con muchas referencias al agente del CNP número 74693 ( escala básica) , perteneciente al grupo de islámicos de la Unidad Central de Información Exterior. Es, como ya sabrán, uno de los policías que persiguió a Bouchar, y el que reconoció a Mohamed Oulad Akcha, asomado a una ventana. Por consiguiente, que diría un antaño presidente del Gobierno, ha sido insultado, vilipendiado y machacado por Luis del Pino, Pedro Jota, Federico, y todos los peones que se han asomado el sumario.

Para ejecutar (nunca mejor dicho) mi refutación estuve tratando de encontrar y sistematizar comentarios del blog “Los enigmas del 11-M” en los que se atacara a 74693; pero de repente di con una serie de post de la peona (creo) CRISSIS en los que se ordenaban todos los ataques contra él, lo cual facilitaba mi trabajo y el de los lectores.

Vamos a pasar, pues, a ver de qué se le acusa:

1) Este es el único testigo que afirma haber visto a algún terrorista vivo en Leganés : a Abdelmajid Bouchar (que salió del piso con una bolsa de basura y luego huyó) y a Mohamed Oulad Akcha, asomado a una ventana . Es el encargado de relatar la versión final de la llegada a Leganés (recordad otras versiones anteriores) en la que los terroristas disparan a la calle y se hace necesario desalojar el piso y montar un cordón de seguridad en torno a él. De no existir tal tiroteo, los geos no hubieran sido llamados y la explosión no hubiera sido necesaria . El guionista de esta farsa necesitaba un detonante para iniciar la función y éste es el tiroteo narrado por el 74693.

Error: Es el único que había visto a ambos terroristas y lo declaró en el juicio. Que no es lo mismo.

El comisario del CNP nº 11401, que no se desplazó al lugar de los hechos, declaró ante el juez del Olmo que telefónicamente sus subordinados le habían informado de que habían perseguido al individuo de raza árabe que luego fue identificado como Bouchar, y lo confirmó en el juicio. Varios agentes declararon ante el Atestado Policial que se levantó y que cita Del Olmo:

...En el Atestado Policial confeccionado a raíz de la explosión provocada por los moradores de la vivienda sita en la Calle Carmen Martín Gaite n° 40, 1o 2a de Leganés, el 3 de abril de 2004, se hacía constar que una vez montado el oportuno dispositivo de vigilancia por funcionarios de la U.C.I.E., se observa salir de un edificio sito en la Avenida Carmen Martin Gaite número 40 de la localidad de Leganés (Madrid) a una persona de raza árabe, portando una bolsa en la mano, la cual deposita en los contenedores neumáticos de basura, que existen en las inmediaciones de la Avda. Carmen Martín Gaite con los números impares de la calle Flora Tristán. Tras esto el individuo parece detectar la presencia policial, emprendiendo velozmente la fuga, sin que pudiera ser interceptado por los policías presentes en el lugar

Los policías presentes en aquel momento, no menos de siete, como veremos luego, deberían estar todos de acuerdo en apoyar la falsedad de sus compañeros, falsedad que, según Del Pino, suponía asesinar a siete inocentes dejando impunes a los verdaderos criminales, responsables de la masacre que había ocasionado la muerte de 191 compatriotas, padres de familia, etc…, y apoyar la falsedad de una operación en la que falleció un compañero GEO y resultaron heridos un montón de ellos ¿De verdad debemos creer que, caso e ser mentira lo que declararon ambos policías en el juicio, ninguno de sus compañeros iba a contradecirles?

El motivo de que ningún otro policía (o vecinos civiles) declarase en el juicio haber visto a Bouchar, es, también, muy sencillo. En un juicio el Ministerio Fiscal, las Defensas, las Acusaciones, piden la comparecencia de los testigos que creen van a servir mejor para sus fines. Pero, tanto por su parte, como por la del Tribunal, se vela para que no haya repeticiones y redundancias. Los testimonios que no aportan nada son eliminados. En este caso, los demás policías no aportaban nada a los testimonios de 11401 y de 74693

Continuemos:

Su participación en la mentira oficial es, por tanto, muy necesaria y determinante pero extremadamente corta ya que su papel se limita a una declaración ante el juez del Olmo el 27 de febrero de 2006, casi dos años después de los acontecimientos , como consta en el auto de procesamiento, y otra declaración ante Bermúdez en el juicio . Sólo con estas dos declaraciones , plagadas de inconsistencias y mentiras, encarcela a Bouchar.

Es evidente que CRISSIS no es imparcial ¿verdad? Pero en realidad las cosas no son como dice:

Debido a que Del Olmo decretó un estricto secreto del Sumario, no ha trascendido a la opinión pública más que su declaración del 27 de Febrero de 2006 ante Del Olmo, Este secreto sumarial, del que tanto y tan amargamente se lamentaron los conspiracionistas, se ha convertido en la práctica en un inestimable aliado para mentir y falsificar a placer, pues ellos fueron los más beneficiados, toda vez que gozaron de filtraciones de intensidad y profundidad Titanicesca (de Titanic), mientras que los que trataban de colar las noticias por el tamiz de la verdad nos quedábamos secos,

Concretamente, les ha permitido afirmar que el policía 74693 no dijo que había visto a Oulad hasta dos años después, aprovechando la declaración ante Del Olmo, e insinuando que su declaración era inventada para contrarrestar los bujeros de Del Pino

Sin embargo, como ya hemos visto, hubo un Atestado Policial , levantado sobre el terreno, en el que ya quedaron claras las líneas generales de las declaraciones de los testigos.

En los primeros días se hizo cargo del caso la juez Teresa Palacios, que interrogó a los testigos, incluyendo a los policías 11401 y 74693, y otros compañeros. Sin duda el policía ya contó ante la juez lo que sabía. El propio Del Pino escribía, el 4 de Junio de 2006…

En consecuencia, cabe suponer que ese policía comunicaría a alguien, inmediatamente después de los hechos, que había visto a Mohamed Oulad en la ventana del piso.

¿Sería mucho pedir que se nos informara de en qué fecha declaró ante la Policía o ante la juez Teresa Palacios y cuál es el contenido exacto de su declaración?

Es curioso que ya no exija esto. Sin duda, la juez Palacios hubiera intervenido si la declaración ante del Olmo hubiera sido radicalmente opuesta (o diferente) a la que ella obtuvo. Claro, que tal vez Teresa Palacios sea otra encubridora de nuestros 191 asesinatos. ¿Verdad, Del Pino?

Es, pues, radicalmente falso que 74693 sólo declarara ante del Olmo y ante Bermúdez. O que sólo declararan él y el número 11401. Se les tomó declaración a todos los agentes sin duda, y sobre más extremos de los que han trascendido a la opinión pública. Lo que sí es cierto es que se le impuso un secreto sumarial cuyo quebranto le hubiera conducido posiblemente a la expulsión del Cuerpo de Policía o incluso a la cárcel, pues él no tiene las asas de Pedro Jota, ni su deslealtad.

Respecto a la última frase, la que culpa a nuestro amigo de encarcelar a Bouchar, es cuando menos curiosa: uno creería que culpable de sus actos es [b]el propio Bouchar, máxime cuando existen tantos y tan reveladores indicios de su culpabilidad [/b]que los peones, con su acostumbrado cinismo, se han declarado asombrados de que no se le haya condenado como autor material.

Bien, adelante con otro punto:

2) ¿PARA QUÉ ES ENVIADO A LEGANÉS?
Gómez Menor relata el advenimiento de una tarjeta que le permitió contactar con un tipo que alquiló una vivienda de Leganés a unos árabes. Envía a dos policías a interrogarle y obtienen la dirección del piso. En el juicio dice:

“ … me llaman (los dos agentes) y me transmiten los datos… e inmediatamente llamé a mi jefe de unidad … “Mira, acabo de descubrir el piso de los terroristas” ….. A las 15 horas, 11 minutos y 1 se, 1 segundo, tengo conocimiento del, de ese piso, y un minuto después lo transmito a mi jefe de unidad “

Para informarse bien del descubrimiento de la tarjeta en cuestión, recomiendo el relato que Acorrecto hace en el hilo correspondiente del hallazgo de la tarjeta y la reivindicación de Gómez Menor,que también fue denigrado por Del Pino. Y, como anécdota, me gustaría saber si el uso que CRISIS hace de “advenimiento” es inocente, sin saber lo que significa exactamente, como un sinónimo de “hallazgo” o “llegada”, o sarcástico (propiamente significa “llegada, especialmente si es esperado y solemne”). Sospecho que lo segundo.

Sigamos:

¿Cómo se entera de esto el 74693? . Según el auto: “ El día 3 de abril de 2004 sobre las 15 horas se
encontraba el dicente (74693) comiendo con otros compañeros en un bar cercano al Complejo de Canillas, el Jefe de Sección, que estaba en el mismo lugar les comentó a él y a otros compañeros que se dirigieran lo antes posible a Leganés, a la Calle Carmen Martín Gaite, porque en dicho lugar habían saltado unas tarjetas telefónicas que en principio se encontraban implicadas en los atentados de 11 de Marzo de Madrid; sobre las 16 horas saldrían de dependencias policiales y se trasladaron al lugar indicado, y una vez allí todos los compañeros que fueron se distribuyeron en las inmediaciones de la finca
”.

En el juicio, el 74693 dice que : “ El jefe de sección se dirigió a nosotros y nos comentó que nos fuéramos a la localidad de Leganés, en la cual en un piso que no nos supieron decir cuál, habría algunas tarjetas de teléfono que estaban activas por la zona…” .

La expresión “habían saltado” unas tarjetas es una expresión coloquial; puede significar cualquier cosa, desde “se han encontrado”, hasta “se han encendido”, o “están activas”. 74693 lo pone en boca de su jefe, pero también puede ser que la expresión fuera de su cosecha.

En realidad, es irrelevante. En ese momento, con esa expresión, el Policía 74693 no podía saber cuál de los significados era el correcto, (no podia saber si estaban funcionando o se acababan de encender) y para un agente al que se le comunica acudir a una misión, saber si la información había sido obtenida gracias a unas tarjetas que “hemos encontrado”, “estaban activas” o “se acababan de encender”, no tenía ningún interés, por lo que posiblemente no le pareció una información a preguntar o a retener.

Y tampoco se entiende qué interés tendría en mentir durante el juicio. En realidad las tarjetas ni se encontraron porque entonces estaban encendidas ni porque se encontraban de encender, sino por una combinación de persistencia, “ojo clínico” y buena labor policial de Gómez Menor.

Simplemente, son ganas de buscar hasta la más mínima diferencia entre dos datos y, una vez hallada, se aísla -se descontextualiza- y se pretende dar la falsa impresión de que cualquier conclusión pende exclusivamente de ella, obviando así la obligación de la valoración conjunta de los datos -prueba- que permita, mediante el razonamiento, llegar a una conclusión según las reglas de la lógica y la experiencia. (¿Dónde he leído yo esto?)

Primero dice que “han saltado unas tarjetas” y luego que “estaban activas”, contradicción que Bermúdez advierte y le pregunta por ello, obteniendo repuestas embrolladas hasta que reconoce que fue a Leganés “por si habría algún implicado en los hechos que estuviera utilizándolas o estuviera portando dichos móviles por la zona”.

En realidad no es así. Gómez Bermúdez no pregunta porque le parezca una contradicción; pregunta porque, o bien no entiende la expresión, o lo quiere aclarar para que lo comprenda todo el mundo. Durante el juicio vimos que Bermúdez hacía esto con frecuencia, pedía explicaciones para que todo el mundo entendiese lo que quería decir un testigo o un perito

74693: Pues el jefe de sección se dirigió a nosotros y nos comentó que nos fuéramos a la localidad de Leganés, en la cual en un piso que no nos supieron decir cuál, ehh habría algunas tarjetas de teléfono que estaban activas por la zona; que nos fuéramos urgentemente para allá, cosa que hicimos, y en 20’, media hora o incluso antes llegamos a la zona.

GB: ¿Qué quiere decir ud. con tarjetas de teléfono que estaban activas por la zona?

74693: ¿Perdón?

GB: ¿Qué quiere decir ud. con tarjetas de teléfonos que estaban activas por la zona?

74693: Ehh, en relación de las investigaciones que se estaban llevando… ehh por el cruce de tarjetas de telefonía de los teléfonos que había o estaban relacionados con… con los hechos, me parece que era.

GB: ¿Eran tarjetas que estaban activas en relación con estos hechos o que habían aparecido en la investigación?

74693: Efectivamente.

GB: Siga, por favor.

Realmente, el testigo se expresa muy mal, este año no creo que pueda ganar “Pasapalabra”, cosa que CRISIS va a aprovechar para tratar de colar su mala oratoria como contradicciones, o por mentiras flagrantes, pero ya veremos que no es así.

3) ¿Sabía a qué dirección tenía que ir?

Como hemos visto antes y veremos a lo largo de esta serie, el 74693 no sólo miente sino que siempre responde de forma confusa a las preguntas de manera que no se sepa con claridad lo que ha dicho . Es notoria y persistente su incompetencia gramatical pero muy útil para sustentar la mentira , es torpe e impreciso , pero Bermúdez lo protege de las preguntas incómodas varias veces.

La acusación de mentir exige probar que lo que se ha dicho es falso, y, además, que se ha dicho con intención de engañar.
Y la capacidad de mentir es mala acompañantre de la confusión al hablar. Si el agente se hubiera preparado un perjurio, tengan por seguro que no hubiera tenido tan mala gramática. Por el contrario, los buenos mentirosos son muy claritos en sus falacias. Véase Pedro Jota, que hasta incluye citas clásicas.

El policía estaba muy nervioso, como quedó patente cuando, poco después, pidió que los acusados no le miraran, y el juez tuvo que tranquilizarle.

Su nerviosismo, y su escasa capacidad oratoria, hacen que su discurso a veces resulte confuso, pero nunca miente, como iremos viendo.

Las pequeñas contradicciones registradas son absolutamente irrelevantes y atribuibles al nerviosismo y al tiempo transcurrido.

En realidad, dos testimonios que, con una separación cuatro años, permanecen invariables harían sospechar que el testigo se ha estudiado el testimonio al pie de la letra. Y los conspiracionistas, desde luego, no hubieran dejado de recalcarlo.

Que existan pequeñas diferencias, desde luego, no prueba que el testimonio sea verídico, pero tampoco que sea falso

Insiste en todas sus declaraciones que es enviado a Leganés a buscar unas tarjetas pero no le dicen el piso que ya estaba localizado. El asegura que no sabe cuál es el piso hasta que se produce el tiroteo, el cual sirve para marcar de forma espectacular la guarida de los terroristas e inicia la farsa.

Véase, que aquí el testigo no se contradice: en el Auto de Procesamiento se dice…

…que se dirigieran lo antes posible a Leganés, a la Calle Carmen Martín Gaite, porque en dicho lugar habían saltado unas tarjetas telefónicas que en principio se encontraban implicadas en los atentados de 11 de Marzo de Madrid; sobre las 16 horas saldrían de dependencias policiales y se trasladaron al lugar indicado, y una vez allí todos los compañeros que fueron se distribuyeron en las inmediaciones de la finca

…lo que nos indica que los agentes conocían el portal (la finca) pero no permite aventurarse sobre si conocían el piso.

Y durante el juicio:

… nos comentó que nos fuéramos a la localidad de Leganés, en la cual en un piso que no nos supieron decir cuál…

… estuvimos hablando a ver que…qué portal podría ser, qué piso podría ser…

Aquí no es que no sepa el portal, es que rectifica porque quería decir “piso” en lugar de “portal”.

Y, a preguntas de Abascal:

…Efectivamente, no…no había un piso claro, decir el 5º H, no había, no había claro…

Traducción: No se nos dijo un piso claro, como por ejemplo el 5º H.

Pero para CRISSIS que no haya contradicción no supone que no haya mentira. El agente 74693 declara que le informaron del portal al que debía acudir, pero no del piso concreto de los sospechosos. Desde luego, los mandos policiales que se iban a hacer cargo de la operación sí debían saber más datos, pero entra dentro de lo razonable que, recién descubierto el piso, trasladadas las órdenes a los agentes que iban a intervenir en muy pocos minutos, con la precipitación del operativo, algunos de los agentes sin mando que se enviaron allí no tuvieran información completa.

Recordemos que se prohibió hablar de la operación por radio para no alertar a los terroristas, o sea que sólo el jefe de 74693 pudo haberle comunicado el piso. Y quizás ni él mismo lo supiera con exactitud en ese momento.

Y, en realidad, dado que en el Auto de Procesamiento no se define sobre si conocían el piso ¿por qué iba a cometer perjurio, como afirma CRISSIS? Si se había identificado el piso exacto y se lo dijeron ¿para qué decir que no? La propia CRISSIS se da cuenta de lo irrelevante de su hallazgo, y se inventa una supuesta dramatización para justificar que el agente deba, en su opinión, haber cometido perjurio. Pero no hace falta ser un lince para darse cuenta de que, supieran o no el piso, la conducta de los agentes desplazados a Leganés hubiera sido la misma. Aunque se les hubiera informado con exhaustividad, en ningún caso hubieran asaltado el piso. Su actitud hubiera sido la misma: vigilancia discreta, y esperar a los GEO.

El Comisario del C.N.P., número 11401, que no se desplazó al lugar de los hechos, confirmó esto último cuando declaró:

…las primeras informaciones recibidas a través del personal que se desplazó al lugar pusieron de manifiesto que el piso estaba habitado y que sus ocupantes parece ser eran personas de nacionalidad árabe. El siguiente paso fue la adopción de un control sobre el piso, a la espera de que llegase más personal

Cometer perjurio en estas condiciones es absolutamente innecesario y estúpido por parte del agente.

¿Existen los detectores de tarjetas o pensaba ir preguntando de puerta en puerta? Puesto que aparcó cerca de la calle Martín Gaite , debía conocer parcialmente la dirección buscada ¿Se la dijeron en el restaurante de Canillas o debemos hacer caso de Olga Sánchez cuando dijo en el juicio que se lo indicaron telefónicamente? ¿Dónde consta tal comunicación? ¿Ha habido conversaciones privadas entre el testigo y la fiscal?

Como queda dicho, el agente declarante y sus compañeros conocían el portal; el propio 74693 no conocía el piso, aunque no es imposible que alguno de sus compañeros lo conociera (cosa que, como ya he dicho, no suponía gran diferencia, puesto que asaltar el piso estaba absolutamente descartado).

Las palabras de Olga Sánchez durante el juicio fueron:

Cuando llegaron a la finca, a las inmediaciones de la finca que le habían indicado telefónicamente ¿qué es lo que hicieron?

La palabra “finca” no hace referencia a un piso, sino a un portal o un edificio. El propio testigo usó esa expresión en el interrogatorio ante el Olmo, así como en varias ocasiones durante su testimonio en el juicio del 11-M. Así que no procede la insinuación de que el testigo había recibido la información sobre el piso concreto de los terroristas, pero se lo calla para crear dramatismo (¡Qué deducción tan absurda!)

Conocemos que el portal o finca debió ser comunicado por el jefe, en el restaurante de Canillas, cuando les encargó la misión. Así que la dirección no les fue indicada telefónicamente (lo que, por otro lado, no hubiera tenido mayor importancia).

El error, que es de Olga, y no del testigo, se produce seguramente porque en la mente de Olga están aún presentes las tarjetas telefónicas que permitieron descubrir el portal, y de las que se acaba de hablar.

En todo caso, absurda la deducción de CRISSIS, que de eso pretende sugerir que la fiscal y el testigo pudieron preparar la declaración (cuando precisamente se ha manifestado un error, una diferencia entre lo que dice uno y otra).

Comments

One Response to “Reivindicación del agente nº 74693: vio a Oulad Achka y Bouchar”

  1. Josera dice:

    Enhorabuena os sigo desde hace mucho tiempo, soy Guardia civil y vuestros argumentos me sirven para “pelear contra los peones negros en el forodel guardiacivil.com.

Leave a Reply